Nada que festejar

Nino, que acaba de hacer historia como jugador más veterano que marca en la Copa, se enfrenta a su exequipo en un partido dramático

20.12.2020 | 23:48
Felicitación del Elche a Nino el día de su cumpleaños. Foto: Elche CF

El partido de mañana en el Martínez Valero entre Elche y Osasuna es de los que quita el hipo porque, en pleno mes de diciembre, dos equipos empiezan a hacer cuentas sobre la permanencia y alguno ta comienza a calificar el compromiso como de auténtica final. Osasuna se enfrenta al Elche donde juega y da ejemplo un futbolista ejemplar que también dejó su impronta en Pamplona, Nino (Vera, Almería, 10 de junio de 1980). El delantero militó durante cinco campañas en Osasuna, donde sumó 147 encuentros en todas las competiciones y anotó 27 goles. De Pamplona se marchó por decisión propia y, con 35 años, se embarcó en la aventura del Elche, con el que subió a Primera desde Segunda B.

Nino, que es el jugador más veterano de la Primera División tras la retirada en octubre e de Cifuentes, portero del Cádiz, mantiene su cuota de protagonismo en el equipo aunque no sea el actor principal –ha jugado cinco encuentros de Liga y uno de Copa–. El delantero sigue haciendo lo suyo, marcar, y la semana pasada se convirtió en el goleador más veterano de la historia de la Copa, al anotar con 40 años y 189 días uno de los tantos de su equipo en el compromiso con el Buñis (1-2). En el Elche, nadie supera al capitán en partidos (461), goles (135) e incontables registros. El futbolista tendrá mañana la visita de su excompañeros que, como el club en el que milita, no tiene nada para celebrar.