La ONU cifra en 100.000 los desplazados tras el ataque

Alerta de que los combates están teniendo un gran impacto sobre los servicios básicos

10.02.2020 | 06:59

nueva york - Naciones Unidas ha elevado a 100.000 el número de desplazados en el noreste de Siria desde el inicio el miércoles de la ofensiva militar turca contra la administración kurda que controla la zona.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha recordado que "la zona acoge a algunas de las personas más vulnerables en Siria debido a los altos niveles de violencia, desplazamiento a gran escala y otras preocupaciones de protección".

"Es además uno de los ambientes operativos más complejos y desafiantes para la ONU y sus socios humanitarios en Siria", señala, al tiempo que recalca que "el impacto humanitario ya se está notando".

Así, detalla que "la mayoría" de los cerca de 100.000 desplazados "se encuentran en comunidades de acogida", si bien añade que "un número creciente de ellos está llegando a albergues colectivos en Hasaka y Tel Tamer", localidades en las que también están buscando refugio en escuelas.

La OCHA resalta que "los combates están teniendo también un impacto sobre los servicios básicos", incluido una estación de bombeo de agua que ha quedado inutilizada en Hasaka y de la que dependen 400.000 personas.

"Los esfuerzos de la ONU para negociar una pausa humanitaria con todas las partes para permitir a los equipos técnicos reparar esta estación están en marcha", dice, antes de recordar que "mercados, escuelas y clínicas están cerrados desde el 9 de octubre", a excepción del Hospital Nacional.

ayuda Imran Riza, coordinador humanitario para Siria, manifestó que "la ONU y sus socios humanitarios están profundamente preocupados por los últimos acontecimientos" y apuntó que "siguen comprometidos con ayudar a los que lo necesitan en este momento crítico". Por ello, pidió que los civiles y la infraestructura civil "sean protegidos en todo momento" y que se garantice un acceso humanitario "seguro y sin restricciones" a la población civil.

"Nada es más importante que proteger a los civiles ahora mismo y estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para garantizar que los actores humanitarios pueden llegar de forma segura y entregar ayuda a los que la necesitan", remachó. - E.P.