Felipe VI sostiene en su regreso a Catalunya que “España es una democracia plena”

08.02.2020 | 21:13

barcelona - Felipe VI aseguró ayer ante el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que España está reconocida mundialmente como una "democracia plena", con "instituciones sólidas" y con una Constitución que ha representado un "éxito político sin precedentes" en la historia del país. El rey reivindicó la consideración internacional que tiene la democracia española en su discurso en la cena de inauguración del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona ante Torra y la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau.

Ni Torra, ni Colau participaron en el saludo protocolario al jefe del Estado a su llegada al Museu Nacional d'Art de Catalunya, aunque en el cóctel previo al convite, le estrecharon la mano, sin pararse a hablar con él.

Don Felipe, en un discurso pronunciado casi íntegramente en inglés, con algunos extractos en castellano y en catalán, ensalzó la solidez de las instituciones democráticas españolas en un contexto marcado por la celebración estos días en el Tribunal Supremo del juicio contra los principales dirigentes catalanes acusados de organizar el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, que Torra tachó el sábado de "farsa".

Después de que el miércoles don Felipe afirmara que "no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima de la ley", no hizo ninguna mención al desafío independentista ante los 200 invitados a la cena de apertura del Mobile.

Por su parte, Torra destacó la "lucha constante" de Catalunya en defensa de los "derechos humanos universales" y sus "derechos civiles y colectivos". También en inglés, recordó al expresident Carles Puigdemont, que "hace dos años" fue el encargado de ofrecer este "discurso de bienvenida", y a los exconsellers que "hoy no pueden estar" en esta cena, en alusión a los miembros del anterior Govern que están procesados en la causa judicial del 1-O.

Según Torra, que lució el lazo amarillo de apoyo a los políticos independentistas que están presos, Catalunya es "un país que ha hecho de su voluntad de existir su signo de identidad", un sitio donde "amamos la democracia por encima de todo. Así ha sido en el pasado y así es hoy. Y así continuará siendo en el futuro, porque nunca renunciaremos a los principios de Pau Casals, de cultura, talento y libertad", apostilló el presidente de la Generalitat, que se sentó enfrente del rey en el banquete.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aprovechó para reivindicar los "valores republicanos" de "libertad, igualdad y fraternidad" ante Felipe VI, tras alertar contra "el auge de populismos de extrema derecha".

El menú de la cena ha consistido en verduritas salteadas con merluza, pularda con manzana caramelizada y castañas y mousse de limón, todo ello regado con vinos del Penedés y Rioja y cava Freixenet.

Con motivo de la presencia de Felipe VI en Barcelona, varios centenares de personas, congregadas por los Comités de Defensa de la República (CDR), quemaron fotos del monarca y lanzaron proclamas como "muera el Borbón", "libertad presos políticos" o "no es un juicio, es una farsa".

También cortaron la Gran Vía a la altura de la plaza España, pero no pudieron acceder a la explanada del museo debido al amplio cordón de seguridad establecido por los Mossos d'Esquadra. - Efe