El PSOE promete en su programa del 28-A un Ingreso Mínimo Vital

Sánchez dice que ligará las pensiones al IPC - No derogará la reforma laboral ni el factor de sostenibilidad - Se compromete a acabar con el déficit de la SS en 5 años

09.02.2020 | 02:17
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de la presidenta del PSOE Cristina Narbona y la vicepresidenta Carmen Calvo, presenta las 110 principales medidas del programa electoral

Sánchez dice que ligará las pensiones al IPC - No derogará la reforma laboral ni el factor de sostenibilidad ...

MADRID. El PSOE se compromete en su programa para las elecciones generales del próximo 28 de abril a establecer un Ingreso Mínimo Vital para erradicar la pobreza infantil y a aprobar una Ley de familias que incluya todos los modelos y que extenderá la condición de numerosas a las monoparentales y monomarentales con dos o más hijos --en la actualidad lo son a partir de tres hijos--.

Entre las propuestas recogidas en el documento del PSOE titulado '110 compromisos con la España que quieres', el PSOE subraya que dicha Ley de familias también modificará la consideración de familia numerosa especial para que puedan adquirirla las familias con cuatro o más hijos --ahora es a partir de cinco--.

Asimismo, en el ámbito de la familia y la infancia, los socialistas se comprometen a establecer un Ingreso Mínimo Vital "para erradicar la pobreza infantil". Precisamente, el pasado 8 de marzo, el Gobierno de Pedro Sánchez ya aprobó en Consejo de Ministros un Decreto Ley por el que aumenta la prestación por hijo a cargo, hasta 341 euros anuales, para las familias en situación de pobreza, y hasta 588 euros para las familias en situación de pobreza severa.

Asimismo, el PSOE asegura en su programa que hará efectiva la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles. Así, precisa que el permiso de paternidad, que a partir del 1 de abril pasará de 5 a 8 semanas, alcanzará las 16 semanas de forma progresiva en los próximos tres años. Además, dicen que impulsarán la racionalización de los horarios.

También indican que promoverán la adopción y el acogimiento familiar para reducir el número de menores que viven en instituciones de acogida. Según datos del Ministerio de Sanidad, Bienestar Social y Consumo, el Estado tuteló a un total de 47.493 menores en 2017, casi un 8 por ciento más que el año anterior. El total de acogimientos residenciales a 31 de diciembre de 2017 era de 17.527, un 24,3 por ciento más que en 2016. Por su parte, los acogimientos familiares pasaron de 19.641 en 2016 a 19.004 en 2017, un 3,2 por ciento menos.

Entre las medidas a favor de la infancia, el PSOE también se compromete a liderar un Pacto Nacional contra la Pobreza Infantil, "para combatir la privación material y cualquier forma de exclusión social de los niños y niñas"; y a aprobar una Ley Contra la Violencia Infantil, contemplando todo tipo de riesgos.

Precisamente, el pasado mes de diciembre, el Gobierno aprobó un anteproyecto de Ley de Protección Integral frente a la Violencia contra la Infancia, que venían reclamando las ONG, pero no ha dado tiempo a tramitarla. En ella, se amplía el plazo de prescripción de los delitos sexuales contra menores para que este empiece a contar a partir de que la víctima cumpla 30 años y no a los 18 años como ocurre en la actualidad.

REGISTRO MENA
Además, los socialistas aseguran que mejorarán la protección de los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA), a través de una mayor colaboración entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas en relación a las políticas sociales hacia estos niños; y en concreto para establecer "de forma rápida y verídica" los datos de estos menores a través del "Registro MENA".

En materia migratoria, el PSOE subraya en su programa que impulsará una política migratoria europea "para contribuir al desarrollo de África Subsahariana, para luchar contra el tráfico de seres humanos, regulando y facilitando los flujos ordenados de inmigrantes, siempre con el máximo respeto a los derechos humanos".

Asimismo, los socialistas señalan que continuarán fortaleciendo las relaciones de cooperación con países del Mediterráneo, especialmente en materia migratoria.

DEPENDENCIA Y DISCAPACIDAD Por otra parte, el PSOE promete incorporar la teleasistencia avanzada y la figura del asistente personal al catálogo de prestaciones del Sistema de Atención a la Dependencia, "para que los mayores puedan seguir viviendo en sus casas". También señalan que promoverán la formación, la mayor profesionalización y unas condiciones de trabajo dignas de los cuidadores de mayores.

Además, dentro de la reforma constitucional, aseguran que incorporarán "el reconocimiento adecuado de las personas con discapacidad y sus derechos".

PENSIONES El PSOE se compromete en su programa electoral a actualizar cada año las pensiones en función del IPC real y a aumentar en mayor medida las pensiones mínimas y no contributivas, para lo que eliminará el actual Índice de Revalorización (IRP), que limita la subida de las pensiones a un máximo del 0,25% en situaciones de déficit en la Seguridad Social.

No obstante, este índice no se ha aplicado ni en los años 2018 ni 2019, cuando las pensiones han subido con carácter general un 1,6%, por encima del IPC previsto. Sin embargo, el IRP sigue vigente, por lo que el PSOE asume el compromiso de derogarlo.

Lo que no derogará si vuelve a gobernar tras las elecciones generales del 28 de abril es el factor de sostenibilidad, cuya entrada en vigor fue aplazada hasta 2022. El PSOE no habla de suprimirlo, pero sí de reformarlo buscando un "diseño compartido" con los agentes sociales.

El PSOE se compromete en su programa de '110 medidas' a reformar el sistema de pensiones desde el Pacto de Toledo y el diálogo social y se da cinco años para eliminar el déficit de la Seguridad Social, un objetivo que ya había mencionado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, el pasado verano.

Para ello buscará que las cotizaciones sociales soporten el gasto de naturaleza contributiva y amentará progresivamente las aportaciones del Estado ante el gasto ligado a la jubilación de la generación del 'baby-boom', que supondrá pasar de pagar las 9,7 millones de pensiones actuales a más de 14,4 millones de pensiones.

En materia de empleo, el PSOE tampoco habla de derogar la reforma laboral, sino de eliminar los "aspectos más lesivos" de la misma y de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el Siglo XXI. También se compromete a seguir aumentando de manera gradual el salario mínimo, hasta alcanzar el 60% del salario medio y a reordenar los contratos para dejarlos en tres modalidades: indefinido, temporal y formativo.

RENUNCIA AL IMPUESTO A LA BANCA En materia fiscal, el PSOE no incluye finalmente el impuesto a la banca en su programa electoral, pero se compromete a las medidas fiscales ya anunciadas, como reforzar la progresividad del sistema fiscal, incrementando la aportación de las grandes empresas y de los contribuyentes de ingresos más altos y grandes patrimonios.

También promoverá la armonización a nivel europeo con los impuestos sobre determinados servicios digitales ('Tasa Google'), el impuesto sobre transacciones financieras ('Tasa Tobin') y el impulso a la fiscalidad ambiental que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica.

Por otra parte, el PSOE se propone recuperar la renta básica de emancipación para el alquiler de vivienda por parte de jóvenes con bajos ingresos, una medida similar a la que el Gobierno de Zapatero puso en marcha en su día y también a la que recientemente ha puesto en funcionamiento la Comunidad de Madrid.