El ascenso del Cirbonero a Segunda RFEF: un hito histórico

Los de Cintruénigo disfrutarán de su primera temporada en la categoría, al igual que esta campaña lo han hecho este curso Ardoi y San Juan

01.05.2022 | 21:34
Recepción en el Ayuntamiento de Cintruénigo al Cibronero.

El Cirbonero sigue los pasos de San Juan y Ardoi y la temporada que viene debutará, por primera vez desde que se fundara en 1945, en una categoría superior a la Tercera RFEF. Con cinco fases de ascenso a sus espaldas, el cuadro que dirige Xabi Mata se proclamó el sábado campeón del grupo y refrendó el trabajo que hizo en su etapa anterior Sergio Vázquez, que entrenó al club en ocho temporadas y media de las últimas diez.

Este curso, el club de de Cintruénigo comenzó siendo un tapado en la clasificación. Pamplona y Subiza comenzaron como un tiro, manteniendo el pulso entre ellos. Pero el cuadro de Lizasoain se desinfló y apareció en escena el club de Cintruénigo. "Cuando empezó la liga estuvo muy metido el Pamplona, pero se fue desinflando y luego se vio que era cosa de dos. Hemos perdido un partido, que fue ante el Subiza", analiza en primera instancia el presidente del club, Óscar Basarte.

El máximo dirigente, que reconoce encontrarse todavía en "una nube", no oculta que el objetivo del ascenso lo han estado "trabajando todo el año". "El objetivo era hacer un equipo majo, jugar la fase de ascenso y estar ahí siempre jugándonoslo. Con eso se trabajó. Ponerte como objetivo ganar la liga... eso no se hace a principio de temporada. El objetivo era seguir la línea de estos años, pero como el equipo se iba haciendo, veíamos que esto funcionaba", agrega el directivo, que vivió en Cortes un final feliz a una temporada en la que el Subiza no tiró la toalla y apuró las opciones de ascenso directo hasta la última jornada.

Basarte desvela el momento en el que consideró que el equipo era un candidato al ascenso. Fue "en la segunda vuelta, que ya estábamos pensando que podíamos. Y la plantilla era una entrega, ha sido un espectáculo verlos entrenar. El compromiso de la plantilla, que era una maravilla verles entrenar y los de la directiva nos callábamos para oírles", rememora.

El Cirbonero cierra una liga regular en la que se ha llevado el zamora y el pichichi. Entre Samuel Jordán y Mario Sesma han encajado 12 goles. Ninguna pareja de porteros ha recibido menos goles que ellos de toda la Tercera RFEF. Por otro lado, Binke Diabaté se ha convertido en el pichichi del grupo, con 14 dianas, las mismas que Bicho, del Txantrea, y Galbete, del Huarte.

Basarte, que reconoce que aunque es tiempo para descansar, en nada se pondrán manos a la obra para planificar la nueva temporada, reconoce que han recogido los frutos sembrados hace tiempo. "Llevábamos una racha que venía de antes, de Chicho. Este año hubo una renovación sustancial y seguimos con esa continuidad de estar arriba", finaliza.

noticias de noticiasdenavarra