Perderse en La Rioja

Turismo. La Rioja cuenta con un privilegiado entorno natural y espectaculares enclaves que la posicionan como un territorio con personalidad propia y con muchas posibilidades

24.03.2022 | 16:02
La Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, a las orillas del río Ebro, es un pequeño oasis con un ecosistema privilegiado para la vida silvestre.

Si piensas en La Rioja, seguramente, imagines uno de sus grandes tesoros: el vino. Sin embargo, esta tierra capaz de producir una de las DO más prestigiosas de España también goza de grandes atractivos naturales, patrimoniales y culturales.

Junto a Navarra, en La Rioja, se pueden descubrir una multitud de rincones alucinantes, una amplia variedad de paisajes y un patrimonio cultural inimaginable perfecto para realizar una escapada con amigos, en pareja, en solitario o en familia.

En esta comunidad podemos perdernos entre espectaculares rincones más propios de un continente que de la segunda región más pequeña del Estado. En sus viñedos se puede apreciar algo de mediterráneo; en sus sierras, algo de alpino y un secano profundo permite reproducir espacios lunares mágicos pudiéndosen ver, de noche, los cielos más oscuros y bonitos de toda la Península Ibérica.

También, hay un gran protagonista que atraviesa pueblos con encanto o riega los cultivos: el agua. De noroeste a sudeste, todo el territorio de la comunidad autónoma de La Rioja está atravesado por el río Ebro. Es tan importante su caudal y la riqueza que aporta a estas tierras riojanas que ni siquiera se le cuenta entre los siete ríos de la región ( Oja, Najerilla, Iregua, Leza, Jubera, Cidacos y Alhama).

A su vez, en La Rioja conviven dos ecosistemas que conforman el paisaje: las sierras, con montañas que superan 2.000 metros de altura, y los valles, donde se da una confluencia de climas y biodiversidad que convierten a La Rioja en un destino único y accesible. Cada vez que des un paso, podrás cambiar de mundo sin salir de esta tierra.


Sentir la naturaleza


Las posibilidades de La Rioja son infinitas para los aficionados de la naturaleza. La región es destino turístico Starlight de referencia de la Península Ibérica, certificado así por la calidad de sus cielos para la observación de estrellas. Encima de una colina en Cervera del Río Alhama —una población dentro de la Reserva de la Biosfera de los valles de Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, y junto a la Laguna de Cameros— o en Azofra podemos contemplar espléndidos cielos estrellados y sus recursos vinculados al turismo astronómico, lo que da cuenta de la calidad medioambiental de este territorio.

La región cuenta, a su vez, con otros seis espacios naturales integrados en la Red Natura 2000, algunos ya incluidos en la red europea de Zonas de Especial Protección para las aves. Además, más de 650 kilómetros de itinerarios verdes permiten realizar senderismo o disfrutar simplemente de este entorno mágico.

El silencio también es otro de los recursos diferenciadores del territorio. Las Rutas del Silencio de la Reserva de la Biosfera nos enseñan a valorar y redescubrir el paisaje y la biodiversidad a través del sonido, más allá de lo visual.
La peculiaridad que hace a La Rioja única en el mundo es la Colegiata de San Miguel en Alfaro. El templo acoge la mayor colonia de cigüeña blanca, a nivel mundial, asentada en un edificio. Esta colonia está compuesta por un centenar de nidos de cigüeña con hasta medio millar de ejemplares.


Enoturismo


El privilegiado entorno natural que envuelve el paisaje riojano invita a practicar el enoturismo y disfrutar de la fauna, la flora y la geología.

La Rioja es conocida por ser la tierra de los mil vinos. Más de 400 bodegas pertenecientes a la DOCa Rioja se reparten a lo largo de toda la geografía de la región, lo que permite que el paladar y el olfato degusten un auténtico tesoro de color rojo intenso, aunque también los hay blancos o rosados.
Adentrarse en el mundo del enoturismo permite conocer el origen del vino desde la viña con el viticultor, pasear a caballo o recorrer en bici viñedos centenarios, sobrevolar en globo una región que es un mar de viñas, descubrir maridajes, viajar por la arquitectura del vino o incluso trasladarse en el tiempo a través de los calados subterráneos de una bodega centenaria.


La Rioja cuenta con una enorme oferta enoturística con más de 400 bodegas pertenecientes a la DOCa Rioja. Turismo La Rioja

Tradición


Además del vino y la naturaleza, La Rioja ofrece muchas posibilidades para disfrutar con los cinco sentidos. Los paladares más exquisitos podrán disfrutar de los sabores locales y de primera calidad como el queso camerano, las peras de Rincón de Soto, la coliflor de Calahorra, el chorizo o el pimiento. La Rioja también presume de la variedad de verduras y hortalizas que se encuentran en sus cultivos como las alcachofas, el cardo o la borraja.

Asimismo, es la comunidad autónoma con más estrellas Michelín por habitante de toda España. Atesora seis estrellas en cinco restaurantes. Además, su gastronomía también se vive y se saborea a través de la cultura de la tapa en sus bares de pinchos y gastrobares o casas de comidas afamadas por su cocina de proximidad.

El Camino de Santiago es otra seña de identidad de la región. Hay tres rutas distintas para realizarlo a su paso por La Rioja: el Francés, el Jacobeo del Ebro y el Vasco de Interior, que pueden realizarse a pie, en bici o a caballo. Estos tres trayectos que miles de peregrinos se aventuran a hacer cada año, permiten apreciar la confluencia de tradición milenaria y modernidad gracias a su amplio patrimonio histórico y cultural y, sobre todo, conocer las tradiciones y la hospitalidad riojana. El recorrido del Camino de Santiago Francés abarca 60 kilómetros en tres etapas y una variante de 32 kilómetros que se desvía hasta San Millán de la Cogolla para conocer los monasterios de Yuso y Suso, cuna de la lengua castellana por ser el lugar donde se esconden las primeras palabras de dicha lengua. Estos tres caminos cruzan paisajes del valle del Ebro, campos de viñedos y con una gastronomía que brilla con luz propia.


Los monasterios de Suso y Yuso son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y cuna de la lengua española. Turismo La Rioja

Turismo de cercanía


La Rioja es un destino especialmente indicado para el público familiar. Las pequeñas distancias de la región permiten vivir aventuras en la naturaleza, disfrutar de actividades deportivas y descubrir sus encantos culturales como las huellas de dinosaurio. Se trata del territorio paleontológico de icnitas más importante del mundo por el número y conservación de restos. Al menos 170 yacimientos, con más de 11.000 huellas de dinosaurio distribuidas en 22 municipios de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama-Linares.

Descubrir las calles de los pueblos llenas de historia, sus significativos monumentos y sus mágicos rincones, que consiguen trasladarnos en otra época, pueden hacer de nuestra visita a La Rioja un auténtico regalo y descubrimiento.

La región invita a tomarnos un respiro para disfrutar de esta tierra que hay que vivir, catar y paladear con calma. Una oportunidad única para encontrarse y reconectar con un refugio excepcional donde saborear los mejores vinos y una deliciosa gastronomía que nos transporta a sinceros sabores marcados por la tradición de una de las más prestigiosas regiones vitivinícolas del mundo.

La cercanía y su proximidad a Navarra nos permite desplazarnos cómodamente y disfrutar del privilegiado entorno natural de La Rioja lleno de emociones y experiencias distintas. Todos los destinos que se esconden en este pequeño continente se pueden visitar en un día, un fin de semana o en el tiempo que queramos.

La Rioja es punto de encuentro y de entendimiento, cruce de caminos, un territorio con personalidad propia con carácter diferenciador y atractivo para quienes buscan un lugar para el reposo y el placer de los sentidos. Un lugar para disfrutar y conocer esta región que se redescubre en cada visita.

En definitiva, hay que Reservar La Rioja para practicar enoturismo, hurgar en su historia donde las raíces en monasterios y leyendas muestran como fue tierra fronteriza codiciada por diversos pueblos y reinos, para disfrutar de su gastronomía, su entorno natural y privilegiado, además de todos los tesoros que encontrarás en este pequeño gran continente.


Actividades al aire libre


Los paisajes de La Rioja invitan a disfrutar de esta tierra a través de turismo deportivo, activo y de aventura. Practicar mototurismo en la ruta de los tres valles (Najerilla, Iregua y Leza), cicloturismo (rutas europeas Eurovelo 1 y 3), visitar parques de aventura en la sierra riojana, viajar en globo por la Rioja Alta, pasear a caballo o encima de quads por una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas del mundo forman parte de la oferta de aventura y turismo más emocionante de La Rioja. También se pueden realizar deportes acuáticos en el Club Náutico de El Rasillo o en alguno de los siete ríos que nacen en la región.

Ciclista paseando entre viñedos. Turismo La Rioja

noticias de noticiasdenavarra