Mesa de Redacción

Non dago Marlaska?

17.02.2021 | 00:14
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, interviene en el Congreso.

El próximo 26 de febrero llega a los cines el largometraje documental Non dago Mikel?, la crónica de las torturas, desaparición y muerte del joven navarro Mikel Zabalza tras ser detenido en una operación contra ETA y trasladado al cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo. Zabalza no era miembro de ETA, sino un conductor de autobús. Este estreno ha coincidido en el tiempo con el fallecimiento por coronavirus de Enrique González Galindo, el alto mando responsable de Intxaurrondo en ese tiempo y posteriormente condenado a 74 años de cárcel por el secuestro, tortura, asesinato y entierro en cal viva de Lasa y Zabala. Por esos y otros hechos similares, Rodríguez Galindo cubría su pecho con infinidad de condecoraciones y medallitas de hojalata ética y el Gobierno de Felipe González le ascendió a general de la Guardia Civil y le indultó tras cumplir apenas cuatro de los 74 de condena alegando enfermedad grave e incurable. Al final, no ha sido aquella enfermedad supuestamente grave e incurable, sino el coronavirus del siglo XXI el que ha dado el pase al tipo. Galindo siempre me ha parecido un chusquero macarra, con pocas luces y mucha indocumentación democrática que medró al amparo del todo vale en la lucha antiterrorista, aunque ese todo vale vulnerase los valores constitucionales y los principios democráticos mínimos, amparado por el felipismo que cobijó también a otros condenados por la guerra sucia y el terrorismo de Estado como Barrionuevo y Vera. Podía preguntarme ¿dónde está González?, pero me pregunto dónde esta Marlaska. Non dago Marlaska? cuando el poeta y rapero Pablo Hasél es detenido en una universidad para entrar en prisión para cumplir una condena por ejercer la libertad de expresión cantando estrofas en las que denuncia las andanzas de Juan Carlos I que investiga la justicia mientras un grupo de fascistas muestran sin pudor su discurso de odio contra el pueblo judío y hacen exaltación pública del genocidio franquista a plena luz del día y con un cura con alzacuello de maestro de ceremonias incluido. Non dago Marlaska? cuando un par de miembros de la Policía Nacional golpean hasta extenuarse a un padre y a su hija de 14 años en Linares y la respuesta de esa misma Policía Nacional ha sido disparar con fuego real a los vecinos de la localidad que protestaban contra esta ilegal y antidemocrática violencia policial. Marlaska ha sido condenado una vez más por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo por incumplir la normativa europea y negarse a investigar las denuncias por supuestas torturas de un joven navarro. Acumula ya 7 condenas por casos similares. Tampoco se ha dado por aludido. Non dago Marlaska? cuando la ley Mordaza cumple ya casi seis años de vigencia y pese a su compromiso público con la derogación de este engendro legal que ha recortado derechos civiles y políticos y limitado el ejercicio de las libertades de manifestación, opinión y expresión sigue vigente. Marlaska hizo su carrera hacia el estrellato judicial al amparo de los tejemanejes del PP de Rajoy para controlar el poder judicial y los altos tribunales de justicia del Estado. Por eso precisamente, Sánchez se lo llevó de ministro. Pero estos y otro muchos silencios le inhabilitan para ocupar un sillón en el Consejo de Ministros y más aún la cartera de Interior de una democracia que se considera avanzada y consolidada.