"Trabajo, vida y unas pensiones dignas", razones "de sobra" para la huelga general del 30 de enero

ELA, LAB, ESK, STEILAS, EHNE e HIRU sostienen que el único camino es "apretar" en la calle

09.01.2020 | 11:57
Registro de la huelga del 30-E este jueves en Pamplona.

PAMPLONA. Los convocantes de la huelga general anunciada en la CAV y Navarra el 30 de enero han llamado a los trabajadores a salir ese día a la calle al considerar que el "único" camino que les queda es "apretar" y ejercer presión para conseguir mejoras sociales, ha señalado Mitxel Lakuntza, secretario general de ELA, uno de los sindicatos promotores de la movilización.

Representantes de ELA, LAB, ESK, STEILAS, EHNE e HIRU, sindicatos integrantes de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, convocante de la protesta y de la que también forman parte otras organizaciones sociales, han registrado este jueves en el Gobierno Vasco en Bilbao la convocatoria huelga general en demanda de un trabajo, unas pensiones y una vida dignas.

En declaraciones a los periodistas, el secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha afirmado que "sobran razones" para ir a la huelga general ante el aumento "evidente" de la pobreza, la precariedad laboral y la brecha salarial y el "empobrecimiento" de las pensiones.

El responsable sindical ha dirigido su reivindicación directamente a los gobiernos vasco y navarro: "Los gabinetes de Urkullu y Chivite -ha afirmado- tienen una responsabilidad directa sobre el empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora y en su mano está cambiar las políticas" de los últimos años.

Según ha indicado, "el gobierno de Urkullu y el gobierno de Chivite no pueden esconderse ante el empeoramiento de la calidad de vida de miles de personas en nuestro país".

Ante este esta situación, el dirigente sindical ha considerado que "lo único" que les queda a los sindicatos y las organizaciones sociales es "salir a la calle" y "apretar" para que su voz sea escuchada. A su juicio, "cualquier medida que venga va a venir directamente relacionada con la presión social que seamos capaces de ejercer".

También la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha afirmado que "razones para la huelga sobran" y ha llamado a los trabajadores a salir a la calle el día 30 con el fin de lograr "un nuevo hito en la lucha para cambiar este sistema injusto".

Según ha indicado, la huelga convocada se plantea "a la ofensiva", entre otras razones, para exigir unas pensiones dignas y defender "una vida digna" en un momento en el que "hoy, en el siglo XXI, el ir a trabajar supone enfermar y en demasiadas ocasiones perder la vida en el trabajo", ha señalado en alusión a las últimas muertes de trabajadores en accidentes laborales.

Aranburu ha considerado que desde que convocaron la huelga general hay "nuevas razones" para su convocatoria debido al contenido de los presupuestos del Gobierno Vasco para este año, a lo incluido en el proyecto presupuestario navarro y a lo recogido en el acuerdo programático suscrito entre el PSOE y Podemos.

Iratxe Álvarez, de ESK, ha asegurado en declaraciones a los periodistas en Pamplona que "el único camino" para conseguir sus objetivos "es la movilización y la lucha", ya que "nunca ningún Gobierno nos ha regalado nada", por lo que ha animado a toda la ciudadanía de Navarra a sumarse a los paros y las movilizaciones.
 
"Entendemos que tenemos razones más que suficientes para salir a las calles y llevar a cabo esta huelga", ha considerado Álvarez, quien ha subrayado que "hoy más que nunca es necesaria esta movilización en defensa de un sistema público de pensiones dignas, en contra de la precariedad laboral" y para recuperar "los derechos sociales que nos han sido arrebatados".
 
Esta precariedad, ha indicado, "se ceba especialmente con las mujeres" y "mata" a los trabajadores.
 
Álvarez ha incidido en la necesidad de "la confluencia de los diferentes agentes" y por ello la convocatoria se hace desde la Carta de Derechos Sociales, a la que se han sumado diferentes sindicatos y movimientos sociales y de pensionistas.
 
La huelga, de carácter general, está convocada desde las 00,00 hasta las 24,00 horas del 30 de enero y afectará a todas las actividades laborales y funcionariales del País Vasco y Navarra.
 
Para aquellas empresas que tengan varios turnos de trabajo, la huelga comenzará en el primer turno, aunque empiece antes del día 30, y su finalizará una vez terminado el último turno, aunque este se prologue después de las 24,00 horas.
 
En el caso de las empresas de prensa escrita, la convocatoria se extiende desde las 06,00 horas del día 29 hasta esa misma hora del día 30 y, para las empresas de limpieza y recogida de basuras, desde las 22,00 horas del 29 hasta las 20,00 horas del 30.
 
Entre los objetivos de la huelga se encuentra la defensa de una pensión mínima de 1.080 euros. Se pide a los gobiernos de Navarra y el País Vasco que complementen las pensiones hasta esta cantidad al no poder establecer una pensión mínima por ser competencia del Estado.
 
Asimismo, a través de esta huelga se solicita que se dé marcha atrás en los recortes, recuperándose la edad de jubilación a los 65 años, garantizándose por ley el poder adquisitivo de las pensiones y modificando las medidas que suponen una pensión más baja.
 
Los convocantes buscan también que se tomen medidas para acabar con la precariedad laboral y dignificar las condiciones de trabajo con la reducción de la jornada a 35 horas, una jornada mínima de 20 horas, el establecimiento de un salario mínimo de 1.200 euros, la eliminación de la brecha salarial y la garantía del empleo y las condiciones laborales en las subcontrataciones.
 
También reivindican que se reconozca un sistema propio de relaciones laborales y protección social para que los derechos laborales se decidan en las comunidades autónomas, así como visibilizar, dignificar y garantizar el trabajo de cuidados.
 
Asimismo, se solicita al Gobierno que garantice el acceso a una vivienda de alquiler social, la cobertura de todas las situaciones de dependencia con un sistema público, universal y gratuito de servicios sociales, y medidas de Iniciativa Legislativa Popular contra la pobreza y la exclusión social.