Un buen Osasuna vuelve a frenar a la Real Sociedad (1-1)

Los rojillos no consiguen rematar su sólido partido en Donostia y se marchan con un punto que sabe a poco

03.01.2021 | 20:26
Los jugadores de Osasuna celebran el tanto de Calleri.

 

Osasuna se llevó un punto del campo de la Real Sociedad, un esprint corto cuando lo que se necesita es dar zancadas para huir de la zona baja, en un encuentro en el que no se puede hacer menosprecio al botín logrado, ya que fue ante un rival cualificado y después de hacer muchas cosas bien. El equipo de Arrasate expuso un gran trabajo defensivo y logró mantener durante muchos minutos el cortocircuito en el juego de la Real. Solo en la acción inicial del segundo tiempo, el conjunto guipuzcoano conectó todos los fusibles y fue capaz de sorprender a los rojillos en una jugada marca de la casa.
 
Antes, Osasuna se había puesto por delante en el marcador y había vuelto a sentir respaldado su plan, esta vez más de contención que de protagonismo con la pelota. Calleri demostró que ha sido una de las grandes adquisiciones de la temporada y más allá del oportunismo del gol, completó un encuentro serio, exigente para los zagueros rivales, capaz de ofrecer oxígeno de su equipo cuando se le requirió.
 
Osasuna suma su tercer punto en su tercera jornada consecutiva y aunque va incrementando la cuenta y echando sensaciones positivas a la maquinaria del grupo, los rojillos perseveran en una reacción lenta a la que no ayudan los marcadores de sus oponentes, más rápidos a la hora de buscar salidas desde la zona baja.
 
El equipo rojillo, que tiene sus motivos para marcharse satisfecho por el trabajo ofrecido ayer frente a uno de los grandes del campeonato, también tiene otros argumentos para regresar a casa contrariado por la actuación arbitral. Osasuna, esta vez, volvió a ver cómo David García fue sujetado en el área por un jugador local, Zubeldia, en un remate de cabeza a cinco minutos del final. Como estos penaltis se pitan en otros sitios, el VAR debe estar por ahí vigilante y la situación del equipo no está para regalar nada -tampoco para que le sisen-, los rojillos tienen más leña para mosquearse.
 
En un encuentro planteado desde la contención más que desde la ambición manifiesta, Osasuna estuvo metido en un considerable atasco en el primer tiempo, con más de diez minutos sin salir casi de su campo, mimando cada centímetro del trabajo defensivo y puliendo la tarea, hasta que se aproximó por el otro lado en un córner que resultó decisivo. Primero David García rozó el gol con un remate de cabeza y en la continuación de la jugada, con Willian José reinterpretando el oficio de defensa, se aprovechó del lío formado entre el delantero y Sagnan para, tras ayudar en el nudo el robo de Rubén García, Calleri romper la pelota al fondo de la red.
 
Osasuna puso dinamita y se volvió a casa, es decir, regresó a defender con criterio alrededor de su portería y a dificultar el fútbol a la Real, con muchos caminos cortados, con poco espacio para las combinaciones y la carrera y todo cerrado a cal y canto para evitar los remates. Un centro chut de Oyarzabal detenido sin problemas por Sergio Herrera y un gol anulado por fuera de juego de Portu fueron las aportaciones de los realistas en la primera parte. Calma chicha para ir de visitante al terreno de uno de los cocos.
 
El coco apareció con el primer pitido del segundo tiempo, cuando la Real pilló a Osasuna todavía cogiendo las tijeras para cortarle los cables y que siguiera sin conexión. Oyarzabal galopó por el centro del campo, Portu se lanzó por la banda derecha, Willian José tocó de cabeza en el meollo del área y Barrenetxea, solo, taladró la portería. La primera jugada de verdad de la Real había terminado en gol, con la defensa patas arriba y con el terror metido en el cuerpo por estar todo el segundo tiempo intacto por delante. Osasuna sacó algo más la cabeza de su campo, pero la Real también se entonó con el empate. No mejoró su equipo Imanol con los cambios, a pesar de que los rojillos habían iniciado un repliegue que intentó Arrasate que no fuera otro atasco con la entrada en acción de Jony y Torres por Barja y Rubén. Dos sucesos en cada área pudieron cambiar el partido, el agarrón a David García en el área realista que no lo vieron los jueces y la gran parada de Sergio Herrera a Bautista en el rectángulo rojillo. El punto fue justo para los dos, pero corto para Osasuna.  

Ficha técnica
1 - Real Sociedad: Remiro; Zubeldia, Sagnan, Le Normand, Muñoz; Guevara (Zubimendi, min. 78), Merino, Portu (Guridi, min. 66); Barrenetxea (Gorosabel, min. 78), Oyarzabal (Merquelanz, min. 66) y Willian José (Jon Bautista, min. 60).

1 - Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Aridane, David García, Juan Cruz; Moncayola, Iñigo Pérez, Kike Barja (Jony, min. 67); Rubén García (Torres, min. 67), Javi Martínez (Roncaglia, min. 85) y Calleri (Budidmir, m.77).

Árbitro: Pizarro Gómez (Comité Madrileño). Amonestó a Zubeldia (m.76) y Roncaglia (m.87).

Goles: 0-1, min. 20: Calleri. 1-1, min. 46: Barrenetxea.

Incidencias: partido de la decimoséptima jornada de LaLiga Santander disputado en el Reale Arena de San Sebastián.