De aquello que aprendimos y nos hizo 'nosotras'

06.11.2020 | 02:34

Somos 24 personas con edades comprendidas entre los 50 y los 28 años que hemos trabajado en alguno de los periodos comprendidos entre 1998 y 2020 en el equipo del servicio de acción preventiva y comunitaria de Aldezar (SAPC) del Casco Viejo de Pamplona/Iruña.La inmensa mayoría ahora con profesiones relacionadas con la educación o el ámbito social, como educadoras, trabajadoras sociales, pedagogas, psicólogas, maestras, técnicas de juventud, etcétera.Todas con experiencia en algún campo del trabajo educativo, relacional, comunitario, terapéutico, acompañamiento en situación de exclusión, interculturalidad, género, salud €, y todas con una experiencia vital marcada para siempre por nuestro paso por Aldezar y por el equipo preventivo comunitario.Si algo aprendimos de esa experiencia con claridad fue, sin duda, todo el potencial a nivel humano que se desarrolla desde estos procesos de intervención socioeducativa, que tiene lugar con las distintas comunidades que habitan un barrio y los distintos agentes implicados. Y sobre todo que esto hubiera sido imposible si en este largo, intenso y sentido proceso no hubieran estado las asociaciones del barrio implicadas al 100%, y sobre todo el motor que las impulsaba, Aldezar.Pasamos por experiencias socioeducativas y comunitarias compartidas con Tonucci, con Marco Marchioni, con profesores y profesoras de la UPNA y de la UPV, con médicas, trabajadoras sociales, maestras, bibliotecarias, arquitectas, todas trabajadoras en el Casco Viejo en estos años, con madres y padres, abuelas, tutoras... y, sobre todo, con mucha infancia y gente joven. Son muchas, muchísimas las personas, y muchísimas las experiencias personales y profesionales compartidas en todos estos años, miles los niños, niñas y jóvenes que han caminado con Aldezar y su equipo al lado, bien cerca. Son muchas las personas que, todavía, al encontrártelas por la calle, y después de tantos años, te dicen mirándote a los ojos € "¡qué hubiera sido de mí sino hubiera existido Aldezar!".Hemos vivido, hemos sido y somos parte de la implicación vecinal, llevando la voz y la mirada de txikis y jóvenes a procesos participativos de los que han salido adelante tantos y tantos proyectos. Ya lo hicimos hace años, y ahora y siempre seguimos creyendo y apostando por un modelo social basado en la participación, la solidaridad vecinal, la fuerza de la respuesta colectiva y el compromiso en la búsqueda de una mejor calidad de vida.Y es por todo esto que nos resulta imposible pensar que lo que ha propuesto el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pamplona sea mejor que aquello de lo que venimos disfrutando en el Casco Viejo, y en al menos otros 8 barrios (teniendo en cuenta a Hazialdea de Ermitagaña) de la ciudad. Sirva de muestra un pequeño ejemplo en esta época de pandemia: en Aldezar se siguen desarrollando todas las actividades como si de un año normal se tratara porque tenemos a tanta gente joven implicada, tanto voluntariado, que podemos repartir a todos/as los/as txikis participantes a razón de 5 txikis por monitor/a. ¿Sería posible realizar esto de otra manera?Guk ez dugu auzoa ulertzen Aldezar Elkartearen eskutik ez bada!