Gobierno y Generalitat avanzan en la creación de una mesa de partidos

Calvo, Aragonés y Artadi se reúnen en Barcelona pero no logran concretar su composición

08.02.2020 | 16:23
Aragonés, Artadi, Calvo y la ministra Meritxell Batet, en la reunión de diciembre.

barcelona - La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el vicepresidente del ejecutivo catalán, Pere Aragonès, y la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, avanzaron en la negociación sobre una nueva mesa de diálogo entre partidos, aunque aún no han alcanzado un acuerdo sobre su composición. Así lo explicaron fuentes de la Generalitat y del Gobierno al término del encuentro, celebrado a puerta cerrada en Barcelona, en un "clima constructivo".

Ambas partes se emplazaron a "seguir trabajando en las próximas semanas" en este ámbito y en el de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat. Precisamente la composición de esa nueva mesa de partidos es uno de los escollos de la negociación, después de que los mismos protagonistas ya acordaran el jueves de la semana pasada, en un encuentro en Madrid, valorar el establecimiento de dos espacios de diálogo "diferenciados": uno, basado en la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, y otro, una mesa de partidos. El pasado martes, Artadi señaló que la reunión debía servir para "concretar los detalles de estos dos espacios de diálogo".

La postura de la Generalitat es constituir una mesa de diálogo en la que participen no sólo partidos catalanes sino también de ámbito estatal, como el PSOE y Podemos, aunque si los socialistas quieren delegar su representación en el PSC el Govern no se opondrá. Además, Artadi propuso que en esta mesa de partidos "haya un mediador o un testigo, que dé fe de lo que está pasando, que verifique lo que está pasando" de manera "neutral", en aras de la "transparencia y la garantía de todas las partes". En cambio, fuentes del Gobierno central subrayaron que "el ámbito de diálogo político" sobre el que están hablando debe ser el de "partidos catalanes", el mismo planteamiento que mantuvo Calvo la semana pasada.

El Govern insiste en que esta nueva mesa no puede ceñirse a la participación de fuerzas políticas catalanas, ya que este espacio de hecho ya existe, por iniciativa precisamente del PSC. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, convocó el 16 de noviembre la primera cumbre de la mesa catalana de partidos y para el 1 de febrero está prevista la segunda reunión.

Antes de celebrarse la reunión de ayer, la diputada de Ciudadanos en el Parlament Lorena Roldán preguntó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, qué está negociando con "sumo secreto" con los "separatistas" y le reprochó que haya elegido como "interlocutor al jefe mayor de los Comités de Defensa de la República (CDR)", en referencia a Torra.

Un president que ayer fue blanco de las críticas de la ANC, que difundió un vídeo en el que califica al Govern de "autonomista" por "incumplir" sus promesas en relación con el proceso independentista. Las críticas de la ANC coinciden con la publicación de un sondeo del el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, que otorga un suspenso del Govern de Quim Torra con una nota de 4,66 sobre 10, cuando el anterior ejecutivo de Carles Puigdemont obtuvo un 5,5 en diciembre de 2016.

En un acto en Reus (Tarragona), Torra reiteró que "su único objetivo es hacer república" y llama a los partidos independentistas que "no abaraten" ese "sueño". El expresident Carles Puigdemont, desde Waterloo (Bélgica), salió en defensa del Govern de Torra y ha pedido "lealtad". - D.N.

la cifra

300

agresiones ultra

Una veintena de grupos de ultraderecha ha cometido más de 300 agresiones en los últimos dos años en Catalunya, según la L'Oficina de Drets Civils i Polítics, que denunció el "silencio" respecto a los ataques y advirtió que son "la punta del iceberg".