Aniversario de 'El Pensamiento Navarro'

07.09.2020 | 00:40

El carlismo nació en 1833 como respuesta a los ataques a los bienes comunales y sociales, a los Fueros y soberanía de las distintas naciones que formaban Las Españas y también a la legitimidad. Y los ataques de la burguesía y su monarquía borbónica liberal centralista, uniformadora y explotadora contra las clases populares (especialmente las de las zonas forales) fueron mortales con la desamortización, la Pepa y la ocupación militar. Y es que no cabía otra respuesta que la sublevación popular contra el poder a base de bravura y heroísmo en las tres guerras del XIX, cada cual con lo que tenía a su alcance, autogestionariamente, respondieron contundentemente a tanto atropello comandados por líderes populares, como el Tío Tomás, logrando victorias tan sonadas como las de Lacar, Montejurra y tantas otras por todas Las Españas. Y así ha seguido sin solución de continuidadl desde dentro y desde fuera hasta nuestros días.Nos infiltran, nos dividen, nos corrompen y nos venden o nos matan, pero siempre hay respuesta popular, por que la raíz carlista no ha muerto y la semilla de justicia y libertad está sembrada. Con El Pensamiento Navarro, periodico del Partido Carlista que pudo ser salvado de la incautación franquista por el decreto de unificación, mediante la creación de una pseudo sociedad anónima que repartio gratuitamente sus acciones entre la entonces dirección del partido en Nafarroa, sucedió otro flagrante ataque antes de los criminales asesinatos de Montejurra 76. Nos lo robaron desde dentro los caciques de Navarra para su integrismo, su tradicionalismo y su carcundia con la ayuda del "Movimiento fascista" en el Gobierno, contra la orientación democrática de J.M. Pascual y del Partido Carlista. Se recurrió a todo tipo de razonamientos y por todos los medios de persuasión democrática para revertir el expolio, llegando a organizar multitudinarias manifestaciones públicas en Pamplona, sin ningún éxito. Pero cuando todo parecía perdido, también en esta ocasión hubo una contundente respuesta, el 23 de agosto de 1970 fue inutilizada la máquina y la tipografia con que se imprimía El Pensamiento Navarro en la calle Leyre 32, eso sí, sin daños personales ni a vecinos ni a participantes.Hoy de manera taimada, y a través de primaverales asociaciones interpuestas, pero con las mismas intenciones regresivas, se repiten situaciones y maniobras similares con las mismas intenciones monarcoides y reagrupadoras, con la misma canalla que nos ametralló en 1976 y es conveniente recordar este pasado tan cercano a los olvidadizos para que no tengamos que seguir cayendo en el mismo círculo vicioso.