CONVOCANTE DE LA MARCHA POR LA LIBERTAD

Marta Molinero: “Hace falta una estrategia conjunta para confrontar con quienes quieren privarnos de nuestra libertad”

Licenciada en Trabajo Social, Marta Molinero, de 24 años, desgrana los motivos que, a su juicio, existen para asistir a la Marcha por la libertad este sábado en Pamplona.

08.02.2020 | 20:34
Maite Molinero, delante del Monumento a los Fueros.

Marta desgrana los motivos que, a su juicio, existen para asistir a la Marcha por la libertad este sábado en Pamplona.

pamplona - Personas de diferentes movimientos sociales han convocado la Marcha por la libertad para este sábado en Pamplona. Partirá a las 17.30 horas desde el Ayuntamiento y finalizará en el paseo de Sarasate junto al Monumento a los Fueros. La iniciativa cuenta de momento con el respaldo de los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, CGT; los colectivos Ahaztuak, Autobús de la Memoria, Sanfermines 78, Coordinadora Amapola del Camino, Coordinadora Martxoak 8; las organizaciones juveniles Ernai y Gazte Komunistak; así como AEK, AHT Gelditu, Alter-Nativas, Altsasukoak Aske Plataforma y Euskal Herrian Euskaraz. Una de sus convocantes, Maite Molinero, expone algunas de las razones para asistir.

¿Por qué han convocado una marcha por la libertad?

-Hemos percibido que en la calle hay mucha preocupación ante las elecciones autonómicas y estatales. Se habla continuamente del auge de la ultraderecha, que en Navarra no es algo nuevo, sino que siempre ha existido, ya que hemos tenido un régimen muy potente de derechas. Con el cambio político de 2015 hemos avanzado bastante, pero la derecha sigue muy presente y entendemos que estamos ante un buen momento para salir a la calle.

¿Y para confrontar políticamente con la derecha no es más conveniente preparar una gran movilización?

-Nuestra idea es aglutinar en torno a esta reivindicación a diferentes partes de la sociedad, como mujeres, pensionistas, inmigrantes, trabajadores, y que se visualice la unión entre personas y colectivos de ámbitos diferentes.

Le preguntaba lo de la gran movilización porque estamos a las puertas de la protesta del 8 de marzo, que sí tiene la pinta de que volverá a ser masiva como en 2018.

-Es verdad que en ocasiones si se convocan muchas manifestaciones la gente se satura. Pero si no salimos a la calle tampoco se va a conseguir nada. El 8 de marzo va a ser potente, pero porque dos semanas antes esté esta marcha no creo que vaya a restar energías. Incluso podría servir para cargar pilas de cara al 8-M.

Por lo que dice, no faltan motivos para la protesta.

-Desde luego que no. Últimamente estamos viendo el bombo que algunos medios dan a la derecha y a sus posibles alianzas que van en la línea de impone más recortes. En los últimos años todos hemos visto vulnerados derechos laborales, se han aprobado leyes represoras, se ataca la libertad de expresión, no cambia la política penitenciaria... Por ello, hay que formar una estrategia conjunta para confrontar con quienes puedan venir a privarnos de nuestra libertad y nuestros derechos y para dar respuesta a las consecuencias de la reforma laboral, el recorte de las pensiones, etc. Al final son recortes de las libertades que ya hemos sufrido y queremos acabar con ellos.

¿Cree que el supuesto auge de la derecha es hoy una amenaza real?

-A nivel estatal es mucho más fuerte que en Nafarroa. Pero no olvidemos que la derecha ha mandado toda la vida y aquí no hemos sido ajenos a ello.

¿Perciben esta marcha como una forma de ir sumando fuerzas de cara a las elecciones?

-Sí, pero ponemos el foco en las autonómicas. De hecho, cuando se empezó a preparar esta manifestación ni siquiera estaban convocadas las generales.

¿Temen que en Navarra pueda no revalidarse la mayoría de 2015?

-Estamos ante un momento en el que se propagan mensajes muy difusos. Llegan nuevos partidos como Ciudadanos o Vox, que pueden crear confusión entre la ciudadanía y quizá puedan sorprender, aunque no debería ser así.

La marcha por la libertad se ha convocado en el 38º aniversario del Tejerazo. ¿Se ha buscado una fecha con simbología?

-Ha sido más casualidad, ya que no había demasiadas fechas para convocarla porque no queríamos que estuviera muy cerca del 8-M. Pero sin duda es una fecha muy simbólica. Del 23-F casi todos salieron impunes por haber sido quienes fueron y ahora no estamos dispuestas a que ocurra nada parecido.