Fuerte presión social para que los políticos asuman un ambicioso acuerdo contra el cambio climático

Los debates se centran en la presión sobre los países contaminantes, la articulación de los mercados, las contribuciones para reducir la temperatura global y el apoyo a las naciones en vías de desarrollo

17.12.2019 | 17:51
Manifestación organizada por el movimiento social mundial Extinction Rebellion en solidaridad con los indígenas del Amazonas.

madrid - La presión sobre la cumbre del clima creció ayer con las exigencias de grupos juveniles y ecologistas en vísperas del inicio del tramo de alto nivel de la COP25 y la llegada a Madrid de los ministros de Medio Ambiente, a quienes reclaman más compromiso y ambición para frenar la emergencia climática.

La Conferencia recuperó ayer el ritmo tras el parón del domingo, y lo hizo con los coletazos de una manifestación multitudinaria en las calles de Madrid y con el clamor en la sede de la COP a favor de una acción más contundente y urgente de los colectivos más vulnerables: los niños y los jóvenes.

Pasar de las palabras a la acción; esa es la reclamación unánime que los jóvenes volvieron a hacer ayer a los países que intervienen en la Conferencia de las Partes.

Activistas de varias partes del mundo, entre ellos la sueca Greta Thunberg, participaron en una multitudinaria rueda de prensa en la que incidieron en que los compromisos adquiridos por los países no son suficientes para cumplir el Acuerdo de París y evitar que la temperatura del planeta suba más de 1,5 grados.

Las negociaciones en la cumbre para avanzar en la lucha contra la crisis climática alcanzarán su punto álgido esta semana con la llegada de los ministros de Medio Ambiente.

En el marco de la fase final de este foro mundial, los principales escollos son los siguientes:

articular mercados Los mercados de carbono son la principal herramienta de los países para reducir los gases de efecto invernadero en la lucha contra la crisis climática.

Se basan en la asignación de un precio a las emisiones de modo que los contaminadores paguen por contaminar. Para aumentar las emisiones por encima del límite que tienen asignado las empresas tienen que comprar créditos a otras que contaminen menos del máximo asignado.

El principal escollo en la cumbre es precisamente determinar la reglamentación del artículo 6 del Acuerdo de París sobre estos mercados de carbono. Asimismo, la definición de cómo serán sus mecanismos de conexión y articulación entre unos y otros.

Pese a la relevancia de este apartado del Acuerdo de París, fuentes de la negociación han asegurado que incluso sin llegarse a ningún pacto en la cumbre de Madrid, el pacto parisino se implementará a partir de 2020 como está previsto.

apoyo a los países pobres Los países pobres serán los más afectados por el impacto de la crisis climática. Los países tendrán que revisar en la COP25 el llamado Mecanismo Internacional de Varsovia (Wim) establecido por la ONU para garantizar apoyo a los países más vulnerables por los efectos y desastres asociados al cambio climático, con el objetivo de suministrar asesoramiento, además de tecnología a esos territorios para que puedan hacer frente a las pérdidas y daños que sufran.

Además, deberá abordarse el tema de las contribuciones al Fondo Verde del Clima para los países en desarrollo, para garantizar el compromiso de 100.000 millones de dólares al año por parte de las economías avanzadas para 2020 en favor de los países más vulnerables para el desarrollo de políticas de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos. Las aportaciones hasta el momento están lejos de esas cifras.

El tercer gran aspecto tiene que ver con la premisa: menos emisiones pero con justicia social. La necesidad de proteger a los colectivos más vulnerables en el camino hacia la descarbonización brillará durante todas las negociaciones.

contribuciones ambiciosas Los países deberán revisar sus Contribuciones Determinadas a nivel Nacional contra la crisis climática o NDC a partir de 2020 con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura global por debajo del 1,5 % en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

presión sobre los contaminadores Los nuevos pasos para aumentar la presión sobre los contaminadores serán intensos desde los más diversos frentes esta semana. Todo apunta a que el Consejo Europeo pondrá sobre la mesa un paquete de medidas para alcanzar el compromiso neto cero emisiones para 2050.

Mañana presentará además la UE el nuevo Pacto Verde Europeo con el que la nueva Comisión quiere plasmar su compromiso con la lucha contra el cambio climático y su objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050. Asimismo, en el marco de la cumbre la presidencia de la COP25 dará su impulso final a la llamada Alianza por una mayor Ambición Climática, que podría cerrarse con más de un centenar de países comprometidos con una mayor ambición para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

nuevos pasos La identificación de los próximos pasos a partir de 2020 una vez activado ya el Acuerdo de París es otro de los grandes retos esta semana para garantizar un compromiso de reducción de emisiones mayor a nivel global.

Los países en desarrollo piden garantías de que se les apoyará en sus compromisos más ambiciosos. El reto de integrar a toda la sociedad y sectores más allá de los gobiernos centrales en este objetivo de la neutralidad de emisiones es otro de los grandes desafíos en esta fase final de las negociaciones de la cumbre. - Efe