Insuficiente

Basket Navarra, sin Thomas, Adrián y Lafuente, pierde ante el Ponferrada tras dejarlo todo

18.01.2020 | 06:15
Williams lanza forzado en su debut.

Entrenador

"Se ha luchado hasta el final"

Xabi Jiménez. "Sin Lamonte, Adrián y Jorge nos ha penalizado la falta de rotación. Nos hemos agarrado bien al partido y hemos brindado un buen espectáculo. No se le puede poner un pero a nadie. A quien da todo no se le puede pedir más. Una pena la lesión de Carlos para rematar la faena, pero lo cierto es que estoy contento con todos y una pena que la victoria no caiga. Nos quedan tres partidos vitales y tenemos que levantarnos. Se ha luchado hasta el final ", aseguró Xabi Jiménez antes de hablar del último fichaje. "Llegar y besar el santo, que pena la última", comentó el técnico navarro.

Pamplona - Cuando Kyle Williams se levantó, forzado, en el último segundo seguro que le pasó por la cabeza la opción de redondear un estreno más que redondo, pero un rival se elevó y taponó esa opción de llevar el partido a la prórroga. El norteamericano lideró, en su primer partido en Basket Navarra, un intento de heroica con tres bajas importantes como Lamonte Thomas, Adrián García y Jorge Lafuente que se quedó en la orilla. Ponferrada se llevó la victoria y le dejó a los navarros sin una victoria necesaria y necesitada. Eso sí, otra vez Arrosadia se quedó pequeño en el día del baloncesto navarro.

Cualquiera de los muchos que llenaron a rebosar ayer Arrosadia se echaría las manos a la cabeza al ver en el calentamiento cambiados de calle a Adrián, Lafuente y Lamonte. Tres piezas llamadas a ser fundamentales bajas por lesión. Una lacra. Xabi Jiménez tiró del filial para completar una convocatoria con chavales de cara a un partido vital.

Ponferrada llegaba lanzado y demostró el porqué. El efusivo McDonell comenzó a marcar diferencias desde el puesto de alapívot mientras Rodrigo Gómez y Doche se veían impotentes para detener al enérgico interior.

En un día en el Narros no estaba acertado en el tiro exterior, las distancias se fueron ampliando en exceso para ser un primer cuarto. Ahí apareció Williams, recién aterrizado en Pamplona, y que iba a protagonizar uno de los debuts más esperanzadores que se recuerdan por el club.

El americano acercó la contienda con dos canastas en las postrimerias del primer cuarto, dejando la desventaja en siete puntos.

No sé sabe si el impulso de la afición o qué, pero en el segundo cuarto BNC mostró cosas que hasta ahora no había enseñado. Una defensa agresiva hasta el punto de ver a Sonseca salir a robar dos balones a más de ocho metros. Esto permitió a Calvo correr para asistir a Yarnoz en varias ocasiones.

Entonces apareció el factor arbitral. Si no llega a ser por su exceso de celo (y en uno de los árbitros de exageración a la hora de realizar las señalizaciones) en una canasta y no en otra, BNC hubiera llegado con más ventaja al descanso. Al final del partido los visitantes habían tirado casi el doble de tiros libres que los locales en un partido intenso por ambos bandos.

Llegó el descanso y las fuerzas (y las faltas) comenzaron a condicionar la ya de por sí corta rotación. Williams mantuvo al equipo vivo para tener opciones en unos últimos diez minutos dramáticos.

Ponferrada sacó sus mejores armas para romper un partido, pero Basket Navarra se agarró con uñas y dientes. Para más inri, se lesionó Calvo y los locales tuvieron que jugar sin bases. Cuando el partido agonizaba, con los rojos a una canasta, McDonell se sacó un triple con la mano de Rodrigo en la cara (78-83). El partido parecía morir, pero Sonseca, excepcional todo el partido, decidió imitar a su contrincante para poner el 81-83. Una buena defensa navarra y balón a Williams, con apenas 10 segundos. Era el debut soñado para cualquiera. Pero esta temporada parece que todo sale cruzado a Basket Navarra. La semana que viene, ante Clavijo, será un cara o cruz. Y hay mucho más en juego que una simple victoria.

Basket Navarra81

Ponferrada83

BASKET NAVARRA Calvo (7), Narros (10), Yarnoz (9), Doche (9), Sonseca (16)-cinco inicial-, Gómez (7), Das, Williams (18), Estévez (2).

PONFERRADA Ortells (2), Stefanuto (2), Prince (14), McDonell (23), Smith (7)-cinco inicial-, Ramírez (14), Pérez, Casanova (13), Soarez (8).

Parciales 15-22, 27-13, 11-21, 28-27.

Árbitros Carreras y Colomer. Expulsaron a Smith, del Ponferrada.

Estadio Pabellón Arrosadia. Lleno en el día del baloncesto navarro. Se homenajeó a Juan Mantero en los prolegómenos del partido.