NAVARRA | CULTURA

La identidad de un territorio lleno de cultura y tradición

Nafarroak kultura aberatsa eta mota askotarikoa du, urteetan zehar landuz joan dena. Iparraldetik hegoaldera, bere dantzetan, abestietan, museoetan edo inauterietan ikus daitekeen nortasuna du. Bertako elementu kulturalen aniztasunari esker, lurralde hau ezagutzeko aukera anitzak daude, batez ere bere kultur eskaintza oparoagatik

03.07.2020 | 21:07
La identidad de un territorio lleno de cultura y tradición

Tierra de bertsos, jotas, danzas, gaitas y txistus

PAMPLONA - Culturalemente, Navarra es tan rica como diversa. De los bertsos a la jota navarra, los pueblos han sabido guardar con mimo sus costumbres y tradiciones. Lo mismo han hecho con su folklore, música, danzas... Todo ello ha dado como resultado un abanico cultural que aunque puede no ser el mismo en todos los pueblos, se complementa aportando aún más valor a la cultura de este territorio. La Jota, el Baile de la Era, las danzas de carnavales del norte de Navarra, etc., son muchos los pueblos que cuentan con alguna danza tradicional propia o al menos de la zona geográfica en la que se asientan, y de norte a sur del territorio, el viaje por los bailes navarros son un claro ejemplo de esa diversidad y riqueza cultural que posee la comunidad. También son típicas las salidas de los gaiteros-con sus gaitas y tambores- en todas las celebraciones de muchos pueblos, así como la presencia de numerosos grupos de txistularis o pasacalles al ritmo que marcan la trikitixa y el pandero. - I. U.

El pasado en 8.000 piezas

ARTETA - A pocos kilómetros de Iruñea, en el Valle de Ollo, se encuentra el Museo Etnográfico del Reino de Pamplona. Contiene piezas etnográficas correspondientes al territorio histórico de Nafarroa desde la época medieval hasta la aparición del maquinismo automatizado en las décadas de los años 30 y 40, que sirven para que el visitante pueda descubrir e introducirse en el pasado de la Comunidad. Sus ricas colecciones tematizadas presentan múltiples enseres de forja, madera y barro, como máquinas de coser, aperos, juguetes, o una muestra de monedas del antiguo Reino de Navarra. En este museo se pueden conocer las profesiones, los juegos, la indumentaria y todo lo relativo a los modos de vida tradicionales. El Museo alberga asimismo algunas piezas de su fundador y actual director, el escultor José Ulibarrena Arellano. El visitante tiene la oportunidad de ver agrupadas, piezas de la sociedad rural procedentes de toda Euskal Herria. Se conservan cerca de 8.000 objetos de más de un centenar de gremios por su antigüedad. - I. U.


Magia, leyendas y mucho color en los carnavales

ITUREN - Sobre todo se vive con especial emoción e intensidad en el norte de Navarra, pero el Carnavar Rural tiene representación en muchos lugares. Es una mezcla de magia, tradición, color, danza y fiesta, y sobre todo destacan los de Ituren y Zubieta, que cuentan con unos carnavales declarados Bien de Interés Cultural gracias a sus Zanpantzar. También están considerados Bien de Interés Cultural en el pueblo de Lantz. En esta localidad, el bien y el mal se enfrentan en una batalla simbólica y el protagonista es el bandido Miel Otxin. Abren los carnavales Uitzi y Leitza, además de Beruete y Eratsun. Tampoco faltan en Sunbilla, Areso, Bera, Lesaka, Arizkun, Unanua o Alsasua. Pero también se pueden vivir en la Ribera de Navarra, con los Zarramuskeros de Cintruénigo, los Zipoteros en Tudela, Zarrapoteros en Cascante o el desfile en Villafranca. En Pamplona tienen lugar los carnavales más urbanos y en Estella-Lizarra, la figura de Aldabika y los Palokis centran esta celebración. Los carnavales son uno de los símbolos del folklore de Navarra, y una oportunidad única para conocer de cerca y disfrutar de algunas de las celebraciones más arraigadas en sus pueblos. - I. U.

El Museo de la Trufa, un espacio único

METAUTEN - La Comunidad Foral cuenta con uno de esos museos que son únicos. El Museo de la Trufa es el claro ejemplo de la importancia de la gastronomía en esta tierra. Está ubicado en un moderno edificio desde el que se introduce al visitante en el mundo de este delicioso manjar. Este Centro de Interpretación, ubicado en Metauten, es pionero en el Estado por su temática y tiene como objetivo principal dar a conocer la trufa negra (Tuber melanosporum). Esta crece de forma natural en la zona y se lleva recogiendo muchos años. También se muestra su historia, la cultura que se ha desarrollado en torno a ella, y sus valores naturales y gastronómicos. La exposición se apoya en paneles de contenidos, proyecciones multimedia interactivas y audiovisuales. Además, el Museo tiene un espacio dedicado a la venta de productos relacionados con la trufa. - I. U.

Museo del maestro Oteiza

ALZAZU-  El Museo Oteiza Museoa alberga la colección personal del reconocido escultor y artista integral (Orio, 1908 - San Sebastián, 2003), compuesta por 1.650 esculturas, 2.000 piezas de su laboratorio experimental, además de una extensa presencia de dibujos y collages. El Museo está centrado en la difusión del legado de Jorge Oteiza, uno de los escultores fundamentales en la evolución del arte del siglo XX. El Museo se sitúa en el entorno rural de la localidad Navarra de Alzuza, a 9 kilómetros de Pamplona, y acoge una de las colecciones monográficas más extensas del arte contemporáneo. La colección que custodia el Museo Oteiza cuenta con 1.690 esculturas, 800 dibujos, 2.000 estudios del laboratorio de tizas, cerca de 5.000 libros procedentes de su biblioteca personal, además de su extensa hemeroteca y sus innumerables escritos, en fase de catalogación. Una visita que ningún amante del arte debe perderse. - I. U.

El blanco y el rojo, una manera de vivir las fiestas

PAMPLONA - No está del todo claro el origen del blanco y el rojo en las fiestas de los pueblos de Nafarroa. Sin embargo, desde hace muchos años es el atuendo oficial en las jaias que recorren el territorio durante los meses de julio, agosto y septiembre. La Comunidad Foral se tiñe con estos dos colores y sus pueblos bailan y se divierten al son que marca la música, las charangas... Lo que es innegable es que las fiestas de viven de una manera intensa y especial. El "uniforme" blanco y rojo es un signo inequívoco de que son unas fiestas pensadas para todas y todos, unas fiestas en las que seas del pueblo o vengas de fuera, disfrutarás entre iguales. Esa es la manera en la que se entienden las fiestas en Nafarroa, empezando con los Sanfermines de la capital navarra, y pasando por Tudela, Estella-Lizarra, Tafalla, Olite, Lesaka, etc. - I. U.