Yolanda Aberasturi: "La melena no tiene edad; tiene el estilo de la persona"

Lleva más de treinta años con unas tijeras en las manos y le sigue gustando estudiar a su clientela e imaginarle un cambio de imagen

02.06.2020 | 15:38
Yolanda Aberasturi es una de las profesionales vascas más reconocidas en su sector.

La última conversación con Yolanda Aberasturi tuvo lugar a tres días del desconfinamiento de determinados sectores, entre ellos el de la peluquería. Tenía claro que iba a abrir y trataba de hacerse paso en una nueva situación tras dos meses y medio de parón. Con 300 llamadas de clientes y clientas pidiendo cita, intentaba organizarse en el caos. "No sé cómo lo vamos a hacer, pero estoy segura de que lo conseguiremos. La lista de espera va a ser larguísima, pero poco a poco supongo que nos pondremos al día", decía. Mientras la normalidad llega a todos los sectores, la peluquera vasca contaba a la revista ON qué tendencias van a ser más demandadas, las larguras de pelo para este verano y cómo nos cuidamos el cabello.

Empecemos. ¿Qué color va a ser tendencia este verano para el pelo?
Se llevarán el rubio en todas sus variantes de tono y en especial el platino, y también el color cobrizo muy intenso y los castaños marrones. Pero como tendencia, tendencia, destacan los rubios irisados con un toque azulado o rosado. Son los tonos más sofisticados.

¿Colores naturales o fantasía de color en el pelo?
La tendencia dicta colores naturales. Otra técnica que se lleva son las melenas degradadas, en las que el tono va subiendo de puntas a raíz y se va mezclando.

También se habla mucho de la utilización de barros.
Es una de esas tendencias que nos llevan a cuidarnos el pelo manteniendo el color. Cada día nos piden más barros en la peluquería. Las clientas quieren productos ecológicos, que no tengan parabenos y que estén libres de sulfatos. Estamos en la onda de utilizar cada día productos más naturales.

¿Son aptos los barros para todos los colores?
Si lo que queremos son colores vivos y luminosos tendremos que mezclar los barros con alguna mecha para conseguir luz. Hay diferentes tipos de barros: los que son cien por cien naturales, orgánicos, que hay que aplicarlos de forma diferente para la cobertura y difuminación de canas, y su uso es más lento porque incluso requiere una doble aplicación en la misma sesión; y otros en los que un 10% de producto no es orgánico, luego no son totalmente naturales, pero tienen una mayor cobertura para las canas y son más rápidos de aplicar.

¿Corto, largo, media melena€?
Esta temporada vienen todas las larguras, aunque no la excesivamente larga; como máximo hasta el hombro. Los cortos se van a llevar mucho, pero no rapados, más bien los que tienen una largura que va desde los cuatro o cinco centímetros hasta medias melenas que llegan a la mandíbula o el cuello. Esta será la tendencia más fuerte.

¿Cómo llevaremos el pelo, planchado o rizado?
No hay una sola opción, depende de los gustos personales. Las líneas rectas son una tendencia que llevamos a la práctica desde hace algunas temporadas, pero de cara al verano también veremos ondas ligeras. Aunque el pelo esté peinado, se impone el efecto natural, que se puede conseguir con un spray de sal que aporta a la melena un efecto de playa.

¿Y qué hacemos con el flequillo?
Sigue teniendo mucha fuerza en todas las versiones: abiertos, modelo cortina, flequillos rectos, redondeados y también ladeados.

En época de nuestras abuelas y madres la peluquería era una cita semanal, casi obligada. Ahora es más de vez en cuando. ¿Nos cuidamos más o menos el pelo que hace unas décadas?
Más, mucho más. Es cierto que tenemos muchas prisas y vamos siempre corriendo, pero tenemos una amplia gama de productos que nos ayudan a llevar el pelo siempre en perfecto estado. Fíjate, incluso existe un prechampú que se puede aplicar por las noches y por la mañana, te lavas el pelo, y ya tienes el tratamiento hecho.

¿Qué problemas tenemos en el cabello?
Debilidad, y en las melenas largas se da mucho la rotura del cabello, pero hay tratamientos buenos que te los puedes aplicar en casa. Son lociones que te puedes dar con un masaje circulatorio en el cuero cabelludo.

"Los hombres se preocupan mucho por el tipo de champú"


Y ¿cómo se lo cuidan ellos? ¿Son tan intensos con el pelo como las mujeres?
Les cuesta un poco más, pero van avanzado. Ellos se preocupan más de la caída del pelo, aunque es un tema difícil porque responde a problemas genéticos, hormonales€ En cuanto a productos, los hombres se preocupan mucho por el tipo de champú, las lociones para después de un lavado de cabello, las mascarillas... La mayoría utiliza productos adecuados de cuidado y también suelen usar gomina o cera como toque final.

¿No está usted ya harta de secadores, planchas y tijeras?
Me gusta mucho lo que hago. No te voy a decir que no me canso físicamente, porque es algo imposible de evitar, ya que pasamos muchas horas de pie. La peluquería es un trabajo duro, muy duro, pero lo puedes hacer más relajado. Y si te gusta mucho te cansa menos.

¿Qué es lo que le atrae de su oficio?
Todo. Me gusta ver las novedades, ver qué hacen otros profesionales, estar al tanto de los nuevos productos, seguir de cerca las tendencias, crear colecciones de temporada€ Me gusta el día a día, pasarme por uno de los salones y estar con mis clientes, ver qué quieren, aconsejar, crear un cambio de imagen... Si tu profesión te gusta siempre encuentras, incluso en los peores momentos, un rato para disfrutar.

¿Se cuida mucho el pelo?
Lo intento y doy mucho valor al cuidado del pelo. Ahora llevo una melena con color, un tinte sin amoniaco y mechas degradadas en puntas.

¿Cómo lo hace?
Voy mezclando diferentes champús, combinándolos, me hago un tratamiento de reconstrucción... es más intenso este tratamiento cuando tengo más tiempo. Me suelo dar lociones para impedir o sanear las roturas del cabello y también me pongo un protector térmico cuando utilizo el secador, porque es importante tener cuidado con el calor directo del secador, igual que con las planchas, tenacillas... Uso todo lo que tengo a mi alcance para cuidarme el pelo.

Las mujeres más jóvenes y las adolescentes tiran de melena muy larga. ¿Tiene edad la largura del pelo?
No es que tenga edad, pero sí hay tendencias. Las jovencitas, desde los dieciséis hasta los veinte, llevan el pelo muy, muy largo. Ellas se ven más guapas con el pelo muy largo y aplastado, pero cuando se va cumpliendo algunos años, aunque se sea joven, los volúmenes favorecen y empezamos con los flequillos. Aunque no se rebaje mucho la largura, se empiezan a hacer capas para dar movimiento al pelo. Quizá la largura no tenga edad, pero sí es cierto que la edad hace seguir las tendencias.

"Quizá a partir de los 40 no es favorecedor un pelo plano, plano"


¿Esclavas y esclavos de las modas y tendencias?
No, simplemente buscas verte más favorecida y sentirte bien ante el espejo. Esto les ocurre a ellos también. Lo importante es que con un color o con un corte te sientas bien. Cuando tienes 17 años, con una melena larga y aplastada estás muy guapa, pero conforme vas cumpliendo años suele ocurrir que te ves más favorecida con más volumen en el pelo. Vas cambiando tú misma, al margen de las tendencias, vas envolviéndote en otro tipo de estilismo del pelo. Por ejemplo a partir de los 40 necesitas más volumen, un cabello más envolvente.

Carolina Herrera dice que a partir de los 40 nos olvidemos de las melenas.
Respeto su opinión, pero eso depende mucho del estilo de la persona. Quizá a partir de los 40 no es favorecedor un pelo plano, plano, como el que lleva una adolescente, pero sí se puede llevar una melena con volumen y capas largas. No digo que lleves una melena hasta la cintura, pero ¿por qué no hasta debajo del hombro? La melena no tiene edad, tiene el estilo de persona.

Los 80 fueron los años de las permanentes, de los rizos, ¿es decadente en estos momentos hacerse una permanente rizada?
Pasó esa moda que se ha visto como ridícula, horrible, aunque cuando se llevaba nos veíamos guapísimas. Después, en los 90, no veíamos esa tendencia tan atractiva y nos fuimos al plano contrario, los lisos extremos. Ahora vuelven las mezclas, están volviendo los toques de los 80, pero son permanentes flojas, no tan rizadas. Quizá tendríamos que decir que vuelven los moldeados que dan volumen. Vuelve lo natural, la tendencia es de mujer deportiva de día y sofisticada de noche. Llevamos cortes que nos permitan cambiar en horas el estilo y la imagen.

¿Nos dejamos aconsejar o somos de ideas fijas?
A la mayoría de la gente le gusta escuchar.

¿Arriesga la mujer vasca en el peinado?
Más que en otros sitios. Aunque parezca lo contrario, nos gustan la moda, las tendencias y buscar novedades. Es mucho más clásica la gente que viene de fuera. La de aquí sabe lo que quiere. 

PERSONAL
Edad: Prefiere no decirla.
Lugar de nacimiento: Gernika (Bizkaia).
Trayectoria: Abrió su primer salón el 1 de abril de 1993 y actualmente tiene dos en Bilbao (calles Máximo Aguirre y Alameda Mazarredo), y otro en Las Arenas, donde trabaja con un equipo de 30 personas. Sus trabajos de moda se publican en diferentes revistas técnicas, femeninas y de prensa del corazón, porque Yolanda Aberasturi tiene un largo repertorio de famosas entre sus clientas. 
Nombres: Por sus salones han pasado mujeres tan populares como Isabel Preysler, Antonia DellAtte, Nati Abascal, Carla Royo Villanova, Maribel Verdú, Amparo Larrañaga, Mar Flores, Sofía Mazagatos, Gemma Ruiz, Mª José Suárez, Amparo Muñoz, Alejandra Prat, María Jiménez, Luis Merlo, Ángela Carrasco, Esperanza Roy, Juanjo Artero, Cristina del Valle, Tamara, María Asquerino, Julia Torres, Andrea Bringston y Paula Vázquez, entre otras. Suele peinar en diferentes eventos, entre ellos la entrega de los Goya o los premios Feroz.