De frente

Síntomas

18.03.2021 | 00:23

¿Cuáles son los síntomas de la trombosis venosa?". La llamada aparece bien visible en la web de un diario de Madrid como un cebo del que cuelga un gusano gordo y sabroso. El asunto es de máxima actualidad y tiene todos los ingredientes de lo que llaman un titular SEO. ¿Pico o no pico?, me pregunto. Un médico me recomendó que la gente como yo, mayormente hipocondríacos, deberíamos alejarnos de ese tipo tentaciones; es más, ni se te ocurra hacerlo€ La amenaza pesó tanto como el miedo a ser una colección de síntomas andante, un cobaya ambulatorio capaz de asimilar en una sola lectura, en papel o en pantalla, todas las enfermedades citadas y alguna más. Quien haya buceado entre ese tipo de informaciones sabe a qué me refiero: siento dolor en la planta del pie, cáncer; me ha salido un lunar en el dedo meñique, cáncer; tengo un grano en la lengua, cáncer. Todo, de un modo u otro, acaba recogiendo en su diagnóstico ese veredicto fatal.

Los efectos de la vacuna de AstraZeneca seguro que han multiplicado las búsquedas. No es bueno sembrar la desconfianza cuando tantos miles de personas están llamadas a recibir las dos dosis. El personal está tan escamado con esta pandemia que ya puede garantizar la Agencia Europea del Medicamento la fiabilidad del producto que no termina de creérselo y si dejaran elegir optarían por Pfizer o Moderna. Por personas cercanas, sé de vacunados con AstraZeneca que han sentido malestar, dolor de cabeza o una pequeña hinchazón en la zona del pinchazo, nada diferente de lo que te informan antes de inocularte contra la gripe. Que alguien haya presentado una reacción adversa grave o que habiendo sido vacunado haya fallecido, supone un porcentaje minúsculo entre tantos miles de vacunados. Al margen de que pueda demostrarse que la muerte tenga que ver con la vacuna.

En este asunto de los efectos secundarios sospecho que hay detrás algo de guerra intestina entre empresas farmacéuticas, un interés por desprestigiar al rival al que no son ajenas las redes sociales. Porque aquí sigue habiendo mucho dinero en juego. Y esto no es un buen síntoma cuando lo que está en cuestión es la salud.

En este asunto de los efectos secundarios de la vacuna sospecho que hay detrás algo de guerra intestina entre empresas farmacéuticas