La mujer del Chapo afronta una posible cadena perpetua

Una jueza federal de EEUU ordena detener a Emma Coronel, la esposa del narcotraficante mexicano

24.02.2021 | 00:43

Washington – Una jueza federal de Estados Unidos ordenó ayer mantener detenida temporalmente y sin posibilidad de fianza a Emma Coronel Aispuro, la esposa del narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, acusada de narcotráfico.

Coronel, arrestada el lunes en las afueras de Washington, enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua, además de una posible multa de 10 millones de dólares (8,2 millones de euros), si es declarada culpable del cargo criminal en su contra. Así lo explicó la jueza Robin Meriweather, del tribunal federal del Distrito de Columbia, durante la primera audiencia sobre el caso, que Coronel escuchó de forma remota desde una celda en el centro de detención.

La jueza recordó a Coronel que hay una denuncia penal en su contra por la que EEUU la acusa de "conspiración para distribuir 1 kilogramo de heroína, 5 kilogramos de cocaína, 1.000 kilogramos de marihuana y 500 gramos de metanfetaminas".

Además de conspirar para la "importación ilegal a EEUU" de esas drogas, las autoridades estadounidenses la acusan de "ayudar e incentivar" las actividades del cártel de Sinaloa, que lideraba el Chapo, precisó la jueza.

riesgo grave de fuga El fiscal estadounidense, Anthony Nardozzi, pidió que se mantuviera detenida a Coronel a la espera de su juicio y sin posibilidad de fianza, al considerar que existe un "riesgo grave de fuga".

Los abogados de Coronel accedieron a la petición de la Fiscalía, aunque se reservaron el derecho a presentar un paquete de fianza en el futuro, y la esposa del Chapo quedó detenida a la espera de la próxima audiencia.

La defensa la encabeza Jeffrey Lichtman, que fue uno de los principales abogados del Chapo durante su juicio hace dos años en Nueva York, y que contará con la ayuda Mariel Colón, una abogada que también defendió al famoso capo y se convirtió en el proceso en confidente de Coronel.

Coronel apenas habló durante la audiencia, más allá de responder con monosílabos a las preguntas de la jueza sobre su capacidad para seguir el proceso y conocer sus derechos, y únicamente confirmó al final: "Todo lo entendí muy bien, gracias".