Apoyo a las residencias de mayores de Navarra

28.03.2020 | 00:35

La Asociación de Familiares de personas afectadas por el Alzheimer y otras Demencias de Navarra, AFAN, vivimos con preocupación la situación sanitaria provocada por el coronavirus. Y si para toda la población esta crisis es angustiosa, para nuestro colectivo, tan vulnerable, lo es aún más por razones obvias.Nuestros familiares enfermos son cuidados en un 90% en el domicilio familiar. Las residencias son el último eslabón de la cadena asistencial, al que se recurre cuando la necesidad de los cuidados sobrepasa las posibilidades de la familia. Decisión dura donde las haya, y más en estos momentos que no pueden acudir a visitarlos y reciben la información de su ser querido a través del teléfono. Las familias confían en el buen hacer de los centros y están manifestando una comprensión admirable al desbordamiento que perciben en los profesionales que les atienden.Ante semejante escenario, necesitamos información completa, objetiva, puntual –que nos permita conocer la realidad y analizar los problemas para solucionarlos–, pero también cuidada y pedagógica, evitando los alarmismos que no hacen más que acrecentar el dolor de una situación de por sí ya penosa. Que nuestros enfermos pertenecen al grupo de riesgo no es una novedad. Pero no podemos sembrar la duda de que estos familiares no están bien atendidos, a pesar de las deficiencias existentes, que habrá que abordar cuando pase esta crisis sanitaria sin precedentes.No todas las residencias funcionan tan escandalosamente mal, como algunos ejemplos que se han sabido en estos días a través de los medios de comunicación. En la Comunidad Foral nos consta que se está trabajando con profesionalidad y con el esfuerzo encomiable de todo el personal. Por todo ello, esperamos de los medios una información contrastada y rigurosa, con el respeto con que siempre han tratado a nuestros mayores y que tanto agradecemos.Desde AFAN (Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer) queremos enviar nuestra solidaridad a las residencias y centros gerontológicos, así como transmitir nuestro reconocimiento por la labor que desarrollan los profesionales de la salud y de los cuidados a nuestro colectivo, personas afectadas por demencia.Muchas gracias, cuidaros mucho y cuidar bien a todos los que os necesitan.