CLAB, un programa para la inserción laboral a través del baloncesto

24.05.2021 | 21:40
Romay, hablando en Larrabide con los jóvenes participantes en el proyecto CLAB.

"La vida es como el baloncesto y el baloncesto es pura vida", explicaba este lunes el mítico Fernando Romay a un grupo de 15 chicos y chicas con discapacidad en la presentación del programa CLAB (Competencias Laborales a Través del Baloncesto). El proyecto, de la Fundación Adecco y apoyado por Tecnoconfort Faurecia y la Federación Navarra de Baloncesto, tiene como objetivo que sus participantes adquieran competencias sociales y comunicativas de cara a su inserción laboral por medio del baloncesto.

Fernando Romay (A Coruña, 23/9/1959), plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, participante en tres Mundiales y cuatro Europeos y ganador de siete ligas y 2 Copas de Europa con el Madrid, ha terminado lanzando a canasta junto a los 15 jóvenes del proyecto CLAB después de haber mantenido una distendida charla con ellos en la pista de Larrabide. "En cada problema puede haber una oportunidad. Eso es lo que nos enseña el baloncesto. Aprovecharlo. Tenéis un gran futuro. Tenéis que ser distintos, genuinos, porque es algo bueno. En este mundo, la única manera de ser genial es siendo distinto al resto. Vosotros tenéis muchísimas capacidades para ser distintos y tenéis que fomentarlo", ha aconsejado Romay a unos jóvenes que miraban atónitos y emocionados su enorme figura.


Romay, lanzando a canasta. Foto: Unai Beroiz

El embajador de la Federación Española de Baloncesto alabó el programa, que pretende hacer del baloncesto un método de vida. "Es una forma de capacitación inusual pero muy efectiva. Es un regalo haber conocido a los chavales y ver lo que se está haciendo. Al fin y al cabo, un equipo es como un mosaico que se compone de distintas piezas, pero que juntas forman un todo. Una vez que terminas el puzzle, aparece una figura totalmente reconocible. Ellos tienen mucho que aportar en cualquier equipo y en cualquier trabajo. Ver la sonrisa, la alegría, la vitalidad, la forma de sentir que tienen estos chicos y chicas creo que es muy emocionante".

Pablo Bretos, Presidente de la Federación Navarra de Baloncesto, también mostrós su satisfacción por el novedoso programa. "Son personas que tienen ciertas dificultades y que, a través del deporte, pueden ir entendiendo las competencias y las habilidades que son importantes para el trabajo. Con el baloncesto, que es una actividad lúdica, de disfrute, van a aprender lo que es el esfuerzo, el compromiso y el trabajo en equipo".

Por último, Pablo Napal, entrenador del equipo y secretario de la Federación Navarra, expresó su alegría por poder trabajar con un grupo de jóvenes tan implicados. "Ellos vienen muy contentos, con muchas ganas y llevaban semanas esperando a que viniera Romay. Es un colectivo que, por su desarrollo, muchas veces han tenido un estilo de vida sedentario y se han perdido este tipo de valores que ofrece el deporte. También nos juntamos todos los días a hablar con ellos sobre sus experiencias laborales y las cosas de les ocurren en la vida", explicó.

El grupo, que no descarta seguir creciendo, lo componen 14 chicos y chicas de entre 18 y 28 años. De momento, entrenan dos días a la semana en Larrabide y Arrosadía. En junio, si la situación sanitaria lo permite, disputarán su primer partido. "Pero el objetivo no es competir; lo importante es que disfruten y que sigan aprendiendo", concluyó su entrenador.

noticias de noticiasdenavarra