El Frente Polisario alerta de “objetivos expansionistas” de Marruecos

Anuncia ataques contra posiciones del Ejército alauí en la línea de separación que divide el Sáhara Occidental

28.11.2020 | 23:42
Un todoterreno de la ONU en el puesto fronterizo de Guerguerat. Foto: Efe

madrid – El Ejército Popular de Liberación Saharaui (SPLA), rama militar de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y el movimiento del Frente Polisario, anunció ayer nuevos ataques durante las últimas horas contra varias posiciones del Ejército marroquí en la línea de separación que divide el Sáhara Occidental, mientras que avisó de que el reino alauí alberga "objetivos expansionistas" en la región.

El ministro de Información y portavoz del Gobierno de la RASD, Hamada Salma, avisó de que Marruecos, "en complicidad con ciertos países, está trabajando para anexionar partes de la región", aprovechando la volátil situación creada el 21 de octubre en el paso de Guerguerat, situado en la zona suroeste del Sáhara Occidental y fronterizo con Mauritania, cuando Rabat anunció el inicio de un despliegue militar para poner fin al bloqueo que llevaban a cabo activistas saharauis.

Los incidentes son los de mayor gravedad desde 2016, cuando Marruecos inició unas obras de remodelación y asfaltado de una carretera en territorio formalmente bajo control del Polisario.

Desde entonces, las fuerzas saharauis dicen haber lanzado decenas de ataques contra posiciones marroquíes que han seguido en las últimas horas. El viernes fueron bombardeadas las posiciones de las fuerzas enemigas en el sector de Chila y Um Dagan en el sector de Al Bagari, mientras que aseguraron que durante el día de ayer habían atacado hasta dos veces seguidas en la zona de Rus Fadrat Al Tamat, en el sector de Hauza.

Como ya indicaron en otras ocasiones, las fuerzas de ocupación marroquíes a lo largo del muro militar marroquí "han causado bajas mortales y considerables pérdidas materiales".

Mientras tanto, el ministro de Información condenó la "doctrina expansionista de Marruecos en la región", que "no es nueva", antes de denunciar que el nuevo muro de arena construido por Marruecos cerca de las fronteras de Mauritania "pretende ser una prueba concreta de los designios expansionistas de Marruecos en la región, en detrimento de su vecino (Mauritania)", según declaraciones a la agencia argelina APS.

El portavoz del Gobierno saharaui subrayó, en este contexto, que Marruecos representa una grave amenaza a corto plazo para la ciudad de Nuadibú, "corazón neurálgico de la economía mauritana", porque el control del paso de Guerguerat comportaría el vaciado de los puertos de Nuadibú y Nuakchot en Mauritania y la consolidación de su dominio sobre "la ruta de tránsito de las mercancías procedentes de Europa", según declaraciones recogidas a su vez por la agencia de noticias saharaui SPS.

Por su parte, el eurodiputado Miguel Urbán aseguró ayer que el conflicto saharaui no puede quedar en el olvido" y reclamó mayor implicación del Gobierno español en coalición para lograr un referéndum de autodeterminación en lugar de limitarse a "lamentos o condenas". Urbán mantuvo el viernes un encuentro con el delegado del Frente Polisario en España.