Simeon Lepichev desconfina al Basket Navarra

Aporta 22 puntos y 10 rebotes al primer triunfo de su nuevo equipo

15.11.2020 | 02:24
Internada de Lepichev en el partido de ayer. Foto: Iñaki Porto

Basket Navarra67

L'Hospitalet64

BASKET NAVARRA Stumer (4), Lepichev (22), Artiles (5), Seoane (18), Antúnez (11) –cinco inicial–, Llopis, Del Cerro, García (2) y Narros (5).

L'HOSPITALET Bassas, Koyanouba (8), San Epifanio (11), Homs (11), Balastegui (6) –cinco inicial–, Real (5), Mulio (2), Evans (7), Goodman (7), Guía (3) y Bean (4).

Parciales 28-16, 14-19 (42-35), 16-15 (58-50) y 9-14.

Pabellón Arrosadía. Sin público.

El Basket Navarra logró ayer en casa su primer triunfo de la temporada en un emocionante e igualado duelo ante L'Hospitalet que no se decidió hasta la bocina final.

Después de tres semanas sin jugar, por dos encuentros aplazados, y de haber sufrido un confinamiento colectivo que había mermado su ritmo de competición, se temía que el Basket Navarra no diera la talla ante un buen rival, pero el equipo de Jordi Juste entró muy bien en el partido y llevó la iniciativa en el marcador en todo momento.

La clave de la victoria estuvo sin duda en una de las últimas incorporaciones: el búlgaro nacido en Malasia Simeon Lepichev, ala-pívot de 2,06 metros, dio una auténtica exhibición, al aportar a su equipo 22 puntos (con 10/11 en tiros de dos y 2/3 en libres) y 10 rebotes defensivos, para una valoración final de 30.

El Basket Navarra salió en tromba y ganó el primer cuarto por 28-16, desarbolando la defensa de L'Hospitalet con juego abierto y apretando mucho sin balón.

En el segundo cuarto, el equipo catalán tomó la iniciativa en busca de la remontada, con una defensa muy presionante. Pero el Basket Navarra siguió firme en defensa y logró así irse al descanso con 7 puntos de ventaja.

En el tercer cuarto se mantuvo la tónica y L'Hospitalet no conseguía acortar distancias (58-50).

Sin embargo, en el último cuarto llegaron los problemas para el Basket Navarra, que acusó la falta de ritmo de competición y vio cómo el conjunto andaluz recortaba distancias y amenazaba con igualar la contienda.

En los últimos compases del partido, ya con 67-64 en el marcador, el Basket Navarra tenía el balón pero lo perdió, lo que dio la oportunidad al L'Hospitalet de lanzar un triple para forzar la prórroga, pero el tiro ni siquiera tocó el aro.