Osasuna Magna sale del atolladero en cinco minutos mágicos (3-1)

Dani Saldise, Araça y Rafa Usín certifican una sufrida remontada y los navarros, terceros, ya pueden centrarse en la Copa de España

08.02.2020 | 20:39
Adri Ortego arma la pierna derecha para disparar a puerta en el partido ante el Antequera.

Los navarros superan al colista en un partido que se puso cuesta arriba y se van terceros a por la Copa (3-1).

PAMPLONA. Victoria de Osasuna Magna este viernes en Anaitasuna por 3-1 ante el colista UMA Antequera en un partido que se le complicó sobremanera a los navarros pero que supieron sentenciar en cinco minutos mágicos de la segunda mitad. Los verdes se van terceros a disputar la Copa. Los goles navarros los anotaron Dani Saldise, Araça y Rafa Usín.

Duelo de diferentes necesidades el vivido en el pabellón Anaitasuna. Los de Imano Arregui con el objetivo de acudir a la Copa de España situados en el tercer puesto de la tabla y queriendo batir el récord de puntos del club en liga regular que consiguió la temporada pasada con 62. En frente, el conjunto de Moli con la imperiosa necesidad de sumar puntos para evitar el descenso a segunda división.

La primera parte fue brillante para ambas escuadras, pero hubo un jugador que brilló con luz propia. Conejo se erigió por encima de todos y dio un recital de paradas. Sumado a ello el tanto de Miguel a los 15 minutos, la primera parte fue el guion soñado por los visitantes. Los verdes lo intentaron de todas formas, pero se fueron al descanso por debajo en el marcador.

La segunda mitad comenzó como la primera, con un balón al travesaño de Ibarra. Los navarros se sacudieron el polvo y metieron una marcha más. Tal fue el cambio, que llegó el empate gracias al tanto de Dani Saldise. Un minuto después Araça la puso en la escuadra para levantar a las 2600 personas que se había dado cita en Anaitasuna. Rafa Usin, en el 28, asestaba un durísimo golpe a los de Moli y ponía el 3-1.

Antequera fue a la desesperada con Miguel de portero jugador en los últimos minutos, pero no pudo llevarse nada positivo después de firmar una gran primera mitad.