El Barça, a un triunfo de ganar la Liga ACB

BALONCESTO / ARREBATA EL FACTOR CANCHA AL REAL MADRID Y PUEDE SER CAMPEÓN MAÑANA

14.06.2021 | 00:42
Cory Higgins, del Barça. Foto: Efe

Real Madrid 75

Barcelona 89

REAL MADRID Alocén (7), Abalde (7), Taylor (2), Tyus (4) y Tavares (16) –quinteto inicial–, Rudy Fernández (10), Carroll (3), Poirier (5), Llull (8), Vukcevic, Causeur (12) y Garuba (1) .

BARCELONA Calathes (12), Higgins (26), Hanga (6), Mirotic (9) y Davies (13) –quinteto inicial–, Abrines, Bolmaro, Smits (2), Pau Gasol (8), Oriola (3), Kuric (10) y Westermann.

Parciales 20-15; 16-18 (36-33); 16-29 (52-62); y 23-27 (75-89).

Árbitros Carlos Peruga, Jordi Aliaga y Martín Caballero. Eliminaron por cinco faltas a Usman Garuba y descalificaron a Jeffery Taylor tras señalarle una técnica y una antideportiva.

Pabellón WiZink Center de Madrid. Un millar de espectadores (aforo reducido). Primer partirdo de la final de la Liga ACB, que se disputa al mejor de tres. El segundo se disputará mañana martes a las 22.00 horas en Barcelona.

MAdrid – La exhibición ofensiva de un Cory Higgins letal tras el descanso permitió al Barça anotarse el primer punto de la final de la Liga ACB frente a un Real Madrid que, aunque dominó la primera parte, fue perdiendo fuelle y acabó cediendo el factor cancha en una serie al mejor de tres partidos que le deja sin margen de error y le obliga a ganar mañana martes en el Palau para seguir con opciones.

Al igual que ocurrió en la Copa del Rey, donde fue nombrado mejor jugador (MVP), el escolta estadounidense, con 26 puntos y 14 sin fallo en un tercer cuarto de claro color visitante (16-29), fue el factor determinante en la remontada que dejó sentenciado el clásico del baloncesto español y acerca a su equipo a una Liga que se le resiste desde 2014.

Pese a que el Real Madrid alcanzó el descanso con ventaja (36-33) y la amplió en el inicio del tercer cuarto (41-33), el Barcelona reaccionó para alcanzar los últimos diez minutos del partido con una decena de puntos de renta (52-62) y pasearse en un último parcial en el que el Madrid acabó desquiciado. Y es que ahora está obligado a ganar mañana martes en el Palau para forzar el tercer partido en el WiZink, fijado para el jueves si es que fuera necesario.

noticias de noticiasdenavarra