Junio necesitó 34.597 contratos para reducir el paro en 887 personas

Los sindicatos advierten de la precariedad en un mercado laboral con nuevo récord de ocupados en Navarra: 289.210

09.02.2020 | 18:15
Varias personas en la oficina del Servicio Navarro de Empleo de Tudela.

Los sindicatos advierten de la precariedad en un mercado laboral con nuevo récord de ocupados en Navarra.

PAMPLONA - Junio volvió a ser un buen mes para el empleo en Navarra, que encadena ya 69 meses consecutivos de descensos interanuales en el paro. Pero cada vez más señales apuntan a una pérdida de dinamismo en el mercado de trabajo, capaz todavía de crear 7.144 empleos en el último año y aquejado al mismo tiempo de una precariedad parece que incorregible. Se firman todos los días más de un millar de contratos, pero muy pocos se traducen en empleo estable y duradero.

De hecho, durante el último se rubricaron en Navarra 34.597 contratos, un 1,83% más que el año pasado. Sin embargo, tanto los datos de creación de empleo (82 nuevos ocupados) como de reducción en el número de desocupados (887) fueron sensiblemente peores que el año pasado. La economía navarra crece hoy a menor ritmo que hace un año, al igual que sucede con la española, y ello se traduce también en una recuperación más lenta en el empleo, que marcó en junio un nuevo máximo, con 289.210 cotizantes a la Seguridad Social: 7.144 más que hace un año.

De hecho Navarra ya rebasó en mayo los datos previos a la crisis -un mes antes que la media-, pero el número de horas trabajadas sigue siendo inferior. Hoy Navarra tiene casi 15.000 asalariados a tiempo completo menos que hace 11 años, de los que unos 7.500 serían además indefinidos. Dicho de otro modo, los trabajadores indefinidos a tiempo completo representaban en 2008 el 52% de los asalariados totales. Una crisis y varias reformas laborales después apenas representan el 49%.

"Está aumentando la precariedad y la desigualdad", explican desde UGT, quien recordaba que, del total de personas desempleadas (30.376), el 60,3% son mujeres y apenas el 6,7% de los contratos que se firmaron en el último mes fueron fijos. "Estas cifras indican que la precariedad laboral no sólo no está disminuyendo, sino que se sigue incrementando en Navarra, con el riesgo que ello supone de un debilitamiento de las bases sobre las que se está produciendo el crecimiento económico". Además, UGT apuntó que "la desigualdad, por razón de género, pero también por edad y lugar de procedencia, sigue siendo la otra característica del mercado de trabajo".

desaceleración Corregir esta precariedad va a resultar además complicado en un entorno de creación de empleo más débil. Si hace un año Navarra incrementaba su nómina de ocupados a un ritmo del 3,88% anual, ahora lo hace a un ritmo todavía elevado del 2,53%, ligeramente inferior a la media española (2,69%), pero superior al de las comunidades más próximas, como La Rioja, Comunidad Autónoma Vasca y Aragón.

"El paro baja ya al menor ritmo de los últimos cuatro años", apuntan desde CCOO, en referencia a la caída de 1.678 personas en los últimos doce meses. De hecho, el desempleo total se resiste a caer por debajo de los 30.000 personas y el descenso de junio, sin ser particularmente escaso, queda muy lejos del registrado hace un año o en los ejercicios de 2015 y 2016.

2019 ha añadido asimismo una novedad -el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI hasta los 900 euros desde enero-, cuyos efectos son discutidos todavía. "Es pronto para concluir que no tiene efecto en la creación de empleo", explicaba ayer Antonio Garamendi, presidente de CEOE en una entrevista en la Cadena Ser. En Navarra, los datos tampoco permiten intuir un impacto demasiado alto. En el primer semestre, la creación de empleo sí resulta claramente inferior a la del año pasado, pero similar o superior a la de años anteriores. Sí se aprecia, sin embargo, un cierto frenazo entre abril y junio: si el año pasado la Seguridad Social añadió 6.802 nuevos cotizantes, en esta ocasión el incremento es de apenas 5.666. Un descenso del 17%, todavía muy aislado, pero que confirma una curva de desaceleración cada vez más visible.

Por primera vez

19,5 millones de cotizantes

Leve incremento en junio. La Seguridad Social ha superado el máximo histórico de afiliación con 19,5 millones de personas ocupadas tras sumar 75.584 trabajadores en junio, el menor avance para este mes en cuatro años. Hasta este mes de junio, el mayor dato de afiliación correspondía a julio de 2007, justo antes del estallido de la crisis en EEUU, con 19.493.050 trabajadores, 24.647 menos que en junio de este año (19.517.697). El sistema ha llegado a este récord con el menor crecimiento de la afiliación para un mes de junio desde el año 2015. Por su parte, el paro bajó en 63.805 personas, la menor caída desde el año 2009. - D.N.

apunte

Paro por actividades. Los mayores descensos se viven en junio en la Administración Pública (166 personas desempleadas menos en un mes), las actividades sanitarias (152 menos), las actividades relacionadas con el empleo (147 menos), el comercio al por menor (139 menos), las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (72 menos). Por su parte, en cuanto a las ramas en las que se produce un incremento mensual del desempleo también se aprecia un evidente componente estacional ya que sobresalen, por ejemplo, las ramas relacionadas con la educación (126 personas desempleadas más en un mes), hecho derivado del fin del periodo lectivo, y el aumento del paro procedente de la industria de la alimentación (146 personas desempleadas más en un mes).

la cifra

2,53%

creación de empleo. El ritmo se aproxima al avance del PIB previsto para este año y se sitúa próximo a la media de la economía española: 2,69%.

la comparación

1º semestre Empleo creado

2019+6.568

2018+7.728

2017+6.093

2016+5.627

2015+5.948