Un australiano asegura que ha completado un maratón en su piso durante el aislamiento

30.03.2020 | 10:30
Una persona se dispone a realizar un maratón.

Con un circuito dentro de su piso, el australiano Tim Franklin asegura que ha completado los 42,195 km de un maratón con el objetivo de dar ánimos a las personas que tienen que afrontar medidas que limitan los movimientos y el contacto físico con el fin de frenar la propagación de la COVID-19.

Franklin, de 36 años y entrenador de triatlón, logró finalizar el trazado en su apartamento de Brisbane en 6 horas, 46 minutos y cinco segundos, según los datos del dispositivo electrónico que utilizó para registrar la hazaña.

"Sentía que daba pequeños pasos solamente para ir alrededor de mi sofá", bromeó Franklin en una entrevista telefónica con Efe, al explicar que durante el maratón bebió un poco de agua y solamente se detuvo brevemente para ir al baño.

El deportista dispuso alrededor de su piso un pista de 21 metros y marcaba en una pizarra cada 10 vueltas que daba al recorrido hasta alcanzar las 2.000 repeticiones, mientras un amigo hacía de testigo durante la prueba que realizó el sábado.

El australiano fue publicando vídeos en las redes sociales durante la carrera, uno de ellos cuando ya había acumulado mil vueltas y mientras comentaba que su vecino había cocinado un curry espectacular.

Al final de la hazaña admitía: "me duele todo, pero fue divertido" para acabar con un reto "¿quién será el siguiente?".

"Creo que no pensé que iba a ser tan difícil y fue más difícil de lo que esperaba", comentó a Efe este entrenador acostumbrado a correr ultramaratones, al añadir que el mayor reto fue "el mental".

Franklin, quien a raíz de las medidas del gobierno australiano de limitar la reuniones a un máximo de dos personas ha sufrido la pérdida de clientes, explicó que al correr el maratón en su piso quiso demostrar que se mantiene positivo e inspirar a sus atletas "a que sigan intentándolo aún en estas difíciles circunstancias".

"Creo que quería que la gente se moviera especialmente en estos tiempos difíciles en los que la gente la pasa mal financiera o emocionalmente, quería que supieran que cualquier clase de movimiento es de gran beneficio", precisó.

Una vez los países hayan superado la crisis global producida por el nuevo coronavirus, el australiano se ha marcado un nuevo objetivo: ser la persona más rápida en completar una carrera de 26.000 kilómetros por todo el mundo. Un plan que espera dar inicio en junio del 2021 y que espera completar en menos de 450 días.