Italia busca 30.000 millones para cuadrar sus cuentas

El Gobierno progresista apuesta por el crecimiento minimizando los recortes sociales

10.02.2020 | 05:38

Roma - El Gobierno italiano necesita 30.000 millones de euros para aprobar unos Presupuestos Generales para 2020 que fomenten el crecimiento en una economía estancada y su intención es encontrarlos a través de la lucha a la evasión fiscal y la revisión del gasto, pero también con la flexibilidad de Bruselas. El Ejecutivo que dirige Giuseppe Conte calcula que el crecimiento será del 0,6% para 2020, el déficit del 2,2% del producto interior bruto (PIB) y la deuda del 135,2%, y con estos objetivos trabaja para elaborar este plan presupuestario que enviará a la Comisión Europea (CE) antes del 15 de octubre. La coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el centroizquierda -en el que se encuentran el Partido Demócrata (PD) y el nuevo grupo del ex primer ministro Matteo Renzi, Italia Viva- diseña unas políticas que "relancen el crecimiento, garanticen el equilibrio de las cuentas públicas y la participación proactiva en el proyecto europeo", se lee en la explicación que acompaña el cuadro macroeconómico publicado por el Ministerio de Economía. Italia busca una relación fructífera con la Comisión y que esta le permita tener un déficit en el 2,2%, una décima superior a la pronosticada por el anterior Ejecutivo del M5S y la Liga en abril, a pesar de las peticiones constantes de Bruselas para que Roma reduzca su déficit estructural.

El economista Giuseppe di Taranto explica que Roma quiere obtener la mitad de estos 30.000 millones de euros gracias a la benevolencia de Bruselas.

"El Gobierno dice que va a obtener 14.000 millones con el déficit al 2,2%, que habrá que ver si Bruselas lo aprueba; otros 7.000 millones procederán de la lucha contra la evasión fiscal, 6.000 millones de un descenso de la prima de riesgo y otros 3.000 millones del recorte del gasto público", indica. Es decir, dos tercios de los recursos necesarios dependerán de factores externos, como la flexibilidad contemplada en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo y la confianza de los inversores para que la prima de riesgo no se dispare e Italia pague más por colocar su deuda.

El M5S y sus socios han prometido no subir el IVA a partir del 1 de enero. - Efe