Saioa Jaurena / jugadora navarra de rugby en el as bayonnais

Saioa Jaurena: "Esta crisis afectará más a las jugadoras de rugby que son aficionadas, porque no podrán practicar tanto"

30.03.2020 | 00:45
Saioa Jaurena, en uno de los ejercicios que realiza en su domicilio. Foto: cedida

La navarra Saioa Jaurena cuenta lo que ha vivido tras el parón de la liga francesa de rugby, justo cuando iba a disputar el Europeo: "Estaba con confianza"

PAMPLONA Saioa Jaurena (Elizondo, 1989) ha sido conocida estos años por sus grandes actuaciones en el rugby, tanto con el escudo de La Única como en el Bayonnais, su equipo actual. Afincada en Leitza, lleva tres años desplazándose a la localidad francesa para entrenar y jugar, como hizo previamente cuando jugaba en Getxo. En estos días, se ha sumado a la campaña #YoEntrenoEnCasa, que consiste en que deportistas se graben ejercitándose desde su domicilio.

¿Cómo surgió la idea de grabarse ejercicios desde casa?

–Ayer por la mañana se puso en contacto conmigo Josetxo Rubio, un periodista de deporte navarro, y me dijo que estaban llevando a cabo, con varios deportistas, cómo llevan el día a día en esta situación. Me dijo a ver si me animaba a grabar un vídeo con un ejemplo.

¿En qué consisten los ejercicios?

–El jueves me tocaba entrenamiento y por eso grabé esos. Tanto el preparador físico de mi club como el de la selección se pusieron manos a la obra con la situación, por lo que me han puesto preparación física tanto de fuerza como aérobico. Nos dieron distintas rutinas, según el posible material de casa. Hay gente que no tiene nada y yo al menos tengo bici, gomas para hacer deporte...

En cuánto al rugby, ¿cuáles son los que más se asemejan?

–Sobre todo, tanto los de fuerza, que son con gomas, y también ejercicios que tienes que entrar en un tiempo lo más rápido posible. Entra la parte física y la de fuerza. En rugby todo el rato nos estamos chocando, por lo que hacer esos ejercicios en un tiempo, con ciertas repeticiones, son los que mejor se pueden adaptar al trabajo físico que podemos tener.

Estará echando de menos el césped. Dice que lo vivió con impotencia, ¿le afectó mucho para ejercitarse?

–Pues ya solo con quedarme en casa... esto me parece una cárcel (risas). Sí que me afectó. Me hice mil preguntas: cómo nos vamos a mantener, tanto tiempo para tener un estado físico bueno, si se anula la Liga... Nunca hemos estado en esta situación. Ahora mejor, ya que hablo a veces con algunas compañeras de la selección, y compartimos cosas. Hay gente que te anima y te escribe.

¿En quién se apoya?

–Mi pareja, por ejemplo, pone mucho hincapié en que no pare de entrenar. Esos objetivos siguen estando. Me dice que no pierda ese norte.

¿Cómo fue la comunicación con su club, el Bayonnais, después de que explotase esta situación?

–Fue un poco raro, porque en Francia han ido como tres o cuatro días por detrás de España. Aquel último jueves fui al entrenamiento a Bayona sabiendo que desde el sábado nos iban a prohibir todo en España. Y ese mismo sábado teníamos partido. Estaba todo programado y calculado para jugar ese encuentro el sábado. Les dije ese jueves que no sabría si iba a poder venir, y ellos se quedaron con cara de sorpresa. No lo veían cerca, pero al día siguiente ya se empezó a anular todo.

Como está pasando en todo el mundo del deporte, todavía no saben por dónde pueden ir los tiros con la Liga.

–No sabemos si la retomaremos, porque no sabemos cuándo se podrá volver a jugar. Se nos solapará con la temporada siguiente si no podemos volver a jugar. En abril teníamos el Europeo con la selección y era importante, porque ganar te da la plaza para jugar el clasificatorio al Mundial, que era a lo que optábamos. Ese campeonato sí que están barajando si jugarlo en junio o julio, pero está en el aire.

Con el Bayonnais iban terceras.

–Ganamos a las segundas y nos falta un partido. Tenemos esa espina de poder quedar segundas. Estábamos haciendo un muy buen año, y teníamos equipo para disputar una gran semifinal.

¿Cómo se ha visto en estos primeros meses de competición?

–Bastante mejor. Jugando me encontraba muy a gusto, con mucha confianza en mí misma. Hacía tiempo que no jugaba con esa mentalidad. Físicamente estaba bien. No he perdido en estos 15 días. Me da pena por no seguir haciendo lo que nos gusta.

¿Cómo puede marcar esta situación al rugby?

–Afectará más a nivel de club, porque las que estamos en la selección tenemos unos sueños muy marcados. Vamos a trabajar todas. A nivel de club hay jugadoras con mucha ambición de ganar, y de estar bien físicamente, y luego hay otras que lo hacen porque les gusta, pero no hacen un gran esfuerzo para mejorar. Puede ser que parte del equipo caiga.

Vive en Leitza e iba Bayona todos los días. ¿Se hizo duro al inicio?

–Ya es el tercer año consecutivo que lo hago. Llevo casi 13 años jugando y siempre he tenido que coger el coche, para ir a Pamplona, a Getxo o en este caso a Bayona. Conducir una hora para entrenar o jugar se me ha hecho algo totalmente habitual.

¿Sigue la temporada de La Única?

–Muy de cerca porque tengo compañeras y amigas. Están haciendo una temporada muy buena. Han estado cerca de ganar partidos importantes. Cuando se juegan mucho, no consigue sacar todo lo que pueden hacer. Tienen bastante mejor equipo de lo que demuestran en los partidos decisivos. Además, les apoya un gran staff y las chicas son muy jóvenes. Les irá genial, porque saben cuál es el camino. Terminará con buen final.

¿Qué consejo le daría ahora a un jugador o jugadora de rugby?

–Que escriban y piensen pequeños objetivos. Que sean cosas que tengan muy de cerca y vayan superándolos poco a poco. Si quieres conseguir algo tienes que ser más y más ambiciosa. Lo de escribir es importante, para marcarse unos objetivos reales. Que no nos dejemos caer por esta situación, porque acabará.

"En Francia fueron por detrás en este asunto, y cuando les dije que igual no podía volver, se llevaron una sorpresa?