Basket Navarra dice adiós con derrota

Enerparking acarició la victoria, pero sin opción de remontar la eliminatoria

02.05.2021 | 01:34
Basket Navarra se abraza en el partido de ida en el Navarra Arena ante el Alega Cantabria. Foto: Javier Bergasa

Alega Cantabria84

Basket Navarra79

ALEGA CANTABRIA Carlos Toledo, Álvaro Palazuelos (7), Walter Cabral (14), William Perry (10), Thonas Granado (16)-cinco inicial-, Stephen Ougochukwu (2), Carlos Toledo (9), Leo Cizmic (13), Luis Gómez, Javi Menéndez (8), Dani Contreras, Pablo Albisu, Fernando Sierra (5).

BASKET NAVARRA Iñaki Narros (13), Peter Stümer (4), Rodrigo Seoane (10), Pablo Yarnoz (10), Adrián García (15)- cinco inicial-, Laron Smith (10), Rafa Llopis, Alberto Artiles (9), Simeon Lepichev (8), Barrio.

Parciales 26-17, 21-15 (47-33), 16-22 (63-55) y 21-24.

Árbitros Palanca Page y Betanzos García.

Pabellón Vicente Trueba.

torrelavega – Terminó el sueño del ascenso para el Enerparking Basket Navarra. Esta temporada nadie había ganado en Torrelavega de más de 13 y los hombres de Juste tampoco fueron capaces de romper esa estadística. Basket Navarra necesitaba su mejor versión para pasar de fase, en la ida 50-63, pero no fue así y ya en el primer cuarto encajaron demasiado (26-18) como para pensar siquiera en un triunfo. En el segundo cuarto el panorama en defensa no mejoró y al descanso la eliminatoria estaba sentenciada.

Con Iñaki Narros en un quinteto inicial de poca estatura, los navarros comenzaron a remolque de un Cantabria más entonado en defensa y acertado cara al aro. Un Adrián García muy activo en la pintura y Seoane con un primer triple recuperaron terreno, pero a los de Jordi Juste les faltaba intensidad en defensa y Granado con un primer triple establecía una nueva máxima. Sin embargo los locales comenzaron a perder pelotas y los rojillos hicieron la goma apretaron a los cántabros en el marcador a falta de minuto y medio. De ahí al final Menéndez y Stümer se retaron en la línea de tres y eso aumentó la puntuación, pero lo peor es que Cizmic regaló otro triple a su banquillo sobre la bocina de final de cuarto.

Pese a que el local Sierra también vio aro de tres en el inicio del segundo, los de Juste mejoraron mucho en ataque y, sobre todo, en defensa; por lo que además de cerrar la brecha colocó a su rival en bonus muy rápido. Un minuto más tarde Palazuelos hizo el segundo enceste local en el cuarto, otro triple, pero Basket Navarra mantenía el nivel en defensa y eso le mantuvo en la pelea, hasta que aparecieron los postes altos cántabros para imponer su superioridad y firmar una nueva máxima a la llegada del descanso.

Un parcial local de 7-2 a la vuelta de los vestuarios, con triple incluido de Toledo, perjudicaba más a Basket Navarra ya de por sí desmoralizado. El partido y la eliminatoria estaban sentenciados y aunque al poco Artiles encestó de tres y los navarros firmarían entonces sus mejores minutos en lo ofensivo, quedaba claro que eso era más por relajación de los cántabros que por juego o garra de los visitantes. Un par de enfados del entrenador local David Mangas mejoró a los suyos, aunque al final el marcador reflejó un 63-55 gracias a un triple del capitán sobre la bocina.

En el último cuarto y definitivo los rojillos siguieron dormidos y Narros con otro triple daba emoción al resultado. Los cántabros respondieron aumentando el nivel defensivo y eso frenó la remontada, pero Narros sabía que éste era el último partido de su carrera y lo aprovechaba a conciencia encestando de tres de nuevo. La imagen que dejaba ahora Cantabria no era buena, pues el capitán acercó a su equipo a tres puntos de Cantabria y eso sirvió para que el final del choque tuviera cierto interés, pero ni siquiera dio para ganar. Terminó el sueño del ascenso para Basket Navarra, pero no para Narros, porque el suyo ya está cumplido.