ESPAÑA, A OTRA FINAL

EUROPEO / EL NAVARRO ALBERTO MUNÁRRIZ BRILLA CON TRES GOLES CLAVES PARA VENCER A CROACIA

25.01.2020 | 06:15
El jugador de la selección española de waterpolo Marc Larumbe, ayer en el encuentro de semifinales ante Croacia.

España9

Croacia8

ESPAÑA López Pinedo (p), Lorrio (p); Munárriz (3), Granados (2), Sanahuja, De Toro (1), Larumbe, Delgado (1), Fernández, Tahull (1), Perrone (1), Mallarach y Bustos.

CROACIA Bijac (p), Marcelic (p); Macan (1), Fatovic, Loncar (1), Jokovic (1), Bukic (2), Vukicevic (1), Buslje (1), Milos (1), Vrlic, Benic y García Gadea.

Parciales 0-1, 4-3, 2-2 y 3-2.

Árbitro Margeta (SLO) y Naumov (RUS).

Estadio Duna Arena (Budapest).

Budapest - La selección española masculina de waterpolo se impuso ayer en un igualado duelo de semifinales ante Croacia (9-8) y logró así el pase a la final del Campeonato de Europa, que se está disputando en Budapest, donde buscará ante la selección anfitriona Hungría, que se impuso a Montenegro (8-10) su primer título continental.

De esta manera, los de David Martín disputarán su tercera final seguida de gran un gran torneo, tras las frustradas del Europeo 2018 -perdida ante Serbia- y del Mundial 2019 -ante Italia-, con el objetivo de conquistar su primer oro y añadirlo a un palmarés donde ya figuran dos platas y tres bronces continentales.

Así, la selección masculina, que buscará mañana (19.00/Teledeporte) la presea dorada que se le escapó hace dos años en Barcelona, iguala la hazaña de la femenina, que el jueves selló ante Hungría su billete a la final y que hoy se medirá por el oro con Rusia (19.00/Teledeporte). Igual que en las semifinales de las de Miki Oca, los de David Martín también tuvieron que apretar los dientes en busca del pase al partido definitivo. En un comienzo marcado por las defensas en el Duna Arena, el primer tanto tardó más de tres minutos en caer, cuando Marko Macan, con los croatas jugando con un hombre más, consiguió perforar por primera vez la portería rival para desatar las hostilidades.

Sin embargo, los españoles no fueron capaces de aprovechar las numerosas superioridades de las que dispusieron y se estrellaron una y otra vez con un Marko Bijac que se encargó de desbaratar las ocasiones españolas.

No fue hasta el segundo cuarto cuando España consiguió al fin ver puerta; Álvaro Granados dio el pistoletazo de salida a un parcial donde los ataques se impusieron. Buslje volvió a adelantar a los cuádruples vigentes campeones europeos, pero De Toro respondió rápido y Munárriz dio la primera ventaja a los suyos. Bukic dio la réplica, y aunque Delgado contraatacó, Lonkar puso el 4-4.

Munárriz, CLAVE En la reanudación, Dani López Pinedo tomó el control de la situación para frenar el primer lanzamiento croata y Munárriz, de nuevo, devolvió la iniciativa al combinado ibérico (5-4). El intercambio de golpes, con Milos, Perrone y Bukic anotando, dejó todo para un último cuarto al que se llegó tras un disparo al larguero de los jugadores de Renato Zivkovic (6-6).

En el todo o nada, España aprovechó su novena superioridad con un gol de Granados, y Tahull volvió a adelantar a los suyos (8-7) después de que Jokovic igualase la contienda.

Llegó entonces la jugada clave: López Pinedo paró un lanzamiento de Vukicevic a falta de un minuto y Munárriz dio a los españoles ventaja de dos en la siguiente jugada (9-7). El jugador croata pudo resarcirse marcando a falta de 20 segundos, pero los de David Martín agotaron el tiempo con la posesión para asegurar su presencia en la final. Con ello, España estará en las dos finales del campeonato húngaro en busca de coronarse campeona de Europa. Y con la intención de resarcirse del Europeo de Barcelona de 2018, en el que lograron la medalla de plata ante Serbia y se quedaron a poco del oro en casa. - E.P.