Chimy Ávila hace saltar las alarmas en Tajonar

Se ha retirado lesionado de la sesión y podría tener afectado el ligamento cruzado de la pierna derecha

09.09.2020 | 11:53
Chimy Ávila se retuerce de dolor en el césped de Tajonar este miércoles tras la acción con Aridane.

El Chimy Ávila ha hecho saltar todas las alarmas este miércoles durante el entrenamiento de Osasuna en las instalaciones de Tajonar. El delantero argentino ha quedado dolorido y tendido en el suelo tras una acción con Aridane Hernández, quejándose de su pierna derecha tras un golpe, de modo que la sesión ha quedado en suspenso durante unos pocos minutos.  La primera exploración de la rodilla derecha del Chimy indica que el jugador podría tener afectado el ligamento cruzado.

El ariete argentino se ha retirado por su propio pie. En las próximas horas el club dará más información al respecto y emitirá un parte oficial. Las sensaciones de los médicos de Osasuna no son buenas, y este miércoles por la tarde el jugador se someterá a exploración.

El cuerpo técnico rojillo sigue mostrándose prudente con la situación del Chimy. Los rojillos se estrenan en Liga este sábado ante el Cádiz. El delantero argentino ya se retiró antes de tiempo la semana pasada de un entrenamiento. En cualquier caso, nadie quiere correr riesgos con él. Pisó el verde en Miranda de Ebro por primera vez tras siete meses de su lesión, rebajando algo la media de recuperación tras la rotura del cruzado de su pierna izquierda. Jugó media hora, un tiempo que se aumentó para el segundo partido de pretemporada contra el Alavés, en el que disputó la primera mitad.

Este miércoles por la mañana era el día para el protagonismo de Oier, tras firmar su renovación por una temporada más. El de Estella se ha referido al percance del Chimy: "Venía de una lesión de larga duración, y este contratiempo no es agradable. Hasta que no salgan las pruebas no sabemos qué pasara, pero siendo honestos no tiene buena pinta. Le protegeremos como se merece".

Una sesión exigente

El resto de la plantilla ha completado una exigente sesión que ha constado de posesiones, técnica y partido de fútbol en el que el último fichaje rojillo, Juan Cruz, ha mostrado su soltura, por lo que Arrasate podría contar con él en el primer once de la temporada el sábado ante el Cádiz.

Otro que parece que ha recuperado su mejor versión es Kike Barja. Al navarro se le nota más enchufado que otras campañas, ya que durante la pretemporada ha cuajado buenas actuaciones.

Por otro lado, Enric Gallego se ha ejercitado de manera individual para recuperarse de su lesión sufrida ante la Real Sociedad en el último encuentro de pretemporada en el que Osasuna cayó 1-0.

Un futbolista que se lesionó de forma grave y que en principio no volverá hasta diciembre o enero es Brandon Thomas. El balear se ha entrenado individualmente sin balón junto a uno de los preparadores del conjunto rojillo.

A las lesiones de Unai García, Darko y Enric Gallego, Arrasate podría sumar al Chimy Ávila, por lo que el de Berriatua deberá ingeniárselas en ataque para suplir a dos de sus mejores atacantes.

La primera plantilla regresará mañana a Tajonar para ejercitarse a través de una sesión de recuperación antes de efectuar el último entrenamiento el viernes a puerta cerrada a un día de debutar en LaLiga Santander.