la carta del día

Reconocimiento por el pintado de rojo de los carriles bici

17.09.2020 | 00:04
Una persona en bici por la Txantrea

La Asociación Medios de Transporte Saludables (AMTS) quiere reconocer públicamente, y así se lo ha hecho saber a todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Pamplona, la importancia de que los nuevos carriles bici, situados en la calle Doctor Juaristi (San Jorge) y en la calle María Auxiliadora (Txantrea) se hayan pintado de rojo.

Los manuales de infraestructuras ciclistas señalan el valor de la aplicación del color rojo por su destacado impacto visual, alertando a todos los usuarios de los espacios reservados al ciclista. De esta manera, no solo el ciclista y el peatón, sino que también el conductor presta más atención en proximidad a un carril bici.

Está demostrado que los carriles bici pintados de rojo producen un efecto llamada, haciendo que crezca de manera continuada el número de usuarios de la bicicleta. En los países europeos de gran tradición ciclista, desde hace tiempo, el pintado de rojo forma parte de los estándares de calidad de las vías ciclistas. Sin ir tan lejos, en municipios cercanos a Pamplona, existen carriles bici que están pintados de rojo.

Por ello, la aplicación del color rojo debería ser un criterio de uniformidad de obligado cumplimiento para la red de vías ciclistas no sólo de Pamplona, sino de toda el Área Metropolitana de la Comarca de Pamplona, puesto que dicha red debería estar interconectada.

Conviene señalar que para tratar las superficies terminadas de nuevos carriles bici, existe en el mercado un producto coloreado de rojo (y también de otros colores) que se aplica al pavimento, llamado "lechada bituminosa pigmentable". Además del color, su aplicación permite la mejora de la textura o del sellado de pavimentos preexistente, pudiéndose aplicar una o varias capas de muy pequeño espesor, entre 1 y 3 mm, dependiendo del grado de rugosidad deseado. También es de destacar su larga durabilidad.

En lo referente al coste el precio viene a ser unos 7 euros por metro cuadrado, dependiendo de los componentes y las capas aplicadas, con una durabilidad de unos siete años. Transcurrido ese tiempo la renovación del tratamiento se reduce a unos 4 euros por metro cuadrado cada siete años.

Ante la urgente necesidad de ir ampliando la escasa red de carriles bici de la que dispone Pamplona, desde AMTS proponemos al Ayuntamiento de Pamplona que continúe aplicando el criterio de pintado de rojo de dichos carriles bici, para que el uso de la bicicleta se haga de manera más extensiva, cómoda y segura, y también para que los peatones y conductores sean más cuidadosos en proximidad a los carriles bici.

Esta propuesta está apoyada, desde hace un año, por la presencia de 7.000 ciclistas portadores en sus bicicletas del mensaje reivindicativo de "¡Carril bici rojo!, Bidegorria!". Para ello, solicitamos que en las partidas presupuestarias de las futuras actuaciones destinadas a la política de la bicicleta, el 5% de dichos presupuestos anuales sean dedicados al pintado en rojo de los carriles bici.

Por último, no nos cansaremos de repetir una vez más que los expertos consideran que la calidad de los carriles bici, y no tanto su extensión, es un fiel reflejo del grado de interés, de la voluntad, y el compromiso que prestan los ayuntamientos en favorecer la movilidad ciclista.

Todo ello, al margen de otras soluciones que se puedan aplicar en determinados cruces o puntos conflictivos de carriles bici que no estén coloreados.

Asociación Medios de Transporte Saludables (AMTS)

Los carriles bici pintados de rojo producen un efecto llamada, haciendo que crezca de manera continuada el número de usuarios de la bicicleta