Sergio Villava | Gerente de Consorcio EDER

Sergio Villava: "Los fondos Next Generation son un elemento tractor para la Ribera"

EDER gestiona y promueve el desarrollo socioeconómico de la Ribera de Navarra con iniciativas y proyectos involucrando a todos los agentes implicados en la zona

29.06.2021 | 15:17
Sergio Villava, gerente de Consorcio EDER

En 1994 se constituyó el Consorcio para las Estrategias de Desarrollo de la Ribera de Navarra (EDER), una entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo es gestar y fortalecer de forma compartida entre toda la ciudadanía, agentes económicos, sociales e institucionales la identidad comarcal y las relaciones de cooperación y colaboración tanto territorial como sectorial. Para ello, el Consorcio desarrolla numerosos proyectos y promueve iniciativas que faciliten la creación de empleo, el emprendimiento y la integración de la mujer en el mundo laboral. Además, trabaja por "intentar cerrar o acortar la brecha existente entre la Ribera y la cuenca de Pamplona", según señala Sergio Villava, gerente de Consorcio Eder.

¿Qué iniciativas se están llevando a cabo en este año?

Estamos teniendo un 2021 realmente intenso, lo cual es una buena noticia teniendo en cuenta como fue el año 2020. Estamos trabajando en las principales líneas del Plan de Gestión 2021, aprobado en el mes de enero, para fortalecer el área de emprendimiento. De momento, llevamos ya en junio las mismas altas de nuevas empresas que en todo 2020. También estamos inmersos en el desarrollo de proyectos turísticos como la Ruta del Vino, un proyecto de Ecoturismo fluvial en el Ebro, o la instalación de seis puntos de atención turística virtual en la Ribera. A su vez, estamos gestionando el espacio de coworking de la Casa del Reloj y organizando la 4ª edición del certamen Lo que Viene, centrado en la presentación de producciones de cine y series de toda España.

Por otro lado, estamos terminando de tramitar todas las ayudas a la implementación de la Estrategia de Desarrollo Local Participativo Ribera Navarra, ayudas por valor 683.533 euros de las que se benefician empresas y ayuntamientos, principalmente. Asimismo, estamos preparando una nueva convocatoria para este próximo mes de octubre de más de 1 millón de euros y confeccionando dos proyectos en el ámbito de la economía circular con financiación europea. Además de estas actuaciones, hemos desarrollado la Hoja de Ruta NextGeneration Ribera de Navarra.

¿Cuál es la financiación para todos estas iniciativas que menciona?

Este año hemos movilizado 1.473.892 euros para el desarrollo de todos estos proyectos, que buscan precisamente la mejora económica y social de la zona, tratando de dar respuesta a las necesidades que las principales instituciones, ayuntamientos, empresas, organizaciones, etc. plasmaron allá por 2017 en la Estrategia Comarcal de Especialización Inteligente de la Ribera de Navarra (elaborada de forma participativa) y que constituye la verdadera brújula del consorcio.

Durante este año, en línea con la apuesta europea, estatal y navarra de ofrecer fondos de recuperación y resiliencia y en base a la actualización de la S3 de Navarra vamos a acometer también nosotros una revisión de nuestra Estrategia Comarcal, nuevamente de forma participativa.

Ahora que parece que la situación de la pandemia está mejorando, ¿cuáles son vuestras expectativas del futuro?

Han sido unos meses duros en lo sanitario, pero también ha resultado un duro golpe para todos los sectores como el comercio, la hostelería, el turismo, etc. La gestión de la pandemia ha sido complicadísima y ha interferido en la parte económica y social. Sin embargo, es un momento para mirar hacia el futuro con optimismo, con optimismo realista, pero con la actitud de que hay que reconstruir el tejido económico y social. Y ahí Consorcio Eder va a intentar poner su granito de arena y apoyar tanto a ayuntamientos, empresas, instituciones, etc. Para ello, los fondos de recuperación Next Generation tienen que jugar un papel fundamental como elemento tractor. Las instituciones, como Consorcio Eder que están afianzadas y pegadas al territorio y con unos recursos humanos altamente cualificados, tiene que ser clave en la canalización e implementación de estos fondos.

¿Existe desigualdad en la gestión y financiación entre municipios más pequeños y de mayor tamaño?

El caso de la Ribera es algo distinto al del resto de Navarra, ya que cuenta con pocos municipios "pequeños" en relación con el resto de la Comunidad (solo 2 de 27 están por debajo de los 1.000 habitantes). Aunque es cierto que igualmente tienen necesidades y carencias que en muchos casos no pueden llegar a cubrir.

Desde Consorcio Eder tratamos de darles apoyo en aquellos aspectos que nos demandan: ayudándoles con proyectos de turismo, asesorando a su ciudadanía para generar empresas o financiando proyectos de mejora e inversión a través de la convocatoria de ayudas financiada por fondos Leader desde el departamento de Desarrollo Rural, entre otras actuaciones. Sin embargo, considero que se deberían habilitar instrumentos y recursos para cerrar la brecha entre municipios pequeños y grandes y entre las zonas rurales y las urbanas. Por ejemplo, instrumentos como la Carta de Capitalidad para Tudela, dotar de recursos y servicios de organizaciones como Consorcio Eder pegadas al territorio, utilizar la autonomía fiscal de Navarra de una manera equitativa hacia el medio rural, etc. Son instrumentos que mejorarían las actuales políticas y recursos. Soy de los que piensa que siempre hay que buscar fórmulas para mejorar.

En mayo finalizó el programa de apoyo a mujeres emprendedoras en la Ribera de Navarra. ¿Cuál ha sido la valoración del proyecto?

La valoración es muy positiva. Está absolutamente reconocido y medido que el emprendimiento en las mujeres es porcentualmente menor en relación con el emprendimiento masculino. Solo el 40% de emprendimientos los empiezan mujeres y, únicamente el 20% de las personas que impulsan start-ups son mujeres. Tenemos que incluir medidas de apoyo para reducir este desequilibrio.

Desde Consorcio Eder estamos apostando por elaborar itinerarios individualizados de atención a los emprendedores y emprendedoras. El emprendimiento no puede ser un "café para todos o todas"; hay que elaborar itinerarios y realizar atenciones y acompañamientos individualizados. Y, por supuesto, uno de los que hemos implementado con total éxito ha sido el de acompañamiento a mujeres emprendedoras. Gracias al programa se han puesto en marcha 18 iniciativas empresariales y se han creado 25 puestos de trabajo.

El 16 de junio se ha celebrado la Ribera Talent, la feria de empleo, emprendimiento y formación de la Ribera. ¿Cómo ha sido la aceptación?

Ribera Talent es uno de los eventos que desde Consorcio Eder tenemos claro que tenemos que apoyar. Sobre todo, tras este último año y medio donde el empleo ha sufrido tanto. Es un ejemplo, a su vez, de colaboración. Sin el apoyo principal del Ayuntamiento de Tudela y de la involucración de La Caixa, el Servicio Navarro de Empleo SNE, la Dirección General de Formación Empresarial, la ETI de Tudela, Juventud, y un buen número de empresas, no lo hubiéramos podido realizar. Juntos llegamos más lejos.

Pero considero que hay que potenciar, sobre todo, la difusión. Tenemos que llegar a toda la ciudadanía para que sepan que en Ribera Talent van a poder contar con más de 20 o 30 empresas que ofrecen puestos de trabajo vacantes en la zona. Y esto no pasa todos los días.

En este sentido, debemos trabajar, también, por mejorar aún más las políticas de empleo y emprendimiento. Por ejemplo, contando con un espacio o una infraestructura en la Ribera para la formación continua y ocupacional enfocada a la empleabilidad, que pueda ofrecer y gestionar una oferta de este tipo de formación de valor para la ciudadanía. Desde Consorcio Eder estamos trabajando en ello, al ser uno de los proyectos estratégicos priorizados de la Estrategia Comarcal.

Cederna-Garalur y Eder han colaborado conjuntamente en el proyecto de Red de puntos de Observación de Aves. ¿Cuál es el principal objetivo?

Este proyecto es otro claro ejemplo de que colaborando entre organizaciones se llega más lejos, ya que la adecuación de estas infraestructuras se ha realizado a través del proyecto "Birdwatching Montaña y Ribera de Navarra", financiado por FEADER y Gobierno de Navarra y en colaboración con Cederna Garalur. Gracias a esta colaboración se ha podido habilitar esta red, uniendo el itinerario Norte-Sur en Navarra y generando un atractivo adicional para el turismo especializado, pero también familiar. Busca aumentar la oferta de actividades turísticas para tratar de aumentar la estancia media de los turistas y, por tanto, el gasto que generan en el territorio.

En nuestro caso particular, la Red de Observatorios de Aves de la Ribera de Navarra se ha ampliado con nuevas infraestructuras habilitadas que permiten acceder a cuatro de los mejores espacios naturales de la comarca para la observación de las aves. Se trata de tres puntos ubicados en distintos tramos junto al río Ebro. El primero de ellos, en Azagra; el segundo, en el Soto de los Tetones de Tudela; y el tercero, en el soto de Buñuel. El cuarto se ubica en la Reserva Natural de la Balsa del Pulguer, entre Cascante y Tudela, en el que se ha adecuado un itinerario peatonal y un observatorio.

noticias de noticiasdenavarra