Los kurdosirios se retiran de la franja fronteriza ante el final de la tregua

Erdogan y Putin firman un acuerdo para que las tropas rusas ocupen el terreno abandonado

10.02.2020 | 09:11
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, estrecha la mano del líder ruso, Vladímir Putin.

El Cairo/Moscú - Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos, afirmaron ayer que sus unidades se habían retirado de la franja fronteriza, poco antes de que expirara la tregua pactada entre EEUU y Turquía, que exigía su salida de la zona. "Las Fuerzas de Siria Democrática se han retirado de las zonas ubicadas entre Ras al Ain y Tal Abiad", dijo un portavoz militar de las FSD, Mervan Qamishli.

Añadió que este movimiento se realiza "según el acuerdo de Ankara", pactado el jueves pasado con Estados Unidos en el que daban a las milicias kurdosirias 120 horas, que terminaron a las 22.00 hora local (19.00 GMT) de ayer, para retirarse de esa franja fronteriza que Turquía aspira a establecer en el norte de Siria.

"El primer paso fue la retirada en Ras al Ain, luego vino la segunda etapa, que fue la retirada de la ciudad de Tal Abiad y los alrededores emplazados en las zonas fronterizas", señaló Qamishli. La denominada zona de seguridad es una franja de unos 30 kilómetros de ancho por 480 kilómetros de largo en el norte de Siria de la que Turquía quiere sacar a las milicias kurdosirias para ubicar a unos dos millones de refugiados árabes sirios, algo que los kurdos consideran una "limpieza étnica".

Rusia, principal aliado de Damasco, ha desplegado a sus tropas en el territorio que controlaban anteriormente los kurdosirios en virtud de un acuerdo militar pactado la semana pasada en el que las unidades leales al presidente sirio, Bachar al Asad, ayudarían a los kurdos a recuperar las áreas perdidas.

zona de seguridad Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acordaron ayer crear una zona de seguridad en el noreste de Siria. "Empezando la medianoche del 23 de octubre, la Policía militar rusa y guardias fronterizos sirios entrarán en el lado sirio de la frontera turco-siria, fuera de la zona de la operación Fuente de Paz, para facilitar la retirada de elementos de las Unidades de Protección Popular (YPG) y sus armas", consta en el acuerdo firmado ayer por los dos líderes en la ciudad rusa de Sochi.

Las milicias kurdosirias tendrán que retirarse a 30 kilómetros desde la frontera turco-siria y toda la operación "debe finalizar en 150 horas", de acuerdo con el memorando de entendimiento. "Todos los terroristas de las Unidades de Protección Popular (YPG) serán llevados fuera de la zona", precisó Erdogan en una comparecencia conjunta con Putin.

Después "patrullaremos una zona de 10 kilómetros con nuestras tropas", indicó, en referencia a Turquía y Rusia. "Ambos países tomarán cualquier medida necesaria para prevenir que los terroristas entren en la zona", añadió el presidente turco. - Efe