Fracaso de Macron en la segunda vuelta de las municipales francesas

Los socialistas mantienen París y Los Verdes gobernarán en Lyon y Estrasburgo. La extrema derecha ha conseguido la victoria en Perpignan en una jornada electoral marcada por la alta abstención

29.06.2020 | 07:41
Anne Hidalgo, alcaldesa de París, celebra su reelección

Este domingo se ha celebrado la segunda vuelta de las elecciones municipales francesas, en la que la izquierda ha logrado conservar París y ha recuperado Marsella después de 25 años. El primer ministro Edouard Philippe ha ganado en El Havre y los ecologistas se han impuesto en Lyon, Estrasburgo, Tours y Besanzón.

La cita electoral ha estado marcada por la alta abstención que se estima en un 59 por ciento, superando así las cifras de los comicios de 2014 en más de 20 puntos porcentuales. Este domingo se decidían los gobiernos de casi 5.000 ayuntamientos.

En el plano estrictamente político, la primera noticia tras el cierre de las urnas ha sido la reelección del primer ministro Edouard Philippe como candidato del partido La República En Marcha en El Havre, la ciudad situada en la desembocadura del río Sena parisino. Philippe ha logrado un 59 por ciento de los votos, oponiéndose al candidato del Partido Comunista Jean-Paul Lecoq. "Los resultados son claros. Estamos contentos, celebraremos esta victoria", ha expresado Philippe, mientras saludaba al resto de oponentes.

El contraste es el de la victoria de la socialista y gaditana Anne Hidalgo, reelegida alcaldesa de París tras lograr el apoyo de la gran mayoría de los partidos a su izquierda. "Vamos a construir un París más amable, donde se pueda vivir mejor, respirar mejor, un París más solidario, que no deje a nadie en el camino", ha expresado Hidalgo en su discurso frente al Ayuntamiento de París.

Hidalgo se ha impuesto claramente (49,5 por ciento de votos) a su rival conservadora, Rachida Dati (31,7 por ciento) y a la candidata de Macron, Agnès Buzyn (14,4 por ciento), obteniendo así cien escaños para su coalición París en Común, por los ciencuente de la derecha de Los Republicanos, y de la decena para la candidatura presidencial.

También ha ganado la izquierda en Marsella con la candidatura de Michèle Rubirola, cara visible respaldada por los ecologistas, socialistas, La Francia Insumisa y el Partido Comunista. Rubirola habría logrado el 42 por ciento de los votos por delante del conservador Martine Vassal, con el 39 por ciento, lo que permitirá a la izquierda volver a gobernar Marsella tras 25 años de ausencia.

Por su parte, Los Verdes han confirmado su control de Grenoble, donde el ecologista Eric Piolle, al frente de una amplia coalición de izquierda, habría obtenido más del 50 por ciento de los votos. Se han impuesto también en Lyon, Estrasburgo, Tours y Besanzón. El secretario general de Los Verdes, Julien Bayou, ha celebrado los "históricos" resultados cosechados, pues "durante 40 años los ambientalistas nunca han podido influir de tal manera en el curso de los acontecimientos", y ha defendido que el mensaje ecologista debería situarse en el centro del discurso político para las presidenciales de 2022.

Por otra parte, el centrista François Bayrou ha sido reelegido como alcalde de Pau, mientras que en Perpiñán, el candidato del partido ultraderechista Unión Nacional, Louis Aliot, se ha impuesto con más del 50 por ciento de los votos al alcalde saliente, Jean-Marc Pujol, de la formación conservadora Los Republicanos.

El Partido Comunista ha perdido definitivamente uno de los últimos grandes bastiones que le quedaba, Saint-Denis. El socialista Mathieu Hanotin ha derrotado con casi el 60 por ciento de los votos al alcalde saliente Laurent Russier, con poco más del 40 por ciento de los apoyos. "Tendremos durante este mandato una tarea inmensa, la de lograr demostrar a través de Saint-Denis que los suburbios de nuestro país no son un problema, sino soluciones para Francia", ha manifestado Hanotin, según ha publicado el periódico 'Le Figaro'.

Esta segunda vuelta estaba prevista para el pasado 22 de marzo, aunque finalmente fue retrasada debido a los medidas de restricción impuestas por el coronavirus. En la primera vuelta, hasta tres ministros del Gobierno de Macron lograron su elección, en unos comicios marcados por la baja participación debido al coronavirus.