Pensiones y Pacto de Toledo

17.04.2021 | 01:00

El ministro Escrivá ha hecho una propuesta en el seno del Pacto de Toledo que con toda seguridad va a crear fuerte polémica y debate: poder alargar la edad de jubilación, incentivando con entre 5.000 y hasta 12.000 euros (según la pensión) y también conceder un 4% más por cada año que se alargue la jubilación. El objetivo parece ser que es llegar a los 67 años como edad tope para jubilarse. Se sabe de muy buena tinta que la Unión Europea está presionando a España para que active reformas laborales y reformas en pensiones para que esos fondos de 140.000 millones de euros puedan llegar a buen puerto. El ministro Escrivá dice por activa y por pasiva que en ningún caso se trata de rebajar las pensiones, pero la movida está servida y otros grupos políticos del Congreso como Mas Madrid, en Comú Podem e incluso el socio de gobierno de Unidas Podemos no lo ven nada claro. Entrevistada en La Sexta la economista Miren Etxezarreta y también conocedora del tema de pensiones, dice que estas propuestas son "un regalo perverso y engañoso" y que en definitiva tratan de dividir a los pensionistas; resulta que un 40% de los jóvenes españoles están parados y/o tienen que salir a otros países para poder trabajar y posiblemente las empresas tampoco lo tendrán muy claro en mantener a personal con esas edades porque las funciones físicas bajan para desarrollar los trabajos con eficacia. Según los grupos que están en contra, dicen que esta actuación del señor Escrivá es unilateral y no la comparten, iremos viendo el desarrollo de esta propuesta, que a bote pronto suena a engaño y tomadura de pelo a los futuros pensionistas y también a los casi 10 millones de jubilados, a pesar del anuncio del incremento del IPC real cada año. El presidente del Gobierno, según Moncloa, está totalmente de acuerdo con el señor Escrivá y con estas propuestas. Creo que con estos mimbres, con la pandemia galopante, con las reformas que pretende la UE y con el gran circo político que cada semana tenemos en el Congreso, el culebrón del verano va a ser largo y penoso. Los pensionistas y jubilados/as continuaremos con nuestras reivindicaciones y manifestaciones por unas pensiones dignas.

El autor es Jubilado de Renfe-Adif