Nueva apertura en Taghia

marruecos | iker pou y neus colom celebran su luna de miel creando una ruta llamada ‘honey moon’

09.02.2020 | 12:02
Iker Pou y Neus Colom que se casaron el 4 de mayo decidieron abrir una nueva ruta en Marruecos convirtiendo, así, en especial su particular luna de miel.

vitoria - Iker Pou y Neus Colom una vez más vuelven a visitar la cordillera del Atlas Marroquí para llevar a cabo una nueva apertura en Taghia. Este pueblo Bereber se encuentra a una altura de 2.000 metros, y hace de punto de partida para la pared del Oujdad -donde han establecido su nueva vía- que comienza a unos 2.400 metros y finaliza a una altura de 2.800 metros, rodeada de preciosas montañas de hasta 3.400 metros. La diferencia a las anteriores experiencias en esta Pou y Colom celebraban su luna de miel. "Sabemos que no es lo que se entiende por una luna de miel al uso, pero escalar es realmente lo que nos gusta, y nos apetecía abrir una nueva ruta juntos en este maravilloso macizo, y dejar una impronta que siempre recordaremos", indican.

No ha sido tarea fácil abrir esta nueva ruta de nueve largos que han llamado Honey Moon -Luna de Miel- en inglés y que tiene dificultades de hasta 7b+ y 330 metros. La nueva línea surca la imponente pared Suroeste del Oujdad, por lo que les ha hecho madrugar mucho para poder aprovechar las horas de sombra, ya que las altas temperaturas les imposibilitaba el poder escalar al sol. Totalmente lo opuesto a lo vivido el año pasado junto a Eneko Pou en este mismo macizo, donde la nieve y el agua fueron los protagonistas a la hora de abrir la ruta Agur.

"Honey Moon está abierta como el resto de nuestras vías: Desde abajo y en libre", aseguran. Un estilo de apertura con ética impecable, que ha hecho famosas muchas de las vías que los Pou han abierto por medio mundo. La apertura les llevó cuatro días y emplearon una jornada más para poder encadenarla y hacerla del tirón. Fueron cinco días intensos por lo tanto, sonando el despertador a las 4:00 de la mañana, acarreando mucho peso hasta pie de vía, con grandes jumareos, y sobre todo, con mucha tensión en la apertura, al realizarla en este estilo limpio y sin trampas, que exige un gran equilibrio mental. "Pensamos que se convertirá en una vía muy perseguida en el futuro, ya que la calidad de la roca es excepcional, y surca uno de los muros más estéticos de Taghia", aseguran la pareja de montañeros alaveses. - DNA