Osasuna se derrumba

CA Osasuna05Atlético de Madrid

Los rojillos, con muchos cambios, completan un pésimo encuentro y el Atlético de Madrid endosa una goleada en el vacío El Sadar

18.06.2020 | 00:00
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el primer gol del partido, obra de Joao Félix.

Osasuna salió confundido a El Sadar, un campo ayer congelado y sin el fuego de su graderío, y, equivocado desde el principio, cayó con estrépito ante el Atlético de Madrid. Los rojillos sufrieron una goleada de las que escuecen, cinco goles en el zurrón del rival, toda una pesadilla en medio de demasiados errores propios y jugadores a un ritmo menor. Una imagen irreconocible frente al ímpetu de un rival que fue superior en todas las parcelas.

El peor encuentro de la era Arrasate se construyó a partir de la falta de contundencia en todas las zonas del campo. Blandos en defensa, tardos en el eje, previsibles en el ataque, el Atlético, un equipo pétreo con futbolistas de calidad, se dio un festín que terminó en tragedia. A Osasuna, jugadores y entrenador, no le salió nada y frente a conjuntos con ambición y apreciables dosis de clase, el final suele ser terrible. Al menos, al Osasuna más desfigurado en muchísimo tiempo, no le vio nadie in situ. Un consuelo tibio para lamerse las heridas y seguir pensando que no todo está hecho.

TE LO HEMOS CONTADO ASÍ EN DIRECTO

EN IMÁGENES:

Estimulados por el punto en Donostia y el rendimiento en el anterior partido ante la Real Sociedad, satisfechos porque salió el plan frente a un rival inaccesible antes del parón, Osasuna tenía mucho que ganar y poco que perder frente al Atlético. Tampoco hay que perder el tiempo en acertar las alineaciones de Arrasate. El técnico rojillo se ha tomado a pecho lo de gestionar los esfuerzos de los suyos y, de paso, enmarañar al rival con la elección de sus jugadores para el once. Los seis cambios de ayer lo dicen todo, aunque el resultado estuvo muy alejado de lo deseado.

Pero a Arrasate no le salieron las cosas en el primer tiempo. Superado por un Atlético de Madrid más ambicioso y también con más juego, los rojillos no enseñaron su tradicional chispa, ese empuje que elimina metros y liquida espacios para su rival y, al contrario, padecieron a su rival. Con más criterio con el balón, con las ideas más claras, el gol solo podía llegar por el lado que ocurrió. Medió un fallo en el despeje de Lato, pero a Osasuna le habían buscado las cosquillas por el otro lado, por el flanco derecho, donde a Unai García se le había amontonado el trabajo, y hubo un centro de Lodi, un remate inicial y el despeje blando del lateral que fusiló Joao Félix.

Osasuna rescató algo de ánimo de alguna parte para apretar al Atlético por fin con llegadas por la banda y, consecuencia de ello, un disparo de Moncayola que se marchó fuera por muy poco. Fue un trance rápido, porque el Atlético se marchó al descanso como entró en el partido, mandando y con una nueva oportunidad firmada por el talentoso medio portugués.

La varita de los cambios, mágica obligatoriamente, parecía el único artilugio posible para rescatar al equipo después de que el Osasuna del primer tiempo tuviera un tono demasiado gris.  Para cuando Arrasate quiso desandar en el equipo el fatal camino iniciado con la elección de los jugadores, el Atlético ya había marcado su segundo gol. Otra vez Joao Félix enseñó su habilidad para estar donde no está nadie y con su dinamismo acompañó a Diego Costa para rematar a puerta vacía.
 
Osasuna ya había inclinado la rodilla y el carrusel de cambios no mejoró la situación. Primero entraron Adrián y Rubén García, por Darko y Arnaiz; después Nacho Vidal y Estupiñán, gran ausente el segundo, en lugar de los dos laterales titulares, los sufridores Unai García y Toni Lato; y finalmente Marc Cardona por Enric Gallego. Las variantes de Osasuna circularon al margen de lo que estaba cociendo el Atlético de Madrid. Comodísimo en todo momento, sin sentirse molestado en ninguna zona del campo, a Simeone sí le respondieron los cambios. Marcos Llorente hizo un gol afortunado, entre tropiezos y piernas en el área, y con el 0-3 brillando en el marcador, con nada que decir desde la grada, que empujaba entonces más que nunca en los tiempos felices del fútbol con público, el partido se lanzó por la peligrosa pendiente del desastre.
 
Morata firmó un gol con suspense –el cuarto–, con decisión del VAR de por medio, y Carrasco culminó el festival aún dentro de los noventa minutos reglamentarios en otra exhibición de poderío de Marcos Llorente, que se aprovechó de un nuevo fallo defensivo de Osasuna. Los rojillos acertaron a disparar entre los tres palos cuando se cumplía el tiempo reglamentario, por mediación de Rubén García, que volvió a quitarle las telarañas a las manoplas de Oblak con un lanzamiento manso poco después.
 
Un partido desastroso e impensable, una ruina en medio de una grada vacía. Una película de ciencia ficción para un Osasuna irreconocible. Un equipo al que le toca levantarse.  


"Esta vez el plan de Arrasate no ha funcionado. En realidad, ante el Atlético de Madrid, no ha llegado a ponerse en práctica en ningún momento. Los colchoneros pasaron por encima de los rojillos, que se quedaron helados sin el aliento de su afición en un Sadar vacío y en obras, con goles de Joao Félix, por partida doble, Llorente, Morata y Carrasco.

Cuando Osasuna ha podido meterse en el partido no ha acertado en el remate. Quizá no se puede hacer una alineación tan diferente en cada partido. Habrá que sostener una columna vertebral. Se ha echado en falta el juego por bandas. Y hay poco gol. Los cambios han acabado por descomponer al equipo. Mal Aridane tirando el fuera de juego, pero los defensas estaban muy vendidos. Preocupa la poca fortaleza defensiva. Llorente se va de tres dentro del área en un gol. El Atlético, muy superior y lo que preocupa más: muy cómodo".

FICHA TÉCNICA


Osasuna - 0: Rubén Martínez; Unai García (Nacho Vidal, m.67), Aridane, David García, Lato (Estupiñán, m.67); Roberto Torres, Darko (Adrián, m.61),Moncayola, Íñigo Pérez; Arnaiz (Rubén García, m.61), Gallego (Cardona, m.79)

Atlético - 5: Oblak; Arias, Savic, Giménez, Lodi; Correa (Llorente, m.63), Koke, Herrera, Saúl (Carrasco, m.86); Joao Félix (Thomas, m. 69), Diego Costa (Morata, m.63)

Goles: Joao Félix 0-1 (m. 27), Joao Félix 0-2 (m. 56), Llorente 0-3 (m. 79), Morata 0-4 (m. 81), Carrasco 0-5 (m. 87).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco), asistido por Jon Núñez e Iker De Francisco. El colegiado vasco mostró amarilla a Gallego, Arnaiz e Íñigo Pérez por parte de Osasuna. Por parte del Atlético amonestó a Arias y Savic con amarilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimonovena jornada de la Liga Santander disputado en el estadio El Sadar. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por los fallecidos por la Covid-19.

noticias de noticiasdenavarra