Pedro Sánchez llama a las urnas el domingo 28 de abril frente a la "España de la foto de la plaza de Colón"

La campaña electoral empezará el 13 de abril - Los comicios, un mes antes de las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo

08.02.2020 | 19:37
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la reunión de un Consejo de Ministros extraordinario, este viernes, en el palacio de la Moncloa.
Sánchez, en la rueda de prensa en la que ha anunciado el adelanto electoral.

Sánchez llama a las urnas en defensa de un país donde "caben todos", frente al de la "foto de la plaza de Colón". La campaña empezará el 13 de abril. Los comicios, un mes antes de las autonómicas, municipales y europeas.

MADRID. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este viernes la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales para el próximo 28 de abril, una fecha que evita el superdomingo electoral el 26 de mayo pero que obliga a que parte de la campaña se celebre en Semana Santa.

Al comienzo de esta semana y una vez tomada la decisión de que los comicios fueran en abril y no con europeas, municipales y autonómicas, Sánchez barajó otras fechas como el 14 de abril, Domingo de Ramos, aunque al final se ha decantado por el 28.

En una extensa comparecencia en el Palacio de la Moncloa tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario, se ha mostrado convencido de que es una "buena fecha" y ha opinado que entre "no hacer nada" o dar la palabra a los españoles en las urnas ha elegido lo segundo.

Para Sánchez, un Gobierno tiene la obligación de cumplir con su tarea, que es aprobar leyes y "avanzar", y cuando esto no es posible por el bloqueo parlamentario y el rechazo de los presupuestos hay que "tomar decisiones".

No obstante, ha considerado que hay "derrotas parlamentarias" como la de los presupuestos que son "victorias sociales" porque los ciudadanos ya conocen la "hoja de ruta" y los proyectos del Ejecutivo socialista.

"¿Habrá habido pactos ocultos?", ha ironizado Sánchez ante el hecho de que hayan sido PP y Ciudadanos, junto a los independentistas, los que hayan tumbado las cuentas públicas.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha llamado a los ciudadanos a las urnas en defensa de una España donde "caben todos", frente a la España de la "foto de la plaza de Colón" donde "solamente caben ellos".

"Esa es la gran diferencia entre la foto de la plaza de Colón y lo que ha defendido este Gobierno", ha recalcado, tras subrayar que el pasado domingo, "cuando la derecha se manifestó en Colón", no lo hizo "en contra del independentismo en Cataluña sino que decía aquello de que quiere echar a Sánchez".

A Pedro Sánchez le "sorprende" que se le imponga "un cordón sanitario" y no se lo ponga a la ultraderecha: "pero cada cual elige los amigos con los quiere ir", ha criticado.

Sobre Cataluña, ha advertido de que nunca renunciará al diálogo para encontrar una solución a la crisis territorial en la comunidad, pero ha insistido en que siempre dentro de la Constitución y la legalidad.

"Fuera de la Constitución nada", ha reiterado el presidente del Gobierno, que ha añadido que la única diferencia entre hoy y hace ocho meses, antes de la moción de censura, es que el Gobierno del PP contó con la lealtad institucional y el apoyo inequívoco del PSOE y, sin embargo, su gobierno no ha contado con la lealtad al Estado de la "oposición conservadora".

En su comparecencia en Moncloa, Sánchez ha querido desvincular el desarrollo del juicio del "procés" y la próxima campaña electoral con el argumento de que "la Justicia va por un lado, hace su trabajo, y la política hace el suyo".

También ha querido enviar un mensaje de tranquilidad sobre las medidas económicas y sociales que su Gobierno había emprendido y que no decaerán por la disolución de las Cortes.

Ha garantizado así que, aunque no haya presupuestos este año y se adelanten las elecciones al 28 de abril, la revalorización de las pensiones está garantizada.

Igualmente ha reiterado "el compromiso del Gobierno" con los pensionistas, con la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros y con la elevación del sueldo de los empleados públicos.

"Y vamos a cumplir con esto", ha dicho.

Con la fecha marcada por Sánchez para los comicios, la campaña electoral comenzará el 12 de abril, Viernes de Dolores, la misma fecha que abre oficialmente la Semana Santa, de manera que los mítines y actos políticos de los candidatos arrancarán con este período vacacional.

Al haber fijado la fecha de celebración de los comicios el 28 de abril, el decreto de disolución de las Cortes tendrá que publicarse el 5 de marzo, "en tiempo y forma", tal y como ha resaltado el propio jefe del Ejecutivo.

La publicación de ese decreto es importante porque en él, además de la fecha de los comicios, se hará constar el período de los quince días de campaña, de acuerdo con lo establecido en la normativa electoral, así como el día y hora de las sesiones constitutivas del Congreso y el Senado.

En este último caso el presidente dispone de cierta flexibilidad ya que el artículo 68.6 de la Constitución establece que las Cortes tendrán que constituirse "dentro" de los 25 días siguientes a la fecha de las elecciones.

Si Sánchez apurara este plazo al máximo, el nuevo Parlamento se constituiría el 23 de mayo, tres días antes de las elecciones locales, autonómicas y europeas del 28 de mayo, y justo al final de la campaña electoral para estos comicios, la segunda que vivirán los ciudadanos en menos de dos meses.

EL GOBIERNO MÁS BREVE El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pone así fin a una controvertida legislatura de dos años y diez meses de duración. Sánchez llegó a la Moncloa con una moción de censura, tras desalojar a Mariano Rajoy y ha gobernado hasta el día de hoy tan solo ocho meses, presidiendo el gobierno más breve de la democracia.

El jefe del Ejecutivo ha decidido adelantar las elecciones después de que el Congreso rechazase esta misma semana su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019. Es la segunda vez que ocurre, la primera fue 1995 con Felipe González, provocando también la convocatoria de elecciones anticipadas.

Las últimas elecciones generales se celebraron el 26 de junio de 2016, teniendo que ser convocadas por el Rey en una situación insólita ante la incapacidad de los grupos parlamentarios para apoyar la investidura de un presidente del Gobierno tras los comicios de diciembre de 2015.

Tras estas segundas elecciones de junio de 2016, Mariano Rajoy fue investido presidente del Gobierno en octubre de ese año con mayoría simple en segunda vuelta, con apoyo del PP, Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias; y la abstención de gran parte de los diputados del PSOE.

Esta postura de los socialistas provocó que Pedro Sánchez dejara el escaño en el Congreso, aunque recuperaría el liderazgo del partido en las primarias que los socialistas celebraron en mayo de 2017 imponiéndose en primarias a la entonces presidenta andaluza, Susana Díaz, y al histórico dirigente vasco Patxi López.

Un año después de erigirse de nuevo como líder de los socialistas, Sánchez dio el paso de presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy tras la sentencia de la Audiencia Nacional condenando al PP como partícipe a título lucrativo de la trama Gürtel.

La moción fue debatida en el Congreso los días 31 de mayo y 1 junio de 2018 y fue aprobada con 180 votos a favor, 169 en contra y 1 abstención. Votaron a favor los diputados del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias.

Ocho meses después, Sánchez ha anunciado la convocatoria de elecciones generales poniendo así fin al Gobierno más breve de la democracia. Los comicios del 28 de abril serán las decimocuartas elecciones desde la Transición y las terceras de Felipe VI como Rey.