guía

Ayudas para rehabilitar

Subvenciones / El Gobierno de Navarra financia obras para suprimir barreras arquitectónicas o mejorar el estado del edificio

29.01.2021 | 14:06
Fachada del edificio Casa Luna, entre las calles Eslava y Mayor de Pamplona.


El 56% de los navarros desconoce las ayudas que puede pedir para rehabilitar su vivienda, según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Dicho informe también recoge que los mayores de 46 años son el rango de edad que más información tiene al respecto (un 49%), frente a los menores de 30 años, de los cuales solo el 26% conoce las ayudas existentes.

Las obras más comunes que solicitan las comunidades de vecinos son relativas a la eliminación de barreras arquitectónicas en los accesos al domicilio para personas mayores o discapacitadas e instalación o sustitución de ascensores; la reparación de fachadas y tejados o eliminación de humedades y desperfectos; las obras de mejora de los inmuebles; y las obras de subsanación de deficiencias detectadas en la Inspección Técnica de Edificios (ITE) como el estado de cimentación y estructura, los tejados y cubiertas, las fachadas o las instalaciones generales.

Por otro lado, los costes de energía en continuo ascenso, los recursos menguantes y la preocupación por el clima global están poniendo a la eficiencia energética en el centro de atención de los edificios de viviendas a la hora de emprender cualquier rehabilitación. Acciones de mejora de la envolvente térmica, colocación de sistemas de aislamiento térmico o la instalación de cerramientos de altas calidades son algunas de las medidas de rehabilitación que se están adoptando en la actualidad para proteger el edificio del ruido o mejorar la eficiencia energética de las instalaciones.

Obras subvencionables

En Navarra existen ciertas ayudas para la rehabilitación. Cualquier propietario o usuario de vivienda en la Comunidad Foral puede pedir que la rehabilitación de su inmueble sea considerada como Rehabilitación Protegida. Este reconocimiento otorga el derecho a solicitar subvenciones y préstamos cualificados, siempre que su nivel de renta familiar no supere el nivel de 3,5 veces el SARA y el presupuesto de la obra supere los 2.000. No obstante, las comunidades de vecinos también pueden solicitar ayudas para la supresión de barreras arquitectónicas, mejora de la envolvente térmica, mejora de la eficiencia de las instalaciones térmicas centralizadas y anillado de la instalación de calefacción e instalación de contadores. En este caso, no existe un límite de renta, ya que no se tienen en cuenta los ingresos de los propietarios. Las ayudas a comunidades de vecinos se agrupan en torno a dos grandes ejes: la supresión de barreras (puede ser total o parcial, para edificios con y sin ascensor) y el incremento de la eficiencia energética (envolvente térmica, instalaciones térmicas centralizadas y anillado de la instalación de calefacción y contadores).

Si se van a acometer obras para la supresión parcial o total de barreras, las ayudas divergen en función de si la comunidad tiene o no ascensor. El máximo es de 8.000 por vivienda en el caso de adaptación total con instalación de ascensor (si el número de viviendas por portal es inferior a 11, la ayuda puede llegar hasta 10.000). Si las reformas son para promover la rehabilitación de la envolvente térmica (aislar el edificio en cubiertas, suelo y fachada), la subvención es del 40% del presupuesto, hasta un máximo de 6.000 euros por vivienda del bloque. Sin embargo, si la reforma de envolvente se incluye en un Proyecto de Intervención Global (proyectos coordinados entre portales, manzanas y barrios), la ayuda puede llegar al 50% del presupuesto, con un máximo de 7.500 por vivienda.

También se financian inversiones solo en anillado de calefacción y contadores individuales, o en renovación de instalaciones térmicas centralizadas (calderas, geotermia, solar térmica). La tramitación de las ayudas se realiza a través de las oficinas de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE) repartidas en las distintas comarcas de Navarra y pueden solicitarse a lo largo de todo el año. Además, son compatibles con ayudas municipales y de otras entidades, como por ejemplo, las del IDAE, para mejora de eficiencia energética.

Rehabilitación preferente

El Departamento de Vivienda establece unas zonas preferentes para la rehabilitación de viviendas, en cuyo caso las ayudas públicas se elevan hasta el 45% y el 30% del presupuesto con una subvención máxima por vivienda de hasta 25.000 €.

Los municipios acogidos son Basaburua, Cintruénigo, Corella, Estella, Fitero, Gallipienzo, Imotz, Liédena, Mendavia, Olite, Pamplona (su Casco Antiguo y los Ensanches), Puente La Reina, Sangüesa, Tafalla, Tudela, Viana y Villafranca. Además, sin ser áreas como tales, los edificios y viviendas de más de 50 años que se hallen en las localidades del Pirineo incluidas en el Plan Estratégico de Desarrollo de esta zona. Actualmente, se encuentran 23 PIG aprobados, y varios más en tramitación. En concreto, afecta a un total de 5.492 viviendas, en 243 portales de Pamplona, Zizur Mayor, Ansoáin, Tudela, Barañáin y Noáin, con una inversión a realizar que supera los 107 millones de euros.

subvenciones

Obras protegibles: Aquellas que pueden afectar tanto a las viviendas como a los elementos comunes del edificio: escaleras, cubiertas, fachadas, etc destinadas a:

? Conseguir la adecuación estructural o funcional del edificio.

? La mejora de la envolvente térmica del edificio y de la eficiencia energética.

? La mejora en la accesibilidad, eliminando barreras.

? Obras de adaptación a la normativa vigente.

? La obtención o mejora de las condiciones de habitabilidad.

? La ampliación de la superficie habitable de las viviendas, hasta los 120 m2 útiles y la creación de nuevas viviendas como resultado de ampliar, unir, dividir o segregar las existentes. Se excluirán del presupuesto protegible los acabados privativos de las viviendas y edificios, excepto cuando su reparación o sustitución vengan exigidas por la ejecución de obras protegibles.

Destinatarios: Propietarios de las viviendas según su renta o la comunidad de propietarios cuando las obras tienen por objeto la instalación de un ascensor o la mejora de la envolvente térmica de un edificio. Las comunidades de vecinos pueden solicitar estas ayudas sin que se tengan en cuenta los ingresos de los propietarios

Tramitación: Los expedientes y ayudas a la rehabilitación se realiza a través de las Oficinas de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE).

Cuándo se cobran: Una vez concedida, si se cumplen los requisitos, el Gobierno transfiere el dinero a los 2 o 3 meses de finalizar las obras.

Plazos para las obras: Deben iniciarse en un plazo máximo de 6 meses tras obtener la calificación provisional de rehabilitación protegida del Gobierno foral. Y ejecutarse en un plazo máximo de 36 desde la calificación provisional, prorrogables, previa solicitud, por 18 meses más.

noticias de noticiasdenavarra