El expresidente francés Giscard d'Estaing, de 94 años, acusado de abuso sexual

Una periodista alemana que le reprocha haberle puesto la mano en el trasero cuando lo fue a entrevistar en 2018

07.05.2020 | 09:18
Valéry Giscard d'Estaing

El expresidente francés Valéry Giscard d'Estaing, que tiene 94 años, ha sido acusado de abuso sexual por una periodista alemana que le reprocha haberle puesto la mano en el trasero cuando lo fue a entrevistar en diciembre de 2018, reveló el diario "Le Monde".

Ann-Kathrin Stracke, que tiene 37 años y trabaja en la cadena pública alemana WDR, afirma en esa denuncia formalizada el pasado 10 de marzo ante la Fiscalía de París que los hechos ocurrieron en el despacho de Giscard d'Estaing en la capital francesa, adonde acudió cuando preparaba un programa para conmemorar el centenario del nacimiento del excanciller alemán Helmut Schmidt.

El 18 de diciembre de 2018, después de haberlo entrevistado sobre su relación con el excanciller -con el que había coincidido en el poder-, le pidió si podía posar para una foto con ella y con su equipo, compuesto por otras dos personas.

La periodista cuenta que el anciano expresidente le rodeó con el brazo, le tocó la cintura y le puso la mano en el trasero. Y que cuando se hizo una segunda foto, repitió su gesto.

Algo parecido ocurrió cuando Giscard d'Estaing quiso enseñarle más tarde varias fotos suyas con diferentes personalidades.

Y al despedirse, además de darle besos marcados en las mejillas, le susurró al oído en alemán: "Que tenga felices sueños".

De vuelta a su redacción en Alemania, Stracke contó lo ocurrido a sus superiores, que consideraron las alegaciones de la periodista graves, y recurrieron a un gabinete de abogados, que redactó un informe, del que se envió un resumen en una carta al expresidente francés el 23 de mayo de 2019.

En una primera reacción a la revelación de la denuncia, Olivier Revel, director de gabinete del antiguo jefe del Estado, dijo que Giscard d'Estaing no guardaba ningún recuerdo del encuentro con la periodista.

Revel añadió que "si lo que se le reprocha fuera cierto lo lamentaría mucho, pero no se acuerda de nada".