Torró, a punto de volver

El alicantino, que no jugó ayer con el Eintracht, firmará por Osasuna en estos próximos días

02.08.2020 | 01:29
Torró, entrenando en Tajonar durante la temporada 2017/18.

pamplona – Ahora sí. Solo restan horas para que Osasuna confirme su primer refuerzo de cara a la próxima temporada, la del centenario. Y será un retorno muy esperado por toda la afición, de un jugador que dejó un gran sabor de boca en su paso previo, como es Lucas Torró.

La prueba que resolvía toda duda llegó ayer, con el amistoso que disputaba el Eintracht de Frankfurt (el que sigue siendo el equipo del alicantino) ante el Mónaco. El centrocampista de Cocentaina no entró en la convocatoria del duelo amistoso, ideado para preparar la participación en la Liga Europa del cuadro alemán.

Y la confirmación absoluta fue confirmada por el mismo club, que en su cuenta de Twitter aclaró que la ausencia de Torró en el duelo se debía a que está negociando con otro equipo, que es Osasuna. Eso sí, el futbolista todavía no ha llegado a Pamplona, pero se espera que suceda en las próximas horas.

Con el cuadro rojillo, las negociaciones están "muy avanzadas", según reconocen en la entidad, y solo quedan diversos flecos para que se convierta oficial. Se espera que sea a partir de mañana lunes cuando las diversas negociaciones se cierren, y que Osasuna pueda anunciar el retorno, aunque no es descartable un "acelerón" durante el día de hoy.

Todo ello, tras unas negociaciones con el Eintracht destinadas, principalmente, a rebajar el deseo inicial del equipo alemán, dispuestos a recuperar los tres millones y medio de la inversión realizada en 2018.

El deseo del jugador ha pesado más para volver a Pamplona, donde fue feliz en la temporada en la que militó en Osasuna, bajo las órdenes de Diego Martínez. Pese al mal sabor final de boca (el equipo acabó octavo, y con malas sensaciones en el juego, sobre todo en casa), Torró tuvo un gran protagonismo, que hizo que el Eintracht pagase los 3,5 millones por él. Jugó 37 partidos y fue vital para el esquema rojillo.

Su paso por Alemania vino marcado por dos lesiones muy desafortunadas. El protagonismo con el que llegó se vio diluido, primero, por una grave operación en el aductor. Un hecho que además fue acompañado por la terrible noticia del fallecimiento de su hermano.

Volvió a jugar la campaña 18/19 y comenzó la 19/20... pero otra lesión se cruzaría en su camino, la que nadie quiere: una rotura del ligamento cruzado. Tuvo minutos ante el Colonia y Hertha tras la reanudación del campeonato alemán, pero ya sin tiempo para recuperar su mejor versión.

Algo que tratará de volver a mostrar en Osasuna, donde ya no estará su compañero en el doble pivote de su pasada estancia: Fran Mérida, al que en parte tratará de reemplazar, gracias a la polivalencia que ofrece Jon Moncayola, formando un centro del campo de gran nivel.

el lateral, pendiente Con el pivote ya cerrado, el club tiene en el ojo otras operaciones como las del Cucho o Kubo, que si fructifican será en instancias más tardías del mercado, sobre todo en el caso del extremo japonés.

En lo que la dirección deportiva sigue trabajando es en la incorporación de dos laterales izquierdos, tras las marchas de Toni Lato y de Pervis Estupìñán, el cual sigue siendo un deseo por ahora inalcanzable, viendo las exigencias del Watford.

Por ello, diferentes alternativas se han rumoreado durante los últimos días, y una de ellas es la del canterano madridista Fran García. Otro nombre ha salido en las últimas horas, y también sale de la cantera de un gran club de la Liga.

Se trata del juvenil del Sevilla Pablo Pérez, el cual cuenta con una oferta rojilla, según informa ElDesmarque. El futbolista de 19 años, que ha tenido muchos minutos en el filial sevillista, cuenta con el perfil ofensivo que busca Osasuna, con una polivalencia (también juega de extremo) ayuda a ese interés. El lateral cuenta, además, con ofertas de equipos de Segunda División.

sus últimos dos cursos

Un inicio ilusionante. El Eintracht apostó por él y respondió. Empezó siendo un jugador importante en su llegada, tanto en la Bundesliga como en la Liga Europa.

Dos lesiones malditas. Sin embargo, dos momentos truncaron su trayectoria en Alemania. Primero, una lesión en el aductor, que hizo que se perdiese gran parte de la campaña. Después, una rotura de ligamentos esta campaña le volvió a dejar en el dique seco.

A las manos de Jagoba. El alicantino se encontrará con un Jagoba Arrasate con el que no coincidió en su previa estancia en Osasuna. Fue entrenado por Diego Martínez en la temporada 2017/18.

el dato

37

partidos jugó en su anterior paso con Osasuna en la campaña 17/18, en la que llegó procedente del Oviedo.

 

 

 

25

encuentros ha podido disputar con el Eintracht, afectado por las dos lesiones que ha sufrido en su paso por Alemania.