Tras el aval de la Asamblea, las obras de reforma de El Sadar empezarán a finales de junio

Osasuna | Desde Muro Rojo dicen que intentarán acabar el 24 de octubre de 2020, fecha del centenario del club

08.02.2020 | 22:21
Muro Rojo: reproducción del exterior de El Sadar.
Recreación del interior de El Sadar del proyecto Muro Rojo-Harresi Gorria.

Pamplona - Las obras de reforma de El Sadar comenzarán a finales del próximo mes de junio, cuando la temporada en curso haya concluido, y los representantes del proyecto que se hará cargo de las mismas han aceptado el reto de intentar concluirlas para el 24 de octubre de 2020, fecha del centenario de Osasuna, el anhelo de su presidente, Luis Sabalza, tras el OK al endeudamiento que este sábado han dado los socios compromisarios de Osasuna.

Apenas once horas después de convertirse en la propuesta más votada por los socios rojillos -aglutinó 3.820 apoyos, el 45,43% del total del censo-, los representantes de Muro Rojo-Harresi Gorria comparecieron en la sala de prensa del estadio donde juega el conjunto navarro para felicitarse por su victoria y agradecer el esfuerzo de los otros cuatro candidatos y de Osasuna, además del apoyo recibido por un amplio sector de la masa social de la entidad. También para dar explicaciones sobre su propuesta y calendarizar, en la medida de lo posible, su método de actuación.

Tanto Morales como Suescun, que también destacaron que junto a VDR y OFS trabajarán en el proyecto FS Estructuras e INARQ Ingenieros, coincidieron en señalar que las obras nunca comenzarán antes del mes de junio, pero explicaron que ya han iniciado algunos trámites burocráticos. "Es difícil poner fechas al tema de las licencias, pero estimamos que va a ser un proceso de dos o tres meses y la intención es empezar la obra en cuanto termine esta temporada, acometiendo primero las reformas interiores y, una vez que comience la próxima temporada, poder actuar desde fuera", explicó Héctor Morales, de VDR. Jaime Suescun, de OFS, añadió que "también queremos aprovechar el verano siguiente -en referencia al de 2020- para hacer los trabajos de cubierta", aunque recurrió a un símil futbolístico para pedir paciencia: "Eso sí, vamos a ir partido a partido porque hay muchos pasos que dar al ser un elemento muy grande".

El representante de VDR advirtió, no obstante, que "para el club hay un tema más urgente, que es el de la iluminación, uno de los requisitos solicitados por la Liga". No obstante, tanto Morales como Suescun -también Sabalza- apuntaron la posibilidad de que el ente que preside Tebas pueda aceptar una prórroga si comprueba que las obras de reforma ya están en marcha, puesto que lo más lógico sería acometer el tema de la iluminación después de iniciar los trabajos en la cubierta, previstos para dentro de algo más de un año.

Para Héctor Morales, la clave del triunfo en la votación de Muro Rojo-Harresi Gorria estuvo en que "nos hemos ido adecuando a lo que el socio nos iba demandando", mientras que, para Jaime Suescun, residió en que "lo importante era el interior", el "equilibrio" del presupuesto y la "imagen coherente e impactante" de su idea.

Detalles

Tres fases. De las palabras de los representantes de Muro Rojo-Harresi Gorria se desprende que las obras tendrán tres fases principales: una primera centrada en el interior del estadio y que se acometerá este verano; una segunda para actuar en el exterior de El Sadar durante la próxima temporada; y una tercera para trabajar la cubierta durante el verano de 2020.

Problema con la iluminación. Aunque a Osasuna le urge tener nueva iluminación para el próximo curso, tanto el club como el proyecto que se encargará de la reforma confían en que la Liga les conceda una prórroga.

Llave en mano. Osasuna tiene el compromiso de los responsables de Muro Rojo-Harresi Gorria para no superar los 16 millones de euros (sin IVA) del presupuesto inicialmente previsto.