Silvestre: "Sin el agua, los ejercicios que hacemos valen poco"

El técnico catalán de WP Navarra asegura que necesitarán "más tiempo" de adaptación y que viven esta situación "con impotencia" pero con tranquilidad

28.03.2020 | 23:21
Manel Silvestre, en su domicilio. Foto: cedida

pamplona – Manel Silvestre (Barcelona, 1965) es casi un navarro más. El técnico catalán de WP Navarra lleva desde 2007 al mando del equipo, y asegura que lo que están viviendo es "absolutamente surrealista". Habla de cómo están afrontando la situación y del futuro del equipo cuando pase esta crisis.

¿Cómo llevan sus jugadores el tema físico?

–Han suspendido todas las ligas hasta nuevas noticias y va para largo. Cuando nos digan un calendario, y no sabemos si esto va a acabar, esperaremos un poco para ver qué hacemos. Trabajamos semanas, pero necesitaremos dos o tres semanas. Nosotros sin el agua nos vale para poco lo que hagamos. Solo para mantenernos. Sin el agua necesitas mucho tiempo para ponerte en forma. Si volviésemos, por ejemplo, en un mes, no daría tiempo para prepararse.

¿Cómo afecta a un jugador de waterpolo no poder entrenarse en el agua?

–Nosotros tenemos el músculo muy blando, de trabajar en el agua, como es hacerlo en bicicleta, al no golpear el suelo. Por mucho que trabajes puedes aguantarlo, pero no podemos estar tan preparados para volver. Si lo tiras al agua, no sirve para nada. Tienes que hacer el trabajo de nuevo, desde el inicio. Cuando vemos que un futbolista vuelve de vacaciones y a los pocos días juega un amistoso, nos sorprendemos. Nosotros necesitamos entre tres y cuatro semanas mínimo para estar bien. Empezamos el 20 de agosto para comenzar la temporada a mediados de octubre.

La ventaja es que pueden jugar varios partidos en un fin de semana.

–Es una de las cosas buenas que tenemos. No es un deporte en el que se necesiten tantos días entre los partidos. Se puede jugar un Campeonato de Europa o del Mundo en cinco o seis días. Incluso la Supercopa o la Copa del Rey se juegan en un fin de semana, con tres partidos, y no repercute tanto físicamente. Se cansa el músculo, pero no reviste gravedad.

¿Cómo afronta estos días de incertidumbre la plantilla? Su presidente dijo que no se planteaba aplicar un ERTE.

–La mayoría de jugadores son amateurs, nuestra cuestión es llegar a fin de mes. Los jugadores no viven de ello, y por mucho que le quites no se va a solucionar un presupuesto. Yo soy de los pocos profesionales, y los jugadores que lo son, lo son mínimamente. Somos un deporte de ir por casa. Trabajamos con mucha gente de casa, y cada uno tiene su trabajo. No repercute en un gran presupuesto.

¿Qué situación viven los jugadores no navarros?

–Enrique Cruz, el portero, ha podido volver a Sevilla. El primer día antes de que empezase el estado de alarma regresó. Está esperando a ver qué ocurre. Cuando la Federación dice que la Liga está suspendida, se entiende que es para un tiempo y que nos avisarán. Los dos cubanos, Carales y Contreras, sí que han continuado en Pamplona, al igual que Irmes, el húngaro. No se puede hacer nada, y estamos con una gran impotencia, porque piensas: "¿Qué hago ahora?". Cada uno tendrá sus distracciones, pero es una situación muy rara, que parece apocalíptica.

¿Cómo se encontraban antes de la suspensión de la competición? Solo han podido competir un mes tras el parón de enero.

–Estábamos bastante cómodos en la clasificación, pero ha sido una temporada extraña, incluso antes de lo que ha pasado. Llegaron jugadores tarde y no vimos pasar el primer tramo de la temporada. No lo tiramos, pero casi. Tuvimos que meter a varios jugadores con calzador. En la segunda vuelta empezamos con muchas ganas y conseguimos ganar partidos importantes.

Su último resultado fue un empate en Canarias.

–El último partido que empatamos en Canarias tuvimos que haberlo ganado, pero tenemos una diferencia insalvable con el último, el Echeyde. Durante todo el año hemos tenido varios partidos en los que hemos merecido más. Pensamos: y si hubiésemos ganado al Sant Andreu, si en este otro partido hubiésemos tenido más suerte... podríamos habernos plantado en la novena posición. Necesitábamos más tiempo, y de hecho estábamos apostando más por el año que viene. Veremos si seguimos con la misma gente. Ya tuvimos una crisis a la vez que la económica de 2008, y tuvimos que buscar a jugadores más jóvenes. Los jugadores que tenemos ahora son válidos para afrontar el futuro, y ojalá que se puedan quedar en el WP Navarra.

"Casi todos son amateurs, por lo que no manejamos un gran presupuesto como para un ERTE"

"Estábamos preparando más el año que viene, pero con la crisis que vendrá veremos si podemos"

manel silvestre

Entrenador de WP Navarra