Los historiadores acusan a Obrador de intentar distraer de sus problemas internos

Advierten de que la petición del presidente mexicano puede abrir una cadena de perdones históricos

09.02.2020 | 02:20

pamplona - La pretensión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de que España pida perdón es anacrónica, "patética", insensata, alimenta el "presentismo" y es una medida de distracción de sus problemas internos, según historiadores consultados por Efe.

Manuel Lucena Giraldo, investigador del CSIC en el grupo de Estudios Comparados del Caribe y Mundo Atlántico, considera "patético" que el presidente de México recupere "el nacionalismo indigenista de la revolución mexicana en el siglo XIX". "La Conquista la hicieron los indígenas que no eran aztecas. Los españoles eran cuatro gatos, 600 frente a 150.000 habitantes, y Tenochtitlan fue tomada con ayuda de los tlaxcaltecas, la infantería de la conquista. A quien tiene que preguntar es a sus propios nacionales indígenas", recalca. "Eso que López Obrador y Podemos hablan de conquista es una conquista de unos indígenas sobre otros". En este mismo sentido, el secretario de la Academia de Historia, Feliciano Barrios, en posesión de la mayor condecoración del Estado mexicano, el Águila Azteca, recuerda que en cada época se actúa frente a unos planteamientos morales y éticos y por eso hay que huir del "presentismo" y se pregunta dónde podría acabar "una cadena de perdones históricos: ¿Por dónde empezamos? ¿Roma? ¿Numancia?.

La profesora de Historia de América de la Universidad de Valladolid María Carmen Martínez coincidió en que los hechos del siglo XVI hay que valorarlos en el siglo XVI. Obrador, según el hispanista británico Henry Kamen, "no sabe mucho de la Historia de su país, actúa por ignorancia o motivos electorales". - D.N.