Óscar Martínez: 'El programa de Ana Rosa', de la fama con AR al triste ostracismo

En estos once años han sido varios los programas en los que ha fracasado estrepitosamente, siempre por no tener el apoyo de una audiencia esquiva

17.10.2020 | 19:52
Oscar Martínez durante un photocall.

Óscar Martínez tenía ya un amplio recorrido antes de formar parte de El programa de Ana Rosa, pero fue en este espacio donde logró la fama y se le conoció como uno de los chicos de la Quintana.

Durante cuatro años su presencia en Telecinco fue diaria, combinada además, con otros espacios de la cadena. En septiembre de 2005, hace ya quince años, pisó por primera vez el plató que dirigía AR. En 2009, y por sorpresa, decidió no continuar e iniciar una trayectoria individual, pero su salida no fue tan positiva como él pensaba cuando creó su propia productora. En estos once años han sido varios los programas en los que ha fracasado estrepitosamente, siempre por no tener el apoyo de una audiencia esquiva. Hasta quedar fuera de cámara.

Pero, ¿qué había hecho anteriormente este presentador? Su carrera televisiva comenzó en una cadena local, Telemadroño, como colaborador de varios programas entre 1994 y 1996. Pasó después a Telemadrid y Disney Channel. Lo que necesitas es amor fue su siguiente aventura, a la que hay que sumar Madrid directo (Telemadrid), De buena mañana (Antena 3), Cerca de ti y Mi planeta, ambos en La 1, además de Día a día y Gran hermano (reality en el que estuvo durante tres temporadas) en Telecinco. Ana Rosa se fijó en él cuando se hizo con las mañanas de la tele de Vasile.

Nunca llegó a congeniar con Màxim Huerta y poco a poco comenzó a no sentirse cómodo en las mañanas de Telecinco y a buscar su independencia, una independencia que le costó su continuidad televisiva cuando abandonó El programa de Ana Rosa. Mientras estuvo a la vera de la diva matinal hizo varios programas en la cadena, como Gran hermano vip, La casa de tu vida, La hora de los corazones solitarios, Supervivientes, perdidos en Honduras, y Valanota. Tras anunciar que se establecía por su cuenta comprobó que, lejos de su jefa, las cosas no le funcionaban.

Su primer destino individual fue la cadena rival, Antena 3, con el espacio La vuelta al mundo en directo. El programa iba a durar 80 días, pero se resolvió en menos de un mes porque el reality no contó con el apoyo del televidente. Este fue el primer baño de realidad que sufrió el presentador. Martínez no cejó en su empeño de ofertar programas y la cadena de Atresmedia le compró otra idea, Los últimos 20 metros, pero el resultado fue igualmente negativo y pasó a otra historia, Tal cual lo contamos. Tampoco tuvo éxito.
Tras estos tres intentos de ir por su cuenta, aceptó participar como concursante en el programa de Antena 3 ¡A bailar! La realidad le había dejado claro que tenía que mantenerse.

Después llegaría 13 TV, cadena en la que estuvo dos campañas con De temporada. Posteriormente ha participado como invitado en Ven a cenar conmigo (Cuatro) y en Dos en la carretera (La 1).