A la contra

La ignominia

07.02.2020 | 07:47

UPN y PPN siguen compitiendo por ver quién se refocila más en el fango. Ayer, ambas formaciones dieron total verosimilitud a la información que un ciudadano daba en un medio de comunicación acerca de que el 112 -que depende del Gobierno de Navarra, para llamar a la Guardia Civil está el 062 y el 091 para la Policía Nacional- no había informado a la Guardia Civil del tiroteo de Cáseda. Sayas, de UPN, llegó a escribir: "Una vez más parece que se impone la animadversión ideológica en lugar del servicio público". Lógicamente, lo escribió antes de que los mandos del 112 y toda la plana mayor de Interior del Gobierno de Navarra relataran que la 1º llamada se recibió a las 18.53:02, a las 18.53:27 se avisó a Policía Foral y a las 18.54:53 se avisó a la Guardia Civil, instante en que llamó el ciudadano antes citado y cuya conversación no puede ser hecha pública porque él mismo ha puesto una demanda penal y el tema está judicializado. La Guardia Civil mandó un retén desde Carcastillo porque al parecer no había efectivos en el cuartel de Cáseda. Lo grave es que UPN y PPN vienen a afirmar que, en casos así, con personas disparando por las calles, el 112 está en manos de auténticas ratas de alcantarilla inhumanas que no avisan a todos los medios posibles habidos y por haber que pueden salvar vidas y protegernos a los ciudadanos por "animadversión ideológica". Nos mandaría gente, en una palabra, a la que no le importa que nos matemos los unos a los otros hasta que no llegue al lugar de los hechos una patrulla de la Policía Foral y solo de la Policía Foral, así pasen 2 horas. Esto a cuenta de 3 muertos, tirando solo del hilo de una conversación de un ciudadano -que no cuenta con toda la información, aunque su relato pueda ser correcto, que no lo sé- y sin tener ni por asomo la totalidad de la información. Los niveles de ignominia alcanzados en casos así tienen poco parangón.

Lo último Lo más leído