El CIS hunde al PP al cuarto lugar

El PSOE gana y suma con Unidos Podemos el 45,3% de los votos frente al 39,1% de Cs, PP y Vox, que se nutre de los populares

08.02.2020 | 17:18

pamplona - La subida de Vox en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas ha convertido al partido que preside Santiago Abascal en el gran beneficiario del desplome del PP, que cae hasta la cuarta plaza en intención directa de voto tras el PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos y sus confluencias. El barómetro de enero repite el método del de diciembre, esto es, no hace estimación de voto, sino que solo refleja la intención directa, sin la llamada "cocina", y de acuerdo con esos parámetros el PSOE mejora en un punto el resultado de hace un mes y se mantiene primero con un 29,9%, seguido de Cs, el otro partido que se beneficia de la caída del PP.

Porque dos son las formaciones que se aprovechan de este desplome de los populares: por un lado, los de Albert Rivera, que aunque en comparación con diciembre bajan dos décimas, alcanzan un 17,7% y se erigen en la segunda fuerza en atraer la intención directa de voto; por otro lado, los de Santiago Abascal, que pasan de un 3,7 al 6,5. Este CIS, además, amplía la ventaja entre el primero y el segundo: hace apenas 30 días los socialistas se distanciaban de los populares en casi diez puntos; ahora, los socialistas ponen más tierra de por medio y aventajan a su inmediato perseguidor, Ciudadanos, en más de 12 puntos.

También ilustra el CIS la fuga de votos que podría estar mermando el flanco derecho del PP; de hecho, la mejora de Vox se corresponde en buena medida con los 4,2 puntos que se deja el Partido Popular, que del 19,1% de finales de 2018 cae hasta el 14,9. El descenso es tan acusado en el barómetro de enero que Unidos Podemos y sus confluencias se alzan a la tercera posición con el 15,4%.

El trabajo de campo de la encuesta se llevó a cabo entre el 1 y el 13 de enero, por lo que los resultados del centro que preside José Félix Tezanos no registra los efectos que en la ciudadanía pudiera tener la crisis de Podemos en la Comunidad de Madrid una vez que Íñigo Errejón anunció que aspiraría a la Presidencia autonómica con la marca de la alcaldesa Manuela Carmena. De hecho, Unidos Podemos, sin incluir las confluencias de En Comù Podem, de Compromís y de En Marea, aumenta en tres décimas (del 9,1 de diciembre al 9,4 de este mes).

Una de las novedades que aporta el estudio del CIS de enero se enmarca en la crisis política de Catalunya. La pregunta indaga en la valoración que los encuestados hacen sobre la, a su juicio, estrategia más idónea, y ofrece tres opciones para que expresen su parecer: una estrategia de "mano dura", una de diálogo y negociación (sin más matices) y una de diálogo combinada con "el cumplimiento de la ley". Los porcentajes de respuesta muestran que mientras un 21,7% cree que la más apropiada es la de "mano dura", el 71,7% apuesta por el diálogo, bien a secas, o bien combinado con el uso la ley. En la contestación a otra pregunta, una mayoría de los encuestados reconoce que la situación no influirá en su voto de las próximas elecciones, ya que el 33,2% asegura que no afectará en "nada" y el 17,9 dice que "poco", lo que supone, en total, un 51,1%.

Parece, a tenor de lo que muestra el barómetro del CIS, que la ciudadanía respalda la apuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por desatascar la situación de Catalunya por la vía, o las vías, del diálogo y la negociación. De hecho, un 43,2% afirman que votarán a partidos "que plantean opciones de diálogo y negociación", en tanto que un 36,4% reconoce que Catalunya le influirá "votando a partidos que plantean opciones más radicales y duras".

La legislación y las políticas contra la violencia machista ocuparon hace pocas semanas el debate social y mediático, en un contexto político marcado por las negociaciones que PP y Vox, por un lado, y PP y Cs, por otro, mantenían para lograr la mayoría que permitiera el cambio de gobierno en Andalucía.

Casi la mitad de los españoles sitúa a Vox en la extrema derecha, según el último barómetro del CIS, ya que, en una escala de 1 a 10, un 48,6% de los encuestados sitúa a la formación que dirige Santiago Abascal en el 10, el extremo más a la derecha del espectro político. La encuesta indica que un 69,8% de los españoles sitúa a Vox, que por primera vez figura en esta pregunta que habitualmente incluye el barómetro del CIS, en las tres máximas notas, entre el 8 y el 10 de la parte derecha de la escala. - D.N.

las preocupaciones

Alarma por la violencia machista

Vox. La preocupación por la violencia machista se ha disparado en el barómetro de enero, al incrementarse un 4,6%. De ser un problema que inquietaba al 2,4% de los entrevistados ha pasado a ser citado por el 7%. El asesinato de Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) tuvo lugar el 17 de diciembre. En los días en los que el CIS hizo el trabajo de campo para este sondeo hubo un repunte de asesinatos que coincidió con el debate sobre la ley de violencia de género abierto tras la llegada de Vox al Parlamento andaluz,

las cifras

15

diferencia. La distancia entre el PSOE y el PP se amplía hasta los 15 puntos; los socialistas, con un 29,9, duplican el voto directo de los populares. Vox pasa del 3,7 al 6,5%.

45,3%

indecisos. El 45,3% de los encuestados no sabe en este momento a qué partido votaría en unas elecciones generales. Sólo un 47,2% responde que ya tiene decidido su voto.

21,7%

catalunya. Los encuestados apuestan por el diálogo con Catalunya: sólo el 21,7% es partidario de actuar "con mano dura". Los partidarios del diálogo son mayoría entre los votantes del PSOE y Unidos Podemos, y también entre los de Ciudadanos, con un porcentaje cercano al 70%.

4

ministros. Todos los ministros bajan nota y los mejor valorados vuelven a ser los de Ciencia, Pedro Duque, y de Interior, Fernando Grande-Marlaska, los únicos que llegan al cuatro en una escala del 1 al 10. Desde su nombramiento, los ministros han ido perdiendo puntos encuesta tras encuesta.