Medidas fiscales dirigidas a empresas, pymes y autónomos

31.03.2020 | 00:52

Inmersos en plena declaración del estado de alarma decretado el pasado 13 de marzo en nuestro país, las prioridades de quienes ocupamos cargos de responsabilidad nos llevan a volcar todos nuestros esfuerzos, en primer lugar, en la emergencia sanitaria, sin olvidar la emergencia social y la emergencia económica que la crisis del COVID-19 nos está ocasionando.

Estamos en una semana muy importante, con las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno de España, que ahondan en esa necesidad de hacer que los movimientos de la sociedad española se asemejen a un día festivo o a un domingo para bajar los contagios, conjugando y priorizando el interés general y las necesidades sanitarias, con el mantenimiento de la actividad económica mínima necesaria.

Con la única finalidad de poner a disposición de la ciudadanía una información que ayude, en la medida de lo posible, a superar y paliar la situación actual, y dada mi responsabilidad al frente del Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, quiero aprovechar estas líneas para detallar los pasos que estamos dando desde nuestra autonomía fiscal, dejando bien claro que seguimos trabajando minuto a minuto, de la mano de los agentes sociales y económicos, con el ánimo de escuchar y seguir adoptando medidas eficaces y oportunas en cada momento.

El camino en la lucha contra la pandemia va a ser largo, y el Gobierno de Navarra hará todo lo que tenga que hacer para ayudar a la recuperación económica de nuestra sociedad.

Tras unas primeras reuniones con colectivos y asociaciones especialmente afectados por la crisis del COVID-19, dos son las urgencias detectadas: la falta de liquidez y la situación dramática de aquellos que han tenido que cerrar la persiana, sobre todo autónomos y pymes, los que, si no han visto su cese total de actividad, han disminuido en gran medida la misma.

La nueva prestación por cese de actividad (equivalente al desempleo/paro para trabajadores por cuenta ajena) aprobada por el Gobierno de España, competente en la materia, sin requisitos de cotización previa, que libera a los autónomos que la cobren del pago de su cuota de autónomos mientras dure el estado de alarma, y que llegará a todos los que acrediten una pérdida de ingresos de al menos un 75% y a todos los que se han visto obligados a cerrar sus negocios por el estado de alarma, es una medida muy importante que sin duda aliviará al colectivo tan afectado por la pandemia.

A esta medida hay que añadir las medidas adoptadas por el Gobierno de Navarra, que paso a desgranar:

1) Ampliación del plazo de presentación e ingreso de autoliquidaciones:

- El plazo voluntario de presentación e ingreso de las autoliquidaciones de IVA y retenciones a cuenta de IRPF e Impuesto sobre Sociedades, correspondientes al primer trimestre de 2020, se extiende hasta el 1 de junio (antes hasta el 20 de abril).

- Asimismo se extiende hasta el 30 de abril el plazo voluntario de presentación e ingreso de las autoliquidaciones de IVA y retenciones a cuenta correspondientes al mes de febrero (antes 30 de marzo).

- También se amplía hasta el 30 de abril el plazo voluntario de presentación de las declaraciones informativas que debían presentarse en marzo o abril.

2) Suspensión de los pagos fraccionados de IRPF de los trabajadores autónomos de los trimestres 1º y 2º de 2020.

3) Ampliación o suspensión de plazos de pagos de deudas tributarias:

- Los plazos de pago de deudas tributarias no concluidos antes del 14 de abril se amplían hasta el 30 de abril, y las notificadas a partir del 14 de marzo podrán pagarse hasta el 1 de junio.

- Se retrasa 1 mes el plazo de pago de cada uno de los vencimientos de aplazamientos vigentes.

4) Suspensión de los plazos de tramitación de los procedimientos tributarios en curso por el plazo comprendido entre el 14 de marzo y el 30 de abril (afecta a la presentación de alegaciones y recursos o atención de requerimientos).

5) Aprobación de un aplazamiento especial para deudas tributarias de trabajadores autónomos y pequeñas empresas:

- Pueden solicitarlo autónomos y pymes (volumen de facturación en 2019 inferior a 6 M €) para deudas tributarias generadas entre el 14 de marzo y 1 de junio.

- El aplazamiento será de 7 meses sin intereses, con una carencia de los 3 primeros meses.

Además, quiero recordar e insistir en el compromiso de Hacienda Foral de Navarra, con ese objetivo de apoyar la liquidez de empresas y autónomos, de continuar efectuando las devoluciones tributarias (principalmente de IVA) en los próximos meses.

En esta situación que estamos viviendo, la ciudadanía navarra está demostrando su solidaridad, en términos sociales, con un comportamiento ejemplar.

La solidaridad también se puede ejercer en términos fiscales. También solidaridad es que aquellos contribuyentes cuya actividad económica no se esté viendo perjudicada por la pandemia, cumplan con sus obligaciones tributarias en los plazos ordinarios que tenía antes de esta crisis la Hacienda Foral.

Me consta que algunos de ellos quieren y van a contribuir de esta manera a este esfuerzo colectivo que nos va a llevar a vencer todos juntos al COVID-19.

Consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra